TRAS LA ELIMINACIÓN DE OCHO CANALES EN TDT

MTV justifica su adiós a la televisión en abierto por la elevada incertidumbre legal

El caos regulatorio que durante la legislatura ha traído de cabeza a sectores como el energético o el audiovisual termina pasando factura al país.

Foto: Imagen promocional facilitada por el canal MTV de los participantes de 'Gandía Shore'
Imagen promocional facilitada por el canal MTV de los participantes de 'Gandía Shore'

El caos regulatorio que durante la legislatura ha traído de cabeza a sectores como el energético o el audiovisual termina pasando factura al país. Eso sí, a veces hay que esperar algún tiempo para conocer las razones reales por las que una gran empresa internacional toma algunas decisiones. MTV Channel, firma dependiente de Paramount y el gigante del entretenimiento Viacom, anunciaba el cese de sus emisiones en abierto en TDT el pasado mes de enero. El movimiento se explicaba por un acuerdo entre la matriz y Canal+ para mudarse al pago. Ahora se sabe que la situación regulatoria ayudó más bien poco.

“Ante la situación de incertidumbre generada en el panorama audiovisual español por la sentencia de la Sala Tercera del Tribunal Supremo de 27 de noviembre de 2012, que anuló el acuerdo del Consejo de Ministros de 16 de julio de 2010 por el que se asignó a cada una de las sociedades licenciatarias del servicio de televisión digital terrestre la capacidad equivalente a un múltiple digital de cobertura estatal integrado por cuatro canales, la sociedad ha llegado a un acuerdo con Sociedad Gestora de Televisión NET TV, S.A. respecto al cese de las emisiones del canal”, subraya la compañía en la memoria a las cuentas anuales correspondientes al año 2013.

Al mismo tiempo, añade que había decidido suscribir “un acuerdo con Canal+ por el que la plataforma de pago emitirá desde el 7 de febrero de 2014 los contenidos de dicho canal”. Cuatro años antes, a mediados de 2010, MTV se constituía en el tercer canal del múltiple de Vocento, tras La 10 e Intereconomía, cadenas ambas hoy desaparecidas. La sentencia del Supremo que menciona la firma estadounidense amenazaba desde finales de 2012 con arrebatar a la editora de ABC dos de las cuatro frecuencias que mantenía en su oferta. Un temor que terminó convirtiéndose en realidad, cuando nueve canales fundían en negro a mediados de 2014 para cumplir con las resoluciones judiciales.

El presidente de Vocento, Rodrigo Echenique (Efe)
El presidente de Vocento, Rodrigo Echenique (Efe)

De hecho, editores nacionales afectados por el conflicto apuntaban ya en el propio 2012 que grandes productoras internacionales como Disney, Paramount o Discovery estaban presentes en el mercado español y que alguna de ellas había ya expresado su incomprensión por el cambio de reglas a mitad del partido. En un momento de prima riesgo elevada, el propio embajador estadounidense en Madrid, Alan D. Solomont, se dirigía en aquellos días en conference call a unas 40 multinacionales norteamericanas presentes en España –entre ellas Warner- y acogía sus críticas respecto a los problemas regulatorios existentes en diferentes sectores de la economía española.

El lastre de la inestabilidad

La sociedad, de hecho, vincula directamente el empeoramiento de sus datos durante el año 2013 con la progresiva deriva del entorno regulatorio. “En su tercer año de emisión en TDT, MTV comienza con unos muy buenos datos de audiencia pero con una tendencia descendente cuando avanzan los meses, hecho determinado claramente por la situación de inestabilidad en el sector”. La cadena musical facturó en el ejercicio 24,24 millones de euros, en línea con los 24,98 del ejercicio precedente. Ese desempeño le permitió anotarse un beneficio neto de 2,19 millones, también en la senda de los 1,85 registrados en 2012.

Por otra parte, la evolución del múltiple digital presenta sus luces y sombras en el último año de MTV como inquilino. Como publicó El Confidencial, NET TV admitía en sus últimas cuentas un deterioro de la rúbrica de préstamos y partidas a cobrar en el año por importe de 4,71 millones de euros, una cantidad que ya no prevé recuperar. Un agujero motivado por los problemas financieros y los impagos de Intereconomía, que atesora un 25% de la empresa. En esta línea, la deuda con la casa de las sociedades con influencia significativa se eleva a 6,14 millones. Paradójicamente, la sociedad ganó en el año la nada desdeñable cantidad de 3,94 millones de euros

La pérdida de nueve canales no zanja el problema de la inseguridad jurídica en la TDT. No en vano el mismo Tribunal Supremo debe decidir en breve sobre la supervivencia de otros ocho canales, en tela de juicio por la misma causa que los nueve eliminados. Por si fuera poco, el 1 de enero de 2015 debía quedar liberado el ancho de banda en el espectro que hoy ocupan las televisiones para dar paso a los servicios de 4G y a las telecos, que ya han pagado por ello. Ante la tardanza del Gobierno en aprobar el plan para la liberación del llamado dividendo digital, el propio ministro de Industria, José Manuel Soria, asumía esta semana que habría una prórroga. Todo un ejemplo de rigor y seriedad. 

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios