tiene 15 días de derecho de tanteo

Mediaset suma 400 millones de caja para afrontar el órdago de Telefónica por Canal+

Días clave para el futuro de Canal+. Esta semana termina el plazo que Prisa y Telefónica se dieron para cerrar el contrato de venta de la plataforma

Foto: Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa. (EFE)
Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa. (EFE)

Días clave para el futuro de Canal+. No en vano, esta semana termina el plazo que Prisa y Telefónica se dieron para cerrar el contrato de venta del 56% de la plataforma que aún atesora la editora de El País por 725 millones de euros. Rubricado el acuerdo, la última palabra la tendrá Mediaset, que dispone de un derecho de tanteo de 15 días. O mantiene su papel secundario o se convierte en actor principal de la representación. Munición no le falta. De hecho, la firma italiana ha sumado caja en las últimas fechas por casi 400 millones de euros, un importe que le permitiría ganar peso en la transacción sin problemas.

Los números cantan. Mediaset España, que no ha repartido dividendo en los dos últimos años, mantenía en el primer trimestre de 2014 una posición financiera neta de 103,9 millones de euros. Precisamente, la compañía ha defendido la ausencia de remuneración al accionista en los últimos ejercicios por la posibilidad de que surgieran oportunidades de inversión que justificaran tirar de ahorros. Aunque buena parte de los analistas entendió esa reserva como una forma de curarse en salud por si Prisa vendía el 17% que atesoraba en la editora de Telecinco, la puesta a la venta de Canal+ merece al menos un análisis.

Por si fuera poco, Mediaset Italia comunicaba a principios de abril la venta de un 25% de EI Towers, compañía dedicada a la operación de infraestructuras de radio, televisión y telecomunicaciones en el país transalpino y en la que la firma de Silvio Berlusconi controlaba el 65%. El movimiento le permitió obtener la friolera de 283,7 millones de euros, fondos que inicialmente parecen destinados a la inminente puja por los derechos de la Serie A del fútbol italiano para el periodo comprendido entre los años 2015-2018. Falta saber si la oportunidad que se abre en España puede provocar un cambio de planes, aunque sea parcial.

Silvio Berlusconi. (Efe)
Silvio Berlusconi. (Efe)

Del interés en reforzar la posición en el pago hay pocas dudas. A finales de diciembre, Mediaset anunciaba un acuerdo con su matriz italiana para integrar en una única empresa sus actividades de televisión de pago en ambos países. "Se estudiará el desarrollo potencial a nivel internacional, posibles sinergias, la expansión de servicios over the top (...), así como la eventual participación de socios industriales o financieros en la compañía", apuntó la empresa en un comunicado. Su primer ejecutivo en Fuencarral, Paolo Vasile, ha insistido en que la penetración del pay en España es muy inferior a la que se registra en el resto de Europa, lo que permite adivinar un amplio recorrido para esa fórmula.

El yugo de Competencia

Como adelantó El Confidencial y tras la propuesta de la multinacional que preside César Alierta, Mediaset España empezó a moverse por si merecía la pena lanzar una oferta in extremis por la plataforma de pago, de la que ya atesora un 22%. “Han comenzado a sondear a los bancos para buscar financiación. Una vez que Telefónica ha fijado precio, están analizando la posibilidad de entrar y si plantear una propuesta por la totalidad o simplemente por una parte”, apuntaban fuentes financieras. Es más, el concurso de la firma italiana en la operación podría ser clave a la hora de buscar compromisos para evitar el bloqueo de Competencia a la teleco.

Giuseppe tringali
Giuseppe tringali


El presidente de Publiespaña, Giuseppe Tringali, evitó el pasado jueves pronunciarse sobre la situación del affaire Canal+, limitándose a apuntar que "no hay novedades". No obstante, sí reflexionó sobre la oferta de Telefónica y la irrupción de las grandes empresas de telecomunicaciones en el ámbito audiovisual. "Quien no pensabas que era tu competidor ahora se ha convertido en tu competidor –apuntaba–. Su objetivo es más proporcionar productos exclusivos a sus clientes para evitar que cambien de compañía, pero no hay duda de que hay más operadores con los que competir y que el mercado está cambiando".

Los 725 millones que Telefónica ha puesto sobre la mesa por el 56% de la firma que aún posee Prisa implican una valoración de la empresa en torno a 1.300 millones. Poco o mucho, no es de extrañar que la editora de Telecinco contemple mover ficha en Canal+, en tanto ha sufrido en sus propias cuentas el mal desempeño de la televisión de Prisa, hasta el punto de ensombrecer sus resultados en 2013. Y es que un beneficio operativo (ebit) más que notable, superior a los 70 millones de euros, se quedó en un beneficio neto de apenas cuatro por el deterioro de la plataforma de pago. O se da un paso adelante o se da un paso atrás. Con Canal+ inquietan tanto las incertidumbres como invitan a la acción las promesas.

 

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios