RCS reivindica el buen año de 'El Mundo' un mes después de echar a Pedro J.Ramírez
  1. Comunicación
saca pecho por orbyt y elmundo.es

RCS reivindica el buen año de 'El Mundo' un mes después de echar a Pedro J.Ramírez

RCS Mediagroup, propietaria de El Mundo, no dudaba ayer sacar pecho por la evolución del diario en 2013. Eso sí, un mes después del cese de Pedro J. Ramírez

placeholder Foto: El exdirector de 'El Mundo' Pedro J. Ramírez. (Reuters)
El exdirector de 'El Mundo' Pedro J. Ramírez. (Reuters)

Finales de enero. RCS Mediagroup, compañía propietaria de Unidad Editorial, acuerda la destitución de Pedro J. Ramírez como director de El Mundo, su buque insignia en España. Paradójicamente, la sociedad presentaba ayer resultados y, apenas un mes después, no dudaba en sacar pecho por la evolución del diario durante el ejercicio 2013. “Fue una vez más el segundo periódico nacional con 202.000 copias de media diaria”, explicaba la firma, al tiempo que se jactaba de que, “con la plataforma digital Orbyt, el grupo confirmó su liderazgo en la oferta online, alcanzando una cuota de 98.000 suscriptores en diciembre”.

No fueron los únicos elogios de la editora del Corriere Della Sera para su filial española. “La tendencia al alza en el número de usuarios de las webs del grupo continuó para todas las cabeceras. elmundo.es registró una media de 30,5 millones de usuarios únicos en base mensual (un 3,9% más comparado con el mismo periodo de 2012)”, subraya el informe publicado por RCS. El consejero delegado de la firma italiana, Pietro Scott Jovane, descartó de plano la tesis política para explicar la salida de Ramírez y, en una entrevista concedida al diario El Paísdías después del cese, apuntaba más al descenso de los lectores y del empeoramiento de las cifras de su filial española.

Tenemos que hacer a alguna gente feliz y a alguna infeliz al contar la verdad en muchos países, en Italia, en España. Nunca cambiamos a un director por ese motivo

“Tenemos que hacer a alguna gente feliz y a alguna infeliz al contar la verdad en muchos países, en Italia, en España. Nunca cambiamos a un director por ese motivo [cuestiones políticas]. En lo que tenemos que pensar en esta etapa es que si la venta de ejemplares y los beneficios no responden, entonces tenemos que tomar una decisión, y eso es exactamente por lo que hemos tomado la decisión con Pedro J.”, aseguraba. “Un director tiene que comprender que, junto a las múltiples cosas que tiene que gestionar, debe tener en cuenta el equilibrio económico como parte de la toma de decisiones. Porque vivimos en tiempos duros”, subrayaba sin ambages.

Pese a esa reflexión y aunque el año 2013 no permite tampoco echar las campanas al vuelo, el comportamiento de Unidad Editorial mejora considerablemente respecto al año anterior, una vez culminado el grueso de los ajustes de valor (write-off) implementados en los ejercicios precedentes y motivados por la compra de Recoletos. La editora de El Mundo se anotó el año pasado unas perdidas antes de intereses e impuestos (ebit) de sólo 33,4 millones, frente al agujero de 470,1 millones del año anterior. Si se tiene en cuenta el beneficio bruto de explotación (ebitda), el saldo negativo es de 11 millones, frente a los 32,2 de hace dos años.

Ahorro de costes laborales

La compañía facturó 371,7 millones de euros, un 10,4% menos respecto a 2012 y hace hincapié en el importante esfuerzo de contención llevado a cabo para explicar el más que correcto desempeño económico pese a los menores ingresos. Todo a la espera de que la publicidad empiece a dar algunas alegrías en este 2014. “Las actuaciones de eficiencia y control de costes excedieron en 10 millones la previsión para el año contenida en el Plan de Desarrollo, arrojando beneficios de 92 millones de euros a 31 de diciembre de 2013", expone la compañía,con un desglose añadido: 48,7 millones proceden de la división italiana y 43,1, de la española.

Precisamente, uno de los pilares de ese proceso de ahorro es la vertiente laboral, en la que Unidad Editorial ha dado otro paso más en el arranque de este año. Como publicó El Confidencial, la sociedad ha puesto sobre la mesa toda una revolución salarial a la baja para garantizar la viabilidad de la empresa y evitar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE). En concreto, la compañía planteó hace apenas días a los trabajadores una rebaja salarial del 10% para toda la plantilla del grupo, con una fórmula compensatoria por la parte de la retribución que se pierde. También apostó porun nuevo convenio colectivo único con nuevas categorías profesionales y rebajas entre el 20% y el 30% para los recién llegados.

Una nueva salida de trabajadores en El Mundo, además de complicar sobremanera el ya convulso relevo dePedro J. RamírezporCasimiro García-Abadillo, tampoco facilitaría el día a día en el periódico. Preguntado por nuevos ajustes, el presidente ejecutivo,Antonio Fernández-Galiano, aseguraba en una entrevista conEl Confidencial, el pasado mes de diciembre, queel ajuste estaba hecho en gran medida. “Quedan flecos y serán flecos que resolveremos a partir del 31 de marzo. Claro que esta compañía no sólo ha hecho un esfuerzo tremendo en materia de personal. Venimos de una fusión y llevamos recortados en costes de funcionamiento y de estructura unos 200 millones de euros desde 2009”, aseguraba. Los datos de la compañía empiezan a sonar mejor. Aunque, por el camino, se cobranvíctimas.

Unidad Editorial RCS Mediagroup ERE El Mundo Costes laborales
El redactor recomienda