cambio en la patronal de los diarios

José Luis Sainz (Prisa) toma el mando de los editores con la 'tasa Google' sin rematar

Cambio de guardia en la patronal de los periódicos. Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento, deja su puesto a José Luis Sainz, ejecutivo de Prisa.

Foto: El presidente saliente, Luis Enríquez (segundo por la izquierda), durante la presentación del 'Libro blanco de la prensa diaria 2014'. (EFE)
El presidente saliente, Luis Enríquez (segundo por la izquierda), durante la presentación del 'Libro blanco de la prensa diaria 2014'. (EFE)

Cambio de guardia en la patronal de los periódicos. Luis Enríquez, consejero delegado de Vocento y en los dos últimos años cabeza visible de la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE), dejará su puesto a finales de noviembre en manos del Grupo Prisa, a quien corresponde por turno representar al gremio. Según aseguran fuentes conocedoras del proceso, el presidente ejecutivo de la editora de El País, Juan Luis Cebrián, ha delegado el cargo en el actual consejero delegado de la compañía, José Luis Sainz, quien afrontará en primera persona la resolución del affaire Google como principal encomienda.

En efecto, la presidencia de Vocento ha venido marcada por la guerra abierta de los editores contra los agregadores de noticias dentro de la aprobación y tramitación parlamentaria de la Ley de Propiedad de Intelectual. El propio Enríquez saludaba en febrero de este año como un logro sin precedentes la introducción del derecho “irrenunciable” de compensación a los editores por parte de Google y el resto de buscadores que reproducen sus contenidos. “Es el paso más importante que ha dado un Gobierno en España para la protección de la prensa. Estoy seguro de que este camino que se acaba de abrir será seguido por el resto de países de Europa”, se congratulaba.

Lejos de cerrarse, la guerra sólo vivía sus primeras batallas. Hace apenas un mes, Google marcaba un punto de inflexión en el conflicto al deslizar la posibilidad de cerrar su plataforma de noticias en España (Google News), después de que su responsable mundial, Richard Gingras, mantuviera un road show con diferentes autoridades españolas. El nuevo escenario que se plantea ya ha generado debate entre los empresarios de prensa. En primer lugar, en tanto todavía no se ha definido siquiera cómo se implementará la tasa, lo que no deja de generar incertidumbre entre los afectados. Hay dudas sobre los ingresos que supondrá, qué porcentaje se detraerá de la facturación de Google...

El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez. (EFE)
El consejero delegado de Vocento, Luis Enríquez. (EFE)

Y segundo, porque no falta quien, a estas alturas, sigue viendo la negociación con el agregador por excelencia como el final del camino, aun dejando claro que siempre es preferible sentarse con las mejores cartas en la mano y que el artículo 32.2 de la Ley de Propiedad de Intelectual es un as. En este sentido, la propia editora de El País ha mantenido en el pasado relaciones comerciales relevantes con el imperio estadounidense. No en vano, Prisa Ediciones, área de Santillana ahora vendida a Penguin Random House (Bertelsmann), incorporaba allá por el año 2012 todo su catálogo digital en Books de Google Play. La oferta incluía un total de 2.070 títulos del fondo editorial de la casa, también con la vista puesta en Latinoamérica.

Más recientemente, la propietaria de la Cadena SER lanzaba conjuntamente con Vocento, Unidad Editorial y Godó una iniciativa de más alcance como PMP medios, plataforma de venta de publicidad online en tiempo real. Lo hacía a través de Google. El proyecto, nacido con el objetivo de ofrecer a los anunciantes más de 50 webs de los principales editores españoles, cubre el 92% de los lectores de información digital y suma 17,6 millones de lectores. "Con esta iniciativa se pasará a comprar directamente las audiencias (...) a través del sistema de puja de espacios para anunciarse", explicaban sus promotores.

Una historia de desunión

La denominada tasa Google ha sido el mayor logro del lobby de los editores de periódicos, asociación marcada tradicionalmente por la desunión y la falta de criterio común entre sus integrantes. Ni siquiera fueron capaces los capos de la prensa de ponerse de acuerdo de cara a un plan de ayudas cuando la vicepresidenta del Gobierno del PSOE, María Teresa Fernández de la Vega, parecía dispuesta a alumbrarlo. La propia designación de Enríquez para la presidencia tuvo lugar de forma un tanto caótica, después de que José Bergareche –otro hombre de Vocento– decidiera renunciar al cargo apenas tres días después de llegar al puesto. Su designación suponía romper con el turnismo y apostar por un modelo de presidencia con carácter indefinido. Todo con el fin de relanzar la limitada capacidad de interlocución del sector con el Ejecutivo.

José Luis Sainz relevó a Fernando Abril-Martorell como consejero delegado y segundo ejecutivo de Prisa el pasado mes de julio. Pese a que gran parte de su trayectoria profesional ha estado ligada a la firma de los Polanco, entre 2008 y 2011 desempeñó la dirección general de medios nacionales de Vocento, años duros en los que el grupo presentó un ERE para la mitad de la plantilla de ABC. El directivo volvió a Prisa hace tres años como presidente ejecutivo de Prisa Noticias y consejero delegado de El País. En 2012 añadió a esa responsabilidad la de Prisa Radio y la SER. Ahora y durante dos años también será la cara del conjunto de editores. Unir voluntades no será tarea fácil.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios