De 400 millones a apenas seis

Los Polanco dejan su sicav histórica al filo del cerrojazo tras retirar el 50% del capital

La familia Polanco camina con paso firme hacia la liquidación de la que ha sido su principal sicav a lo largo de los años. Ha retirado el 50% de los fondos

Foto: Ignacio Polanco en una imagen de archivo (EFE)
Ignacio Polanco en una imagen de archivo (EFE)

La familia Polanco camina con paso firme hacia la liquidación de la que ha sido su principal sicav a lo largo de los años, véase Nomit Global. Y es que, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la firma acaba de acometer una reducción significativa del capital en circulación, cercana al 50%, lo que reducirá a corto plazo el patrimonio de la firma al entorno de los seis millones de euros. Estas sociedades –vehículos de inversión de las grandes fortunas– requieren un capital mínimo de 2,4 millones de euros para funcionar.

"Con fecha 26 de noviembre de 2014, el capital en circulación de Nomit Global, Sicav, S.A., se ha reducido en un 47,97%", expone Sabadell Urquijo Gestión en una comunicación remitida a la CNMV el pasado 2 de diciembre. Según el último informe hecho público por la sicav, correspondiente al tercer trimestre de 2014, el patrimonio que manejaba entonces la sociedad apenas alcanzaba los 11,67 millones de euros. Paradójicamente, la reducción notificada acercará el capital en circulación al inicial suscrito, que se situó en 6,075 millones de euros.

Lejos queda el año 2007, cuando el clan empresarial atesoraba casi 400 millones de euros en sus diferentes nomits. Era antes de la crisis económica y de la demoledora opa presentada por el Grupo Prisa para hacerse con el 100% de Sogecable, una operación que requirió de una financiación importante por parte de diferentes entidades financieras y que situó la deuda de la editora de El País por encima de los 5.000 millones de euros. Desde entonces, la firma ha pasado más tiempo negociando la venta de activos y las refinanciaciones con los bancos que pendiente del negocio. 

En concreto, los Polanco llegaron a tener bajo la denominación Nomit –Timón escrito al revés, en honor a una de las sociedades patrimoniales de la familia– hasta tres sicavs diferentes. Nomit IV, la más potente, manejaba en 2007 un total de 205,4 millones; Nomit III contaba con 90,7 millones, y Nomit Inversiones se apuntaba otros 92. En total, más de 388 millones, de los que más de 380 se han esfumado. Tras progresivas retiradas de capital, los todavía principales accionistas del Grupo Prisa acordaban en septiembre de 2010 la integración de esas tres sociedades en Nomit Global, un ajuste que no ha frenado la sangría de fondos en los últimos meses.

Sede del Grupo Prisa. (EFE)
Sede del Grupo Prisa. (EFE)

De hecho, el mayor importe que los Polanco mantienen en sociedades de inversión colectiva se encuentra en Rucandio Inversiones, Sicav. S.A., firma en la que atesoran un patrimonio más o menos estable que se mueve entre 24 y 26 millones de euros desde 2011. Sin ir más lejos, a mes de septiembre de 2014, acumulaban 24,58 millones de patrimonio. Ignacio Polanco, presidente de honor de Prisa, figura como máximo responsable de la sociedad, gestionada por Santander Private Banking. Como consejero también aparece Adolfo Valero Cascante, histórico de Prisa y mano derecha de su fundador, Jesús Polanco.

Referentes simbólicos en Prisa

Esta pérdida patrimonial de la familia se ha producido en paralelo a los problemas de sus empresas y a su pérdida de peso en el capital del Grupo Prisa. En el primer caso, Timón consignaba el año pasado pérdidas por importe de 82,5 millones de euros, lastradas por los deterioros sufridos por sociedades de Prisa e incluso por la reforma eléctrica. En el segundo, los Polanco, que llegaron a controlar más de un 70% de la propietaria de la Cadena SER, apenas manejan hoy un 12% de la compañía, si bien la sindicación al clan del grupo que encabeza el empresario mexicano Roberto Alcántara Rojas –que recientemente invertía 100 millones de euros en el conglomerado– conforma un núcleo duro de control cercano al 20%.

El propio Alcántara concedía recientemente una entrevista a la revista mexicana Proceso en la que abordaba algunas de las claves del futuro de la compañía. En esta línea, dejaba claro que la presencia de los bancos –véase los Santander, La Caixa o Santander– en el accionariado de Prisa se iba a ir reduciendo con el tiempo, en tanto la intención de esas entidades financieras es ir vendiendo progresivamente sus acciones. En este marco, tampoco descartó que el consorcio que encabeza aumente su inversión en la compañía. Una evolución que, de producirse, dejaría a la familia Polanco bajo mínimos en el capital y como una referencia simbólica en el grupo. Vivir para ver.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios