niega tener fondos en paraísos fiscales

Jaume Roures: "Jesús Polanco negociaría. Cebrián está por encima del bien y del mal"

El dueño de Mediapro, Jaume Roures, aseguró ayer que ni él a título personal ni la empresa que preside tienen o han tenido fondos en paraísos fiscales.

De la guerra del fútbol a la guerra total. El dueño de Mediapro, Jaume Roures, aseguró ayer que ni él a título personal ni la empresa que preside tienen o han tenido fondos en paraísos fiscales. Todo después de que el diario El País publicara el pasado domingo un reportaje en el que aseguraba que el empresario catalán poseía 250 millones de euros en 150 cuentas bancarias, de ellos 75 millones en enclaves de baja tributación o centros financieros offshore. De los países citados por el diario de Prisa, la productora sólo admitió poseer tres cuentas en Singapur, con un saldo de 47.727,25 dólares de ese país, apenas 29.260 euros. Del resto, nada. Y avanzó una querella contra el rotativo.

De hecho, Roures explicó que Singapur centraliza financieramente las operaciones del grupo en Asia, y facilitó la documentación remitida por el banco sobre los últimos movimientos de esas cuentas. El mayor saldo que consta no llega a 35.000 dólares. En entrevista con este diario tras la celebración de una rueda de prensa, el empresario apuntó al presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, como principal responsable del conflicto entre ambas partes, que se prolonga ya durante años. “Si Jesús Polanco estuviera vivo, esto no hubiera ocurrido. Lo hubiésemos resuelto negociando, que es como se resuelven las cosas. Pero como Cebrián se cree que está por encima del bien y del mal, pues…”.

En esta línea, insistió en que el capo de la propietaria de la Cadena SER “lo que tiene que esconder es su nefasta gestión, que ha llevado al grupo al desguace”. Y aludió a los métodos sicilianos del factótum de Prisa, “por ser suave”. Según El País, Mediapro dispondría de cuentas en Gibraltar –con un saldo a mediados de octubre de 33,2 millones–, San Marino –14,5 millones–; Suiza –11,5 millones–, y Liechtenstein, en la que se contabilizarían 9,5 millones más. También tendría presencia en Islas Caimán, con 4 millones de euros, y en la citada Singapur, con otros dos millones. “Es pura basura”, zanjó con convicción el ejecutivo, que emplazó al periódico a publicar los documentos.

Roures vinculó la información con los procesos judiciales actualmente en marcha que enfrentan a Mediapro con el Grupo Prisa. En concreto, el Tribunal Supremo ultima un fallo –que será el último, en tanto ya no es recurrible– sobre la guerra del fútbol, contencioso sobre los derechos audiovisuales de los clubes de fútbol que arrancó en el año 2006. Hay la friolera de 100 millones en liza. Además, ambas partes se enfrentan en la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional de París, a resultas de los acuerdos alcanzados en agosto de 2012 para la explotación de los derechos del balompié, cuyo coste Prisa considera inflado. Se prevé resolución pronto, en torno al mes de enero.

Crear desconfianza

“El objetivo es desacreditarnos y el daño es grande, reputacional. Genera desconfianza en el mercado, que digan de nosotros que hacemos cosas raras y no somos de fiar”, incidió el fundador de Mediapro, que se comprometió a entregar a diferentes ONG los 75 millones de los que habla la información de El País, “si es que alguien los encuentra”. Si no, desafió a Prisa a que ponga parte de esa cantidad con la misma finalidad. En todo caso, se dijo sorprendido por el reportaje, en tanto la editora de El País se encuentra en proceso de venta de Digital+, lo que hace que no sea un operador activo en la negociación centralizada de los derechos del fútbol que se abrirá para la temporada 2015-2016.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (E. Villarino)
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (E. Villarino)

Mediapro también destacó en la información facilitada a la prensa que El País confunde los enclaves en que la productora está radicada. “El grupo tiene 27 sedes en cuatro continentes, aunque por el momento no operamos en Canadá, Dinamarca, Luxemburgo, Rumanía, Polonia, República Dominicana ni en Nueva Zelanda, a pesar de lo que erróneamente asegura el periódico. Por el contrario, sí operamos en Mozambique, Angola, Bruselas, Francia, Gabón y Brasil, además de las restantes 21 sedes repartidas por todo el mundo”, expone en su nota, dejando claro que lo normal es tener cuentas abiertas en los países en los que está presente. "Se ha mentido de manera consciente y deliberada", expone la firma catalana. El tiempo –y casi con seguridad los tribunales– dictarán sentencia.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios