mediaset cree que hay un boicot orquestado

Telecinco estudia suspender la emisión en directo de 'GHVip' por la rebelión en Twitter

Mediaset ha contratado a una empresa de ciberseguridad para localizar a los usuarios que en los últimos días han emitido hasta 2.000 mensajes a favor del boicot a la cadena de Paolo Vasile

Foto: Belén Esteban y Kiko Rivera en 'Gran Hermano VIP' (EFE)
Belén Esteban y Kiko Rivera en 'Gran Hermano VIP' (EFE)

Telecinco podría dejar a sus fieles telespectadores sin la señal ininterrumpida de la casa de Gran Hermano VIP en Guadalix de la Sierra. Mediaset está estudiando suspender la emisión en directo del día a día de los concursantes en la web Mitele.es para evitar que sus contenidos sean utilizados como arma arrojadiza por quienes, desde las redes sociales y, a su juicio, están orquestado una campaña coordinada contra su imagen, contra Sálvame, y contra los anunciantes que se promocionan en ese programa.

La cadena de Fuencarral ha seguido en los últimos días y con enorme atención la evolución de las campañas “#boicotanunciantessalvame” y “#apagonsalvame”, que fueron trending topic muy destacado desde el martes por la noche hasta el pasado viernes. Una revuelta en las redes sociales originada por el apoyo del programa de Jorge Javier Vázquez a su colaboradora Belén Esteban y que ha degenerado en una campaña contra Telecinco.

Así al menos lo juzga Mediaset, que no considera casualidad el último fuego montado en Twitter contra ellos. Como ya informó este diario, la cadena ha detectado cuentas de usuarios con hasta 2.000 mensajes en Twitter contra Telecinco. Por eso ha contratado una compañía de seguridad cibernética para seguir lo que califican como un “boicot para deteriorar la imagen de la compañía y de sus programas más exitosos”.

Paz padilla y jorge javier vázquez, presentadores de 'sálvame'
Paz padilla y jorge javier vázquez, presentadores de 'sálvame'

Gracias a los servicios de esta empresa, Telecinco ha descubierto que el origen de los hashtag #apagonsalvame y #boicotanunciantessalvame están en una misma cuenta. También que existe un usuario que sólo ha publicado tuits contra Mediaset, sus cadenas y sus trabajadores desde la creación de su perfil. O que los usuarios involucrados en el boicot han eliminado la fecha de creación de su cuenta pero que, tras ser investigados, se ha descubierto que fueron creadas en enero. Por último, han detectado a usuarios con 1.099 tuits llamando al boicot contra Sálvame y sus anunciantes, y otros con cifras que de casi un millar de mensajes (945, 804 y 779 tuits en tres casos diferentes).

Contra Vasile

La campaña pretendía continuar este lunes con el ataque al consejero delegado de Mediaset España, bajo el hashtag #Vasileapagonsalvame. Pero la resaca de la gala de los Oscar o el eco del terremoto han evitado que ese lema se convirtiera en uno de los más tuiteados del día. Telecinco asegura también que buena parte de los de los promotores de la campaña están vinculados a través de sus cuentas y sus acciones con los conocidos Coto Matamoros, hermano de uno de los colaboradores de Sálvame, y Pipi Estrada, exrostro habitual de la cadena.

Sea como fuere, lo cierto es que las redes han vuelto a despertar en estos últimos días viejos fantasmas, como los del apagón de La Noria en 2011, atacando de nuevo por el flanco más débil para Mediaset, que, si bien, no teme una desbanda de anunciantes, sí que siente todas estas campañas sobre su cuenta de resultados y sobre sus tarifas publicitarias, sensiblemente más bajas que las de su director competidor, Atresmedia.

La señal en directo de Gran Hermano VIP la siguen, según datos de la cadena, una media de 250.000 internautas. Un contenido que, de seguir con los problemas de los últimos días, sólo le ocasiona tensiones con sus anunciantes y argumentos en forma de arma arrojadiza para sus detractores. La decisión se está meditando en las oficinas de Paolo Vasile

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios