Es noticia
Menú
La Conferencia Episcopal da un paso atrás y se distancia de la gestión de 13TV
  1. Comunicación
NOMBRA CONSEJERO DELEGADO A JOSÉ MARÍA MAS MILLET

La Conferencia Episcopal da un paso atrás y se distancia de la gestión de 13TV

Cambios en la cúpula de 13TV, el canal que controla la Conferencia Episcopal. Según aseguran a El Confidencial fuentes conocedoras de la reunión, el Consejo de

Foto: La Conferencia Episcopal da un paso atrás y se distancia de la gestión de 13TV
La Conferencia Episcopal da un paso atrás y se distancia de la gestión de 13TV

Cambios en la cúpula de 13TV, el canal que controla la Conferencia Episcopal. Según aseguran a El Confidencial fuentes conocedoras de la reunión, el Consejo de Administración celebrado el pasado jueves sirvió para nombrar consejero delegado a José María Mas, que ya ejercía de presidente y que ahora se convierte en el primer ejecutivo de la sociedad. La designación supone que la Iglesia se distancie en la gestión del día a día, aprovechando también el impasse que se plantea en el sector audiovisual tras la sentencia del Tribunal Supremo, que quita entre dos y tres canales a los distintos operadores.

“La Iglesia atesora más del 50% de la sociedad. Ha dejado claro que en ningún momento va a dejar de supervisar cuidadosamente su evolución, pero también es consciente de que el proyecto tiene ya la suficiente envergadura como para darle más autonomía de gestión y que vaya ganando su propio espacio”, explican estas fuentes. Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal, es el hombre fuerte de la institución eclesiástica en la Cadena Cope y ha ejercicio un papel decisivo como consejero en 13TV desde la adquisición de la mayoría del capital en mayo de 2011. Sin embargo, en los últimos meses ya había puesto distancia con la televisión.

Es más, probablemente los esfuerzos de Barriocanal en los próximos meses tengan que ir en otra dirección. No en vano, 13TV emite en una frecuencia arrendada a Unidad Editorial, uno de los principales perjudicados por la aplicación del citado fallo del Alto Tribunal. La editora de El Mundo perderá dos canales y la Conferencia Episcopal corre el riesgo de ver cómo se esfuma su apuesta televisiva. En este sentido, la Iglesia es partidaria de que la sentencia se ejecute en sentido estricto y el Ejecutivo convoque los concursos que plantea la Ley General Audiovisual para la concesión de canales. Una liza de esa índole permitirá a 13TV competir por un canal propio, uno de los principales anhelos de la Iglesia desde hace años.

Concurso para lograr un canal

De acuerdo con fuentes internas de la cadena, este planteamiento ya se le ha hecho llegar al Ejecutivo. Es más, este diario publicaba el pasado mes de febrero cómo la Iglesia había trasladado al Gobierno al más alto nivel su interés en tener un canal propio a nivel nacional, aprovechando la reordenación del espectro radioléctrico para liberar el llamado dividendo digital con el fin de las telecos proporcionen servicios de banda ancha. “El Ministerio de Industria sabe desde hace tiempo cuál es la pretensión de la Conferencia Episcopal. Lo que ha planteado al Ejecutivo es sacar a concurso canales que no se utilizan, aprovechando los cambios en las frecuencias que se avecinan”, explicaban entonces estas fuentes.

La Iglesia es consciente de que el proyecto tiene ya la suficiente envergadura como para darle más autonomía de gestión y que vaya ganando su propio espacioLos obispos ya tienen mucho camino recorrido, en tanto que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero certificaba el 22 de octubre de 2010 que KW Televisión, antigua denominación de la actual 13TV, cumplía con todos las exigencias para explotar un canal. “Una vez analizada la solicitud de arrendamiento, se ha comprobado que reúne todos los requisitos exigidos en la legislación, por lo que el Consejo de Ministros ha procedido a emitir su autorización. El arrendamiento implica la subrogación de KW Televisión en todos los derechos y obligaciones de Veo Televisión como prestador de servicios de comunicación audiovisual y como responsable editorial del canal arrendado”, subrayaba la referencia publicada por Moncloa. La Iglesia pondrá ahora toda la carne en el asador para no andar de prestado.

Y es que la institución eclesiástica también puede argumentar con legitimidad que los grupos mediáticos que recibieron del Gobierno Aznar el preciado múltiplex, allá por el año 2000, han fracasado por ahora en sus proyectos audiovisuales y se limitan a arrendar sus canales. Si la Conferencia Episcopal termina por hacerse con un canal de su propiedad, superada la incertidumbre que se abre en el sector audiovisual, sí cabría esperar una revisión más a fondo de la gestión. Por ahora, el Ejecutivo se ha concedido un año transitorio para el apagado de los canales que el Supremo le obliga a eliminar, en tanto el Ministerio de Industria se plantea hacerlo en paralelo al plan del dividendo digital. Toca esperar.

José María Mas Millet, miembro del equipo fundador de 13TV y representante de un 12% del capital, fue durante un lustro presidente de Antena 3 Televisión como hombre de confianza de Juan Villalonga. Corría el año 1997 y Telefónica controlaba la cadena antes de la llegada de Planeta como accionista de referencia. El ejecutivo era nombrado en mayo de 2012 presidente de Bancaja, después de formar parte del Consejo de entidades financieras como Banco Zaragozano o Banco Popular. Del mismo modo, su presencia ha sido habitual en diferentes sociedades, en algunos casos cotizadas.

Cambios en la cúpula de 13TV, el canal que controla la Conferencia Episcopal. Según aseguran a El Confidencial fuentes conocedoras de la reunión, el Consejo de Administración celebrado el pasado jueves sirvió para nombrar consejero delegado a José María Mas, que ya ejercía de presidente y que ahora se convierte en el primer ejecutivo de la sociedad. La designación supone que la Iglesia se distancie en la gestión del día a día, aprovechando también el impasse que se plantea en el sector audiovisual tras la sentencia del Tribunal Supremo, que quita entre dos y tres canales a los distintos operadores.

Conferencia Episcopal