La CNMC pone contra las cuerdas la venta de Digital+ pactada por Prisa y Telefónica
  1. Comunicación
Prisa espera recibir 750 millones

La CNMC pone contra las cuerdas la venta de Digital+ pactada por Prisa y Telefónica

La compra de Digital+ pactada por Telefónica y Prisa amenaza con embarrancar. La CNMC amenaza con imponer severas condiciones a la transacción

placeholder Foto: El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), José María Marín (EFE)
El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC), José María Marín (EFE)

La compra de Digital+ por Telefónica amenaza con embarrancar. Y es que, según aseguran fuentes conocedoras del procedimiento, la información preliminar que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha trasladado a los operadores afectados contempla obligaciones a la ‘teleco’ que podrían rebajar de forma radical su interés por tomar la plataforma de pago. Un paso lateral que supondría un duro golpe para el Grupo Prisa, que desde hace meses cuenta con embolsarse los 750 millones de euros comprometidos en la transacción.

Telefónica notificaba la compra de Digital+ a la CNMC el pasado 21 de octubre, con el fin último de obtener su preceptivo plácet. Como era de esperar, el pleno de la Comisión anunciaba un mes después el inicio de una segunda fase de análisis, al considerar que la venta podría “obstaculizar significativamente” la competencia efectiva en distintos mercados relacionados como la televisión de pago, contenidos audiovisuales y servicios de comunicaciones electrónicas. En esta etapa del proceso, el regulador recaba información, elabora un informe técnico y escucha las alegaciones de los implicados.

De momento y de acuerdo con las fuentes citadas, la CNMC habría planteado a Telefónica como condición sine qua non para aprobar la operación la apertura de sus contenidos al resto de operadores, incluso mediante la elaboración de paquetes de canales preparados para su comercialización y que la competencia de la multinacional de César Alierta pudiera revender. Las tesis del regulador incluso pasan por que dichas ofertas –que deberían incluir los mejores canales que atesora Digital+– vayan más allá del satélite e incluyan otros soportes, como la fibra óptica.

“Telefónica ha trasladado a la CNMC que, si no se suavizan las condiciones de comercialización de los contenidos, la operación puede dejar de tener interés”, aseguran fuentes próximas al regulador. Aunque la teleco superaría con la operación el 80% del mercado de la televisión de pago, el argumento que tradicionalmente ha mantenido la compañía es que esta apenas alcanza una penetración del 20% en España, lejos del porcentaje consignado en el resto de la Unión Europea, un escenario que avalaría unas condiciones confortables una vez se sustancie el expediente.

Abrir canales

Aunque con matices, desde el principio ha habido pocas dudas de que Telefónicatendríaque liberarcanales si queríala aprobación del supervisor. No en vano y como publicóEl Confidencial, la CNMC ha tomadocomo referencia para abordar el expedientelas muy duras condiciones que ya en su día la Comisión Nacional de Competencia (CNC)planteó a la operadora yMediaset cuando ambos apostaron por tomar un 22% de la plataforma de pago allá por el año 2010. Tanto empantanaron la operación dichas restricciones que incluso tuvo que modificarse su diseño radicalmente para sacarla adelante.

En concreto, la autoridadanti-trustobligaba a la nueva Digital+ de tres socios a abrir al menos el 50% de los canales que atesoraba la plataforma a otros competidores en el segmento del pago. Más inquietante, forzaba el acceso a aquellas frecuencias "que contenganderechos de emisión en exclusiva de partidos de la Liga y Copa de S.M. el Rey". Los nuevos requisitos van en la mismadirección, aunque agravan su impacto al forzar incluso a paquetizar la oferta.

Sacar rédito a la televisión de pago de Prisa parece una tarea hercúlea a la vista de los desperfectos que Digital+ ha provocado en la editora deEl Paísy hastaen las patrimoniales de la familia Polanco. La propia compañía explicaba recientemente a la CNMV que la baja tasación del activo en el momento de su venta enlazaba con las "necesidades de caja de la DTS [Distribuidora de Televisión Digital S.A.] en el corto plazopara hacer frente a su plan de negocio y a las inversiones necesarias para poder mantener su posición en el mercado". Para tomar nota y jugar todas las cartas.

El País Televisión Unión Europea Digital+
El redactor recomienda