RCS sólo permitirá la boda Vocento-Unidad Editorial si maneja un paquete mayoritario
  1. Comunicación
visita relámpago de su ceo a madrid

RCS sólo permitirá la boda Vocento-Unidad Editorial si maneja un paquete mayoritario

RCS Mediagroup, grupo italiano propietario de la editora de El Mundo, pone condiciones para seguir adelante con las conversaciones de fusión con Vocento.

Foto: Antonio Fernández-Galiano, presidente ejecutivo de Unidad Editorial (E.Villarino)
Antonio Fernández-Galiano, presidente ejecutivo de Unidad Editorial (E.Villarino)

"Más allá de ese planteamiento de base, todo se encuentra en un estadio muy preliminar, con todas las opciones y fórmulas societarias sobre la mesa", exponen estas fuentes. El deseo de la propietaria del Corriere della Sera se beneficia de la propia estructura accionarial de Vocento, con un capital muy fragmentado en manos de diferentes familias históricas, a menudo en desacuerdo cuando no enfrentadas. Esta ausencia de unidad de acción es a priori una ventaja para RCS a la hora de dibujarse la estructura accionarial del nuevo grupo. Sin embargo, también supone complicaciones, incluida la misma aprobación de una eventual operación.

Por el contrario, irían en detrimento de las pretensiones de la firma italiana los niveles de deuda de ambas compañías, mucho más contenidos en el caso de Vocento. Pese a ello, Unidad Editorial puede esgrimir que sus pasivos financieros la obligan, sobre todo, con su propia matriz. En todo caso, es demasiado pronto para especular con hipotéticas ecuaciones de canje, cuando ni siquiera está claro quéactivos entrarían en un eventual holding. En este sentido, una de las cuestiones claves es determinar si se mantendrán ambas cabeceras o una de ellas perecerá en el envite.

En este sentido, los intereses de consejeros concretos de Vocento tambien podrían jugar un papel. No en vano, el Consejo está dividido desde hace meses sobre si el buque insignia de la casa debe o no permanecer en el grupo. También hay división entre los analistas que siguen a la compañía sobre si la empresavale más o menos con el rotativo entre sus haberes. Fuentes próximas a esos accionistas admiten sin reparos que "desgajar" el periódico siempre es una alternativa. Sacarlo del conglomeradoresultante y dejarlo en manos de las Luca de Tena, herederas del fundador, solventaría el problema y aliviaría tensiones accionariales.

En todo caso, la visita y el mensaje de Jovane deja claro que, a día de hoy, la primera opción del gigante italiano pasa por negociar esa integración y, si finalmente no se produce, gestionar sus activos en España. Trocear o vender la compañía no está en la hoja de ruta. "Esa posibilidad está lejos, si no descartada", exponen estas fuentes. Como es sabido, el proceso está siendo gestionado en primera persona por el presidente de Vocento, Rodrigo Echenique, exconsejero delegado del Santander, y Borja Prado, representante de Mediobanca en España. La entidad financiera es uno de los principales accionistas de RCS.

En un clima de tensión

La fusión entre Vocento y Unidad Editorial tendría efectos colaterales. No en vano, el exdirector de El Mundo, Pedro J. Ramírez, ha insistido en que lanzaráotra cabecera si esa integración rompe el espíritu fundacional del periódico. La visita de Jovane a su división española se produjo en un momento de especial inestabilidad en la casa, después de que el periodista riojano asegurara que espera respuesta de RCS para incluso comprar el diario que fundó, a la cabeza de una oferta junto a otros inversores. Junto a su indemnización, Ramírez firmó una cláusula de no concurrencia que le impide embarcarse en otro proyecto durante los dos años posteriores a su salida. Salvo que una operación corporativa le libere.

En la casa se insiste en que RCS no va a vender el rotativo, se deja claro que la redacción está unida y se expresa la convicción de que, en caso de que Ramírezlance un nuevo proyecto cuando acabe su lock-up, la plantilla de El Mundo no sufrirá salidas de relieve. También se apostilla que se están poniendo los medios para reducir el nivel de ruido que, agravado por los globos sonda de Pedro J.,complica especialmente el día a día del actual director, Casimiro García-Abadillo.

El consejo de administración de Vocento daba el pistoletazo de salida a los contactos a finales de julio. Como publicó El Confidencial, Echenique planteó entonces, en términos genéricos, la posibilidad de iniciar conversaciones exploratorias para una alianza entre empresas. Una 'exploración' que señalaba sin ambages a la editora de El Mundo, principal candidata para crear el gran grupo de centro-derecha que desde hace años demandan un mercado menguante y unas cifras de negocio cada vez más reducidas.

Eso sí, los consejeros de Vocento también pusieron sus condiciones. Por ejemplo y según se expuso en el cónclave, cualquier iniciativa de fusión debe implementarse sin un desembolso de fondos. No era la primera vez que el affaire levantaba el vuelo. Es más, se trata del segundo asalto de un combate que ya ha tenido hitos concretos. Corría el mes de octubre de 2012 cuando Borja Prado se reunía con el entonces presidente de Vocento, Enrique Ybarra, con la integración entre los grupos de ABC y El Mundo como telón de fondo. Está por ver si se rompe el dicho. Y es que segundas partes nunca fueron buenas.

El Mundo Mediobanca RCS Mediagroup Vocento Pedro J. Ramírez
El redactor recomienda