SEGÚN UN ESTUDIO DE JB CAPITAL MARKETS

Antena 3 no sacará partido a La Sexta hasta 2015 por la crisis publicitaria

La dura negociación que Antena 3 mantiene con la Comisión Nacional de Competencia (CNC) para lograr unas condiciones aceptables en la compra de La Sexta no

Foto: Antena 3 no sacará partido a La Sexta hasta 2015 por la crisis publicitaria
Antena 3 no sacará partido a La Sexta hasta 2015 por la crisis publicitaria

La dura negociación que Antena 3 mantiene con la Comisión Nacional de Competencia (CNC) para lograr unas condiciones aceptables en la compra de La Sexta no es el único frente que tiene abierto su consejero delegado, Silvio González. Y es que el imparable desplome de la publicidad que vive el sector podría retrasar los plazos que maneja la cadena de Planeta para sacar partido a la compra. De hecho y según un reciente informe de JB Capital Markets, la transacción sólo empezará a crear valor para el accionista en 2015, debido precisamente al descenso de los ingresos por las estrecheces publicitarias.

“Sobre la base de nuestras nuevas estimaciones, pensamos que la transacción diluirá el beneficio por acción en 2012 y hasta 2014, debido a un muy débil mercado publicitario”, reza el informe en cuestión. La previsión de la casa de análisis es que la facturación por este concepto caerá un 12% en 2012 para el conjunto del sector y se mantendrá casi plana (con un ligero alza del 1,1%) en 2013. Un escenario que explica la necesidad que tiene Antena 3 de pelear al límite con el supervisor para asumir las menores limitaciones posibles en la comercialización de los anuncios, incluido el mantenimiento de la pauta única.

Como publicó ayer El ConfidencialAntena 3 aún confía en lograr de la CNC unas condiciones similares a las que en su día se aplicaron a Mediaset para la adquisición de Cuatro, con la prohibición de comercializar conjuntamente la publicidad de sus dos principales canales –en aquel caso Telecinco y Cuatro- como principal imposición. Sin embargo, dos hechos dificultan el trámite para la cadena de José Manuel Lara. Primero, que los dos nuevos gigantes audiovisuales sumarán el 85% del mercado publicitario. Y, sobre todo, que Antena 3 opera bajo el modelo de pauta única, que consiste en emitir los mismos anuncios de forma simultánea en todos los canales. Competencia teme que incorporar las frecuencias de La Sexta a esa estrategia refuerce aún más el control de la publicidad.

Sinergias en peligro

Por si fuera poco, la delicada situación macroeconómica del país y la crisis publicitaria también pueden comprometer el nivel de sinergias planteado por la cadena de Planeta, situado entre 60 y 80 millones. Una cuantía que los gestores de Antena 3 plantean arañar a partes iguales entre ingresos y costes. “Estimamos de forma conservadora 41 millones en sinergias en 2013, de los que 37 vendrán por reducción de costes y sólo cuatro por el lado de los ingresos”, subraya la firma de Jaime Botín. Y es que en poco ayudan los siete meses que la CNC lleva estudiando la operación, un plazo excesivo al que acude el estudio para explicar su desconfianza en que se logre rentabilizar la fusión a corto plazo por el lado de la facturación.

“El retraso entre el anuncio de la operación y que la misma se culmina, así como el final de las retransmisiones del fútbol en abierto, reducirá la cuota global de audiencia de La Sexta, lo que pondrá en peligro las sinergías por el lado de los ingresos”, vaticina el informe. ¿Puede Lara echarse atrás a tenor de estos nuevos obstáculos? El documento deja claro que la transacción no parece en peligro, ya que “se realizó a múltiplos atractivos para Antena 3, y permite a la compañía beneficiarse de sinergias en ingresos y costes, así como de los créditos fiscales de La Sexta”. El grupo resultante de la fusión seguirá teniendo beneficios: se estima un resultado neto de 66 millones en 2013 y 85 en 2014.

En todo caso, en Antena 3 inquietan más las limitaciones que los plazos. No en vano Planeta ha dejado claro desde el principio que no cuenta con que sus decisiones tengan impacto en La Sexta hasta 2013 y, de hecho, su hoja de ruta ya planteaba este ejercicio como un año puente. “Si todo va bien, ellos cuentan con tener todas las autorizaciones hacia junio, antes del verano. Eso les permitiría empezar a gestionar en septiembre y ver resultados a partir de enero. Ya han asumido que les quedan doce meses para competir de verdad con Telecinco”, aseguraban fuentes conocedoras de la estrategia en la cadena el pasado mes de enero. Más dañino sería tener que acometer cambios drásticos en la política comercial que Antena 3 ya tiene diseñada.

La CNC acordaba el pasado 21 de marzo no dar luz verde a la operación en primera instancia e iniciar una segunda fase para analizarla en profundidad “a la vista de los posibles obstáculos existentes para el mantenimiento de la competencia efectiva en distintos mercados audiovisuales en España, en particular, en el mercado de la publicidad televisiva”. El organismo abría así un trámite que también tuvo que pasar Telecinco en la transacción con Cuatro y que daba dos meses a los afectados para presentar alegaciones.  El plazo, que concluía entre mayo y junio, está ya sobrepasado con creces. Y, con las conversaciones en plena efervescencia, no se espera un pliego de condiciones hasta finales de julio.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios