¿Existe una caza de brujas en el Telediario?
  1. Comunicación
LOS ÚLTIMOS CAMBIOS SUBLEVAN A LA PLANTILLA

¿Existe una caza de brujas en el Telediario?

Tensión en TVE. Los profesionales hablan de caza de brujas; la dirección de los informativos sostiene que solo son 15 cambios entre 811 trabajadores

Foto: Equipo de los telediarios de TVE cuando todavía los dirigía Julio Somoano. (Efe)
Equipo de los telediarios de TVE cuando todavía los dirigía Julio Somoano. (Efe)

“En los dos últimos meses y por razones profesionales, exactamente 15 cambios en una plantilla de 811 informadores”. La dirección de los Servicios Informativos de Televisión Española (TVE) reconocía el pasado martes con total naturalidad el relevo de casi todos los responsables que están detrás de las secciones sensibles de los Telediarios y de hasta algunos redactores que han sido recolocados forzosamente en los últimos días. Como Juan Carlos González, último caso conocido, seis años al frente de la información laboral de la televisión pública, y ahora destinado a un programa de segunda categoría, En lengua de signos. Caso que se suma al despido en Cataluña de Cristina Puig, presentadora hasta la semana pasada de El debat de la 1.

Ambos cambios han sido la gota que ha rebasado la paciencia de los profesionales que están tras las cámaras de los Telediarios, que esta misma semana se han agolpado, en el comedor de Torrespaña, en una de las asambleas más numerosas que se recuerdan -casi un centenar de personas- dentro de la Casa. El malestar es mayúsculo. Hasta el punto de que el órgano que les representa, el Consejo de Informativos, ha denunciado públicamente que la dirección que encabeza José Antonio Álvarez Gundín, exdirector de Opinión del diario La Razón, está ejecutando un proceso de “purga” y una “caza de brujas” contra los trabajadores que no se pliegan a las consignas de partido.

“Es la culminación de un proceso”, explica el presidente del Consejo de Informativos, Alejandro Caballero. “Dicen que solo han hecho 15 cambios entre 811 personas y eso ya parece un sarcasmo porque 15 son muchos -añade tras matizar que solo en el TD trabajan un centenar de personas. 800 trabajan en todo Torrespaña-. Es un proceso que con Álvarez Gundín se ha acelerado. Con la excusa de que cada jefe tiene derecho a nombrar a su equipo de confianza, lo que se ha hecho es ir desplazando a profesionales de todos los niveles sin tener en cuenta ni su trayectoria ni sus méritos”.

No es la primera vez que se escuchan estos ecos dentro de la tele de todos. Años atrás, el expresidente de la Corporación, Leopoldo González Echenique, se defendía de las críticas sobre la parcialidad de sus Telediarios despejando hacia afuera. Sacaba pecho de que de las 35 personas que formaban parte de la estructura de Informativos, 17 se habían mantenido. Y añadía, como dato positivo, que cuando ganó el PSOE las elecciones, de los 19 profesionales de la ‘era Urdaci’, 14 hicieron las maletas.

González Echenique acabó defenestrado. “La nueva cúpula de RTVE monta al fin la 'tele de Génova' tras el fiasco de Soraya”, publicó entonces este diario. No había ‘cortado’ suficientes cabezas y para ello se aprestaban los recién nombrados José Antonio Sánchez, que cobró dos veces de la contabilidad b de Luis Bárcenas, y el nuevo director de informativos, Álvarez Gundín.

La escabechina, que se vaticinaba entonces, parece ya totalmente ejecutada. Gundín y su equipo han respondido con igual dureza al comunicado del Consejo de Informativos. “La Dirección de los Servicios Informativos rechaza categóricamente la calificación de 'caza de brujas' que emplea el Consejo de Informativos para desacreditar los cambios realizados en la organización de la Redacción”, reza la nota. “También considera disparatado que el citado Consejo, inmerso en un proceso electoral interno, utilice expresiones como “purga”, “miedo” o provocación”.

En efecto, el Consejo debe renovarse el próximo mes de febrero. Pero, igualmente, el apoyo que ha recibido su último comunicado ha sido casi unánime entre la redacción. Esta figura, creada por la Ley que rige Televisión Española y que cuenta con 13 personas elegidas por votación de los trabajadores, está concebida como un órgano interno de participación de los profesionales de la información de TVE “para velar por su independencia y la objetividad y veracidad de los contenidos informativos difundidos”.

“Es algo en lo que insistimos hasta la saciedad -añade Caballero-. La ley nos da la misma fuerza institucional que a la presidencia de RTVE o al Consejo de Administración. Es una institución más del entramado de RTVE. Pero la función que nos encomienda la ley no podemos cumplirla si nuestras quejas no tienen ningún recorrido”.

Una de las reivindicaciones recurrentes de este Consejo es que los profesionales de la Corporación puedan desarrollar una carrera definida al margen de los vaivenes políticos de turno. Algo que, desde la llegada del PP al Gobierno y el nombramiento del anterior presidente por minoría simple en el Congreso, queda en entredicho caso tras caso. Con la llegada de profesionales de fuera de la Casa o con el llamamiento a dedo de otros trabajadores procedentes de Radio Nacional de España con nula o muy poca experiencia en televisión.

Del equipo de Somoano, Gundín solo ha mantenido un par de nombres, como el de José Gilgado, director de Servicios Informativos Diarios, que fue traído por Somoano de Telemadrid. El otro caso es el de Nacho García Mostazo, director de Los Desayunos, y repescado también de Telemadrid. Al frente de Economía, Gundín ha depositado su confianza en Cecilia Gómez Salcedo, que fue destituida el año pasado como directora de Programas y Gestión tras probarse que envió un correo electrónico a una de las consejeras del PP con una ‘lista negra’ de los trabajadores que supuestamente formaban el ‘comando Rubalcaba’. Una de sus primeras acciones como responsable de la sección ha sido la de deshacerse, como se ha dicho, del redactor de Laboral. Al frente del Telediario Matinal, por su parte, se fichó en julio y se ha recontratado recientemente a Indira García, traída expresamente para ello desde Canal Extremadura Televisión. Al frente de la edición del TD1 figura, por otra parte, Álvaro Fernández, procedente de Cadena COPE.

“Si miras la estructura de los servicios informativos a nivel de editores, jefes de área, adjuntos de jefes de área y en el último caso redactores de base, hay un cambio radical con respecto a la época en la que esta tele tenía calidad y tenía credibilidad reconocidas. Eso creo que lo dice todo”, concluye Caballero, que liga los cambios al inicio de un año electoral especialmente delicado para el Partido Popular. “Creemos que lo que se está haciendo es intentar meter miedo a la gente para que sea sumisa y para quebrar su independencia”.

TVE RTVE
El redactor recomienda