Prisa inicia su desguace: pone en marcha la venta de su paquete en Mediaset
  1. Comunicación
la participación roza los 600 millones

Prisa inicia su desguace: pone en marcha la venta de su paquete en Mediaset

El Grupo Prisa diseña la hoja de ruta para el momento en que cierre la refinanciación de su deuda. Y el timing para la venta de activos está ya marcado.

placeholder Foto: El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (E. Villarino)
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. (E. Villarino)

El Grupo Prisa diseña la hoja de ruta para el momento en que cierre la refinanciación de su deuda. Y el timing para la venta de activos está ya marcado. Según aseguran fuentes internas de la compañía y otras financieras, el objetivo prioritario de la editora de El País es deshacerse del 17,3% que actualmente atesora en Mediaset, algo que sucederá nada más suscriba el pacto con la banca. La operación permitirá a la firma de Juan Luis Cebrián recortar de manera sustancial un agujero creciente que actualmente supera los 3.300 millones de euros.

Prisa acordó recibir esa participación en la sociedad cabecera de Telecinco a finales de 2009, en compensación por la venta de su televisión en abierto, Cuatro. La transacción se formalizaba en abril de 2010, momento en que ese paquete de títulos rozaba un valor de 490 millones de euros. Más de tres años después y alentada por el rally alcista en bolsa experimentado por la cadena italiana, la participación se acerca a los 588 millones de euros, lo que concede a la propietaria de la Cadena SER plusvalías latentes próximas a los 100 millones de euros.

Eso sí, tras los fríos números, no hay duda de que Prisa pierde una auténtica joya. Y es que ese 17,3%, cuya tasación hoy duplica lo que vale toda Prisa el parqué, podría ser mucho más valioso en el futuro. No en vano, los analistas vaticinan que la cotización de Telecinco tiene un importante recorrido al alza en 2014, en plena recuperación de la publicidad en el sector. Como recordaba recientemente JP Morgan, las cuentas de Mediaset y Antena 3, que controlan un 85% del mercado, se beneficiarán sin matices de ese nuevo escenario de bonanza. Una reflexión que conoce bien la firma fundada por Jesús Polanco y que escenifica su limitado margen de maniobra.

Cuestión de semanas

Según la última información remitida por Prisa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), esta prevé tener cerrado el pacto con la banca antes del 10 diciembre, fecha en que está convocada una junta general de accionistas para comunicar los términos de la refinanciación y aprobar la emisión de nuevos warrants que permitirán la entrada en el capital de hasta 16 fondos distressed (también conocidos como fondos buitre) a cambio de una línea de crédito extra. Cerrado el acuerdo con los acreedores, se abre la veda para monetizaractivos. Yla venta del 17,3% de Mediaset será cuestión de semanas. Eso sí, según fuentes financieras, la transacción se concretaráel año próximo por razones fiscales.

Aunque la reestructuración acordada con la banca concede a Prisa tres años para reducir la deuda sin incluir la obligación de explícita de vender activos, la compañía está obligada a cumplir determinados ratios operativos no especificados para no tener que acometer desinversiones. Y los resultados alumbrados por la casa hasta septiembre invitan a pensar en necesidades mayores a medio plazo. La empresa perdió en los tres primeros trimestres del año 194,82 millones –lastrada por el deterioro del valor de Digital+– e incrementó su deuda hasta los 3.366 millones, desde los 3.083 a cierre de 2012. Las nuevas líneas de crédito podrían incluso empeorar ese guarismo.

La venta del paquete en Mediaset permitirá a Prisa esperar para lograr la mejor oferta posible por Digital+, con Media Capital, el siguiente activo, en la rampa de lanzamiento. Según admitía la compañía en la conference call celebrada tras la presentación de resultados, actualmente cuenta con hasta cinco ofertas para desprenderse del 56% que aún atesora en la plataforma de pago, si bien la sociedad aspira a un pago superior a los 1.000 millones de euros que no contempla ni de lejos el grueso de los pretendientes. Basta ver el desempeño de la sociedad y sus problemas para lidiar con el nuevo modelo de explotación del fútbol.

“En todo caso, todavía llevará algo más de tiempo. No está ni siquiera empaquetado”, explican fuentes financieras implicadas en el proceso. El propio Cebrián reconocía recientemente en un desayuno informativo que no tiene especial interés en mantener la plataformabajo su perímetro. Es más, deslizó que lleva en venta desde el año 2005. Más allá de las ofertas, la certeza en el sector es el próximo dueño de Canal+ tiene nombre y que todo depende del momento en que el presidente de Telefónica, César Alierta, decida dar un paso al frente. Cuestión de precio… y de calendario.

Noticias del Grupo Prisa Mediaset Deuda Refinanciación César Alierta
El redactor recomienda