REDUCE CAPITAL A CERO Y CUBRE EL 'AGUJERO' CON RESERVAS

Unidad Editorial diseña una 'operación acordeón' para compensar pérdidas millonarias

El 27 de mayo está marcado en rojo en el calendario de Unidad Editorial. Y es que la editora de El Mundo y Marca no sólo

Foto: Unidad Editorial diseña una 'operación acordeón' para compensar pérdidas millonarias
Unidad Editorial diseña una 'operación acordeón' para compensar pérdidas millonarias

El 27 de mayo está marcado en rojo en el calendario de Unidad Editorial. Y es que la editora de El Mundo y Marca no sólo prevé celebrar ese día su Junta Ordinaria de Accionistas, sino que ha convocado un cónclave extraordinario para buscar soluciones al agujero contable generado en los últimos meses. Al punto que, por segundo año consecutivo, la firma propiedad del gigante italiano RCS Mediagroup planteará la puesta en marcha de una 'operación acordeón', término utilizado en el argot financiero y que implica una reducción de capital para compensar pérdidas y, acto seguido, un aumento del mismo mediante la emisión de nuevas acciones.

Según refleja textualmente el orden del día, Unidad Editorial apuesta por acometer una “reducción de capital social para compensar pérdidas mediante reducción del capital social a cero, compensación de pérdidas con cargo a reservas y simultáneo aumento del capital social mediante creación de nuevas acciones, y consecuente modificación del artículo 5 (capital social) de los estatutos sociales”. La empresa, que no precisa las cuantías en que minorará y elevará capital, registró unas pérdidas operativas de 470,1 millones de euros en 2012, después de que la matriz llevara a cabo un test de deterioro en su filial española por valor de 402,9 millones de euros.

La sociedad, también editora del diario Expansión, ya vivió una situación similar en 2011, cuando tuvo que afrontar unos números rojos de 330,8 millones tras ajustar RCS el fondo de comercio de su división en 321,9 millones de euros. La Junta aprobó entonces una ampliación de capital por valor de 500 millones mediante la emisión de nuevas acciones tras reducir el valor nominal de los títulos y compensar pérdidas con cargo a reservas. Los gestores de la casa calificaban en esas fechas la recapitalización de muy positiva, en tanto implicaba que “los accionistas apuestan decididamente por el desarrollo de Unidad Editorial”. Con la operación de 2012, el ajuste se eleva a 725 millones en apenas dos años, el equivalente al 65% de la inversión inicial de RCS para la compra de Recoletos.

La pelea en Italia 

Eso sí, todo será más fácil si las cosas se clarifican en Italia. El Consejo de Administración de la editora del Corriere della Sera aprobaba hace apenas semanas una ampliación de capital de hasta 600 millones, imprescindible para recapitalizar la firma y financiar el Plan de 2013-2015, que plantea toda una revolución tecnológica en la casa. Sin embargo, en los últimos días se han confirmado deserciones significativas. De hecho, y según ha ido detallando el diario financiero italiano Il Sole 24 Ore, la aseguradora Generali (3,7%), el dueño de Tod’s, Diego Della Valle (8,7%), y la familia Benetton ya han avanzado que no cubrirán su parte. La última palabra será de la Junta General de Accionistas, prevista para el 30 de mayo, con la opinión de pesos pesados como Giuseppe Rotelli (16,6%) en el alero.

Aunque los críticos con la operación han amenazado incluso con recurrir a la vía legal para pararla, el proceso no parece correr peligro en tanto la mayoría del núcleo duro de la firma –el denominado pacto sindicado que conforman los Mediobanca, Fiat, Fondiaria Sai, Pirelli, Mittel o Edison, que aglutina el 59% de la sociedad- ha acordado cubrir un 44% de la ampliación de capital. En paralelo, lograr esa llegada de fondos permitirá refinanciar un crédito pendiente de 575 millones de euros, lo que dará cierto aire al conglomerado empresarial. La compañía se ha comprometido a que parte de ese préstamo se afronte mediante la venta de activos no estratégicos por valor de 250 millones en los dos próximos años.

En ese impasse, la filial española comienza a hacer los deberes que le impone la nueva hoja de ruta. De este modo, la editora de El Mundo anunciaba recientemente una ambiciosa reestructuración societaria que simplifica la fotografía del grupo que preside Antonio Fernández-Galiano. Por ejemplo, entre los cambios realizados se escinde la división de Información Deportiva o se fusionan las empresas de radio en Unedisa Comunicaciones. “Enmarcado en el Plan Estratégico 2013-2015 del grupo RCS, el Consejo de Admnistración de Unidad Editorial (…) ha decidido iniciar un proceso de racionalización y optimización de la estructura societaria”, explica la empresa.

Sobre el terreno, la estrategia que plantea RCS para su filial española en los próximos tres años incluye tres frentes básicos: acotar la caída de la publicidad a un dígito en 2013, anotarse una tasa de crecimiento anual del 3% y lograr que el ebitda alcance el 10% de los ingresos. Todo dentro del plan multimedia marcado por la matriz, que considera imprescindible que Unidad Editorial “refuerce la oferta digital con la evolución y desarrollo de productos editoriales digitales”, así como su “presencia en los mercados de pago para móviles y tabletas”. Igualmente, que apueste por la expansión en Sudámerica y América Central, el negocio deportivo y el e-learning.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios