SEGÚN UN INFORME DE CAIXABANK

Mediaset y Antena 3 perderán 185 millones si el Gobierno retoma la publicidad en TVE

Atresmedia y Mediaset perderían 185 millones de euros con la vuelta total de la publicidad a TVE. 90 la televisión de Planeta y otros 95 la de Paolo Vasile.

Foto: 'MasterChef' es uno de los programas más rentables de TVE por sus patrocinios. (EFE)
'MasterChef' es uno de los programas más rentables de TVE por sus patrocinios. (EFE)

Un escenario ficticio en el que Televisión Española (TVE) recuperase toda la publicidad que perdió en 2009 con el cambio de modelo de financiación tendría un impacto muy negativo sobre las cuentas de resultados de sus dos principales competidoras privadas, Atresmedia y Mediaset. De hecho, ambos conglomerados perderían 185 millones de euros, 90 la televisión de Planeta y otros 95 la de Paolo Vasile, según un informe elaborado por CaixaBank. Dicho documento contiene recomendaciones de inversión en el sector televisivo y dibuja otros posibles escenarios, como una vuelta parcial de la publicidad al horario prime time o un mayor incremento de patrocinios.

La amenaza de la vuelta de la publicidad a TVE pende sobre las principales cadenas privadas desde que, el pasado mes de noviembre, el PP presentase en el Congreso una proposición no de ley que reclamaba un modelo “sostenible de financiación” que, junto a los recursos públicos destinados por Hacienda, fomente la obtención de ingresos comerciales, “incluidos los derivados de la participación en el mercado de la publicidad”. La propuesta no detalla en qué medida podría ser este retorno, pero lo cierto es que no sólo el PP tantea esta posibilidad a corto o medio plazo. Como ya informó este diario, formaciones como Podemos, segunda en intención de voto en el último barómetro del CIS, abogarán también por ello en su programa político.

La vuelta total de la publicidad serviría, según las estimaciones de CaixaBank, para que la Corporación pudiese cerrar sus cuentas, por primera vez desde 2009, en positivo y con un superávit de 37 millones de euros. Y es que, en ese escenario, RTVE obtendría unos ingresos publicitarios de 278 millones de euros, basados en una hipotética cuota de share del 16,7% y el 13,6% del mercado publicitario. Y eso que TVE también dejaría de ingresar, igualmente, otros 31 millones en concepto de patrocinios (la fórmula que hasta ahora explota la cadena en programas como MasterChef o en el canal Teledeporte), 58 millones procedentes del canon que se les cobra a Mediaset y Atresmedia para financiar la pública y 29 millones de los operadores de pago (Digital+). Este escenario se construye, igualmente, sobre la base de que TVE implemente un ahorro en sus costes por 30 millones de euros.

Aunque la medida podría ser una tabla de salvación para TVE y un alivio para Cristóbal Montoro, este escenario se antoja poco realista. Porque contraviene la actual Ley Audiovisual y porque podría generar problemas con la regulación europea, que impide que un ente público tenga un modelo de doble financiación.

Más realista sería una segunda opción, el regreso parcial de la publicidad al horario de máxima audiencia, el prime time. En este otro escenario, el informe de CaixaBank considera que el impacto sobre las arcas de Atresmedia y Mediaset sería de 68 millones de euros. TVE le restaría 32 millones a los canales de Antena 3 y otros 34 millones a los Telecinco y Cuatro.

Pero el informe avisa que una vuelta parcial no arreglaría la debacle económica de la tele y generaría tensión en los precios publicitarios del mercado. La Corporación obtendría en este supuesto unos 139 millones (la mitad que en el escenario anterior), pero dejaría de ingresar otros 87 de las cadenas privadas. Por lo tanto, el saldo neto seguiría siendo un déficit de 92 millones de euros. 

Elevar la vía de los patrocinios hasta los 123 millones

La tercera opción pasa por incrementar la vía de los patrocinios hasta el 6% de la cuota del mercado publicitario, operación que reportaría, según esta estimación, unos 123 millones de euros para RTVE. Esto, unido a unos ajustes en los costes de 30 millones de euros, situaría a la televisión pública muy cerca del break even solicitado por el Gobierno. Atresmedia y Mediaset, por su parte, perderían 38 y 40 millones de euros cada una.

La Corporación cerró 2014 con un déficit disparado en 133 millones de euros. Una de las primeras medidas adoptadas por su nuevo presidente, José Antonio Sánchez, fue solicitar a Hacienda una mayor compensación por servicio público para neutralizar el déficit arrastrado en 2014. En los dos últimos años, el PP ha recortado 250 millones de euros el presupuesto de 1.200 millones que la ley fija para la televisión y la radio públicas. Pero pese a esos recortes, sólo entre 2010 y 2013, el saldo negativo suma casi 280 millones de euros.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios