Es noticia
Menú
Los dueños de 'El Mundo' reconocen que harán caja con su licencia de TV en España
  1. Comunicación
para cumplir con la banca

Los dueños de 'El Mundo' reconocen que harán caja con su licencia de TV en España

RCS Mediagroup tiene que realizar ventas por 100 millones antes de septiembre de 2015 para cumplir con la banca. Y su división española está en el foco

Foto: Gala de celebración de los 25 años de la fundación de 'El Mundo'.
Gala de celebración de los 25 años de la fundación de 'El Mundo'.

RCS Mediagroup, el gigante italiano dueño de Unidad Editorial, tiene que realizar ventas por importe de 100 millones de euros antes de septiembre de 2015 para cumplir con la banca. Y su división española no se libra de las desinversiones. Al punto que, según aseguró su consejero delegado, Pietro Scott Jovane, en la conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados la semana pasada, la firma podría desprenderse de su negocio de televisión en España, aprovechando su mayor valor en los próximos meses a lomos de la recuperación de la publicidad que actualmente se observa en el sector audiovisual.

“La mejora del mercado publicitario en España es positiva para nosotros, en términos de la posibilidad de vender nuestros canales de televisión. No en vano, estaremos en una posición mejor en unos pocos meses considerando su evolución”, expuso Jovane para poner en valor el aplazamiento concedido por la banca –del 31 de diciembre de 2014 a septiembre de 2015– para acometer esas ventas. “Nos ha permitido adecuar la ejecución del proceso para optimizar el precio”, subrayó, dejando claro que también será fundamental que se clarifique el actual marco legal para las empresas que operan en España.

La eliminación de nueve canales el pasado mes de mayo para cumplir con una sentencia del Tribunal Supremo dejó a Unidad Editorial sin la mitad de su oferta. Según el fallo, se perdían las dos frecuencias otorgadas a Veo TV sin concurso durante la era Zapatero. Más inquietante, aún está pendiente otra sentencia del Alto Tribunal que podría suponer la eliminación de otros ochos canales con argumentos semejantes. Un factor de incertidumbre que recorre todo el sector. “Es un elemento clave”, aseguró Jovane, que dejó claro que, a la vista de los plazos existentes, cualquier desinversión se encuentra en fase inicial o simplemente “en marcha”.

La Ley Audiovisual contempla en su artículo 29 la posibilidad de efectuar negocios jurídicos con licencias de comunicación audiovisual, matizando que requerirán “autorización previa de la autoridad audiovisual competente”. También que, para su transmisión, deberán haber transcurrido al menos dos años desde la adjudicación inicial. El valor de esa concesión no es baladí. “Se identificó como activo intangible la licencia de televisión digital terrestre otorgada a la sociedad dependiente Veo Televisión S.L., cuyo valor razonable fue estimado en 11.700 miles de euros, el cual no se amortiza ya que se considera que dicha licencia tiene vida útil indefinida”, exponía la compañía en las cuentas de 2012. La tasación se mantuvo en las de 2013.

Oferta pública de venta

No fue la única cuestión que se planteó a Jovane sobre España durante la comparecencia. Incluso un analista preguntó sobre la posibilidad, a tenor de la mejora de los resultados y para aliviar los balances de la matriz, de llevar a cabo una oferta pública de venta de un porcentaje del casi 100% de Unidad Editorial que atesora RCS. “España va bien –respondió el responsable financiero de la firma, Riccardo Taranto–. Y vamos a concentrarnos en mantener el momentum en términos de resultados, mejorando nuestra posición en el mercado. No pensamos hacer una oferta pública de venta con las actuales condiciones financieras”.

En esta línea, Taranto aludió al número de OPV que se han cancelado o pospuesto en los últimos meses debido a la situación del mercado. “Pensamos que tendremos una posición más fuerte en España con el paso del tiempo, y eso es lo importante”, expuso. En efecto, aunque hasta septiembre las pérdidas operativas de Unidad Editorial apenas pasan de 39,9 millones en 2013 a 36 millones este año, el análisis aislado del tercer trimestre da razones para el optimismo. Y es que en esos tres meses ha aumentado la facturación publicitaria y las pérdidas brutas de explotación se han quedado en 4,9 millones, frente a los 20,1 de 2013.

En todo caso, no es la primera vez que Jovane habla abiertamente de su intención de hacer cash con las licencias de televisión de Unidad Editorial. Corría el mes de mayo y en paralelo a la junta general de accionistas, el ejecutivo explicaba que el Plan de Desarrollo 2013-2015 incluía la obtención de 250 millones vía ventas. De esa cuantía, la enajenación de los inmuebles de Via Solferino y Via San Marco, en Milán, supondría a la compañía en torno a 150 millones de euros. Para los 100 millones restantes, citó expresamente desinversiones en el grupo radiofónico italiano Finelco y en Veo TV. Eso sí, desde Unidad Editorial se advertía entonces que el momento no podía ser peor para acometer esa operación. Las perspectivas, al menos en lo macroeconómico, permiten atisbar un tiempo mejor.

RCS Mediagroup, el gigante italiano dueño de Unidad Editorial, tiene que realizar ventas por importe de 100 millones de euros antes de septiembre de 2015 para cumplir con la banca. Y su división española no se libra de las desinversiones. Al punto que, según aseguró su consejero delegado, Pietro Scott Jovane, en la conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados la semana pasada, la firma podría desprenderse de su negocio de televisión en España, aprovechando su mayor valor en los próximos meses a lomos de la recuperación de la publicidad que actualmente se observa en el sector audiovisual.

El redactor recomienda