Echenique frena el 'plan Montoro' para prescindir de otros 1.500 trabajadores en RTVE
  1. Comunicación
BLINDA A LA PLANTILLA HASTA 2015

Echenique frena el 'plan Montoro' para prescindir de otros 1.500 trabajadores en RTVE

A la tercera fue la vencida. La Dirección de RTVE y los sindicatos –con la excepción de CCOO- firmaron el pasado miércoles un acuerdo global que

placeholder Foto: Echenique frena el 'plan Montoro' para prescindir de otros 1.500 trabajadores en RTVE
Echenique frena el 'plan Montoro' para prescindir de otros 1.500 trabajadores en RTVE

A la tercera fue la vencida. La Dirección de RTVE y los sindicatos –con la excepción de CCOO- firmaron el pasado miércoles un acuerdo global que garantiza el empleo en la Corporación hasta diciembre de 2015. Un compromiso adquirido por el presidente, Leopoldo González-Echenique, que contrasta con la posición que sotto voce transmite Hacienda a quien quiere escucharla, esto es, que la Corporación precisa un drástico ajuste de plantilla de en torno a 1.500 personas para garantizar su estabilidad a futuro. El Ministerio es, a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), el principal accionista del grupo.

Una discrepancia que en parte explica los problemas para rubricar el documento, al punto que en dos ocasiones los implicados se sentaron y se levantaron de la mesa sin estampar su firma. Según explican fuentes conocedoras del proceso, Hacienda se hizo valer en el primer envite y pidió revisar el documento que estaba dispuesto a firmar Echenique para establecer una serie de líneas rojas. El segundo fracaso se produjo por la negativa del presidente a aceptar una cláusula que exponía que, en caso de ERE, este se llevaría a cabo con las condiciones laborales previas al ajuste de la masa salarial que fija el acuerdo.

“Si el acuerdo garantiza el empleo hasta el año 2015 es que no va a haber un ERE”, empeñó el ejecutivo su palabra ante los presentes, a esas alturas conscientes de los planteamientos de Hacienda e incapaces de dilucidar a día de hoy si el presidente ‘va por libre’ o si, finalmente, la SEPI ha dado un paso atrás en sus intenciones iniciales. No en vano –y ya sin esa cláusula de la discordia en las cinco páginas pactadas-, el documento se firmó esta semana sin más contratiempos, abriéndose ahora las negociaciones sobre las partidas que soportarán el recorte en la masa salarial de 28,5 millones que contempla el acuerdo.

Si Hacienda ha tragado el sapo sin estar del todo convencida para evitar un conflicto laboral de notables proporciones, aún tiene otra vía para complicar la vida a Echenique y forzarle a que sea él quien dé un paso al frente. No en vano, el departamento de Cristóbal Montoro ha recortado en más de 250 millones de euros el presupuesto de la Corporación en los últimos dos años, incurriendo esta en pérdidas superiores a 100 millones de euros en 2012. Una vuelta de tuerca a ese ajuste pondría a los gestores en una situación límite, con la audiencia por debajo de los dos dígitos y obligados a mirar hacia otro lado para cuadrar los números. 

Y es que, según consta en las últimas cuentas presentadas por la Corporación, la sociedad se gastó en pagar a su plantilla -que superaba los 6.500 trabajadores en 2011- casi 383 millones de euros, una cuantía que supone más de una tercera parte del total de ingresos que recibe y un porcentaje que contrasta de plano con los limitados importes que destinan a sufragar salarios las televisiones privadas. Todo un dilema para González-Echenique, abogado del Estado escogido para el cargo por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría,  que no ha dudado en jactarse de que no recibe órdenes de Génova.

Una plantilla ‘blindada’

El denominado Acuerdo base para la negociación del II Convenio Colectivo de la Corporación RTVE deja claro que la plantilla se mantendrá entre el 1 de enero de 2013 y el 13 de diciembre de 2015 en los niveles aprobados por el pacto de los Peñascales, esto es, en 6.400 efectivos. “La plantilla de ámbito de aplicación del Convenio sólo podrá minorarse por las bajas que se produzcan como consecuencia de jubilaciones, bajas voluntarias, fallecimientos, finalización de contratos, causas recogidas en el contrato, mutuo acuerdo y cualquier otra causa contemplada en el convenio colectivo”, expone el documento firmado por Echenique. Es más, la Dirección acepta retirar su propuesta de apostar por la figura de los fijos discontinuos.

A cambio, los sindicatos firmantes admiten que, tras los recortes presupuestarios sufridos por la Corporación, “se hace necesario revisar todas las partidas que, directa o indirectamente, afectan al personal, con el fin de lograr un objetivo global de ahorro del 7,5% con referencia a los gastos de personal, lo que supone una cuantía de 28,5 millones de euros”. De momento, se ha pactado reordenar las rutas que trasladan a los trabajadores a los centros de trabajo, lo que supone un ahorro anual de cinco millones de euros. También se garantizan los sindicatos que eventuales medidas de ajuste en la Administración no sean en RTVE "superiores a las experimentadas por el resto del sector público desde el año 2010”.

RTVE