Motín de los perdedores en el concurso de Canal 9 entre denuncias de 'pucherazo'
  1. Comunicación
se plantean una nota de protesta

Motín de los perdedores en el concurso de Canal 9 entre denuncias de 'pucherazo'

Los contactos telefónicos se sucedían ayer por la tarde de manera frenética entre los perdedores del concurso para externalizar parte de la RTVV.

Foto:

Los contactos telefónicos se sucedían ayer por la tarde de manera frenética entre los perdedores del concurso para externalizar parte de la programación de la Radio Televisión Valenciana (RTVV). “La gente se siente estafada y humillada en su prurito profesional. No es cuestión de ganar o perder, sino de que profesionales con décadas de experiencia han quedado a 30 puntos de Vértice, Lavinia y Mediapro en la valoración técnica o de contenidos. Simplemente, no puede ser. No falta quien habla de ‘pucherazo’”, explicaba indignado uno de los damnificados, que reconocía negociaciones para hacer público ese descontento.

“Hay conversaciones a varias bandas entre las plataformas afectadas para presentar una nota de protesta”, remataban estas fuentes, recogiendo el malestar del sector. La licitación estaba distribuida en tres lotes y ponía en juego unos 12 millones de euros. La apertura de los sobres el pasado viernes reveló que Tres60, escisión del grupo Vértice 360, obtuvo la mejor puntuación técnica en dos de los paquetes, en los que también presentó la oferta económica más barata. Lavinia, con mejor calificación, podía pelear el tercero en disputa. El Consejo de Administración de RTVV se limitó ayer a certificar ese estado de cosas en un marco de perceptible tensión.

El primer motivo de crítica al concurso es que buena parte de las empresas derrotadas no entienden el criterio utilizado para calificar las propuestas de contenidos. Y se acude a argumentos objetivos. “Factoría Plural, del Grupo Heraldo, fue con Aragón TV líder de audiencia de todas la autonómicas en el mes de agosto. Incluso por encima de cadenas como TV3, que multiplica exponencialmente sus recursos. Están haciendo un trabajo notable en Extremadura a bajo coste. Es imposible que estén a 30 puntos de Tres60 en la valoración de contenidos, imposible”, explicaba una productora local, que prefería poner como ejemplo a un adversario para mantener el anonimato.

La ‘valencianidad’ en entredicho

Sin embargo, más allá de pedir que se esclarezcan los criterios utilizados desde el punto de vista técnico, la nota de protesta que se manejaba ayer por la tarde hacía hincapié en que el concurso “da la puntilla al sector audiovisual valenciano”. En este sentido, recuerdan que los pliegos insistían, “casi en cada página”, en la necesidad de que las ofertas tuvieran en cuenta la valencianidad de la propuesta. “Es sorprendente que no haya habido sensibilidad para con la industria regional, mucho mejor representada en la propuesta de Veralia (Vocento), Secuoya o José María Mas Millet. Lo normal es repartir los lotes”, subraya otro de los agraviados.

Concentración de trabajadores de la RTVV. (EFE)Por ejemplo, Secuoya participaba en minoría en Tombatossal, opción que incluía a un 80% de productoras valencianas, algunas de ellas líderes en ficción, como Trivisión o Nadie es Perfecto, entre otras. Por su parte, la unión temporal de empresas (UTE) de Vocento, con Las Provincias y Veralia, contaba con 21 productoras valencianas agrupadas en torno a Uniprova. Mas Millet, presidente de 13 TV y un histórico del sector, participaba en Factoría Audiovisual Valenciana, con Eurostar, La Cometa y Multimedia Valenciana Cooperativa, que incluía a una treintena de despedidos de Canal 9. Salvo sorpresa, ninguna de esas propuestas, de valencianidad probada, se hará con parte del pastel.

Alguno incluso tiraba con bala. “El más beneficiado va a ser un grupo extranjero, en línea con los pliegos”, subrayaba otra productora con ironía, en clara referencia a la propiedad de Tres60, en manos desde este verano del fondo estadounidense HIG Capital. La compañía, no obstante, acudía al concurso bajo la marca Videac, junto a empresas locales como Producciones Televisivas Mecomlis y Endora producciones, aunque ambas en minoría. “Incluso se llegaron a pedir los curriculum para comprobar que había presencia valenciana en las propuestas. No se esperaba un resultado tan concentrado”, remataban estas fuentes.

Las productoras en liza (muchas de ellas plagadas de ilustres expolíticos entre sus asesores áulicos) tendrán que mirar ahora a Madrid, próxima autonómica en externalizar sus miserias. Entretanto, las lecturas políticas que se hacían ayer en torno a Valencia iban de lo trágico a lo cómico. “No deja de ser curioso ver cómo las propuestas de Lavinia o Mediapro han sido tan bien valoradas en Valencia. ¡Vete a Cataluña a ganar un concurso!”, se lamentaban desde una firma local. Pocas dudas hay de que el PP valenciano también habrá suspirado aliviado.

Mediapro Secuoya Vocento Heraldo Valencia
El redactor recomienda