Cebrián sugiere que todo Prisa está en venta y anuncia que habrá más despidos
  1. Comunicación
CARGA CONTRA LOS PROFESIONALES DE LA CADENA SER

Cebrián sugiere que todo Prisa está en venta y anuncia que habrá más despidos

La entrada de Telefónica, Santander y La Caixa en el accionariado de Prisa no es suficiente para salvar al grupo de medios, acuciado por una

placeholder Foto: Cebrián sugiere que todo Prisa está en venta y anuncia que habrá más despidos
Cebrián sugiere que todo Prisa está en venta y anuncia que habrá más despidos

“Tenemos a punto un análisis sobre los eventuales precios y condiciones fiscales, así como los potenciales compradores, que podrían justificar la venta de cualquiera de nuestros activos”, aseguró Cebrián, que recordó que las anteriores inyecciones de capital en la empresa ya fueron acompañadas de desinversiones. “Aunque la coyuntura económica no es la mejor para encontrar los precios adecuados, llevaremos a cabo operaciones de este género en el menor plazo posible (…) Hemos llegado a acuerdos que suponen el cierre o cesión de numerosas plantas de impresión y estamos negociando desprendernos de actividades de considerable tamaño”, remató, dejando claro que las transacciones no deberían afectar “de forma sustancial” al perímetro de la compañía.

Además de hacer caja, Prisa planteará nuevas salidas, después de que unos 2.000 profesionales ya abandonaran la firma en 2011. Es más, el consejero delegado dejó claro que, si no se han tomado ya medida adicionales, es porque se ha esperado para aprovechar la reforma laboral. “La persistente realidad de la crisis (…) nos obliga a continuar con esta política de reducción de gastos, aunque el número de personal afectado será considerablemente inferior a las cifras resultantes en 2011 (…) La implementación de esta política no se ha puesto en marcha aún, salvo en temas muy puntuales, a la espera de la nueva legislación laboral”, aseveró el también presidente de la Comisión Ejecutiva de Prisa. El ejecutivo cifró los ahorros alcanzados por los ajustes de personal en 65 millones anuales.

También hubo recado para los trabajadores de la Ser, que ayer llevaban a cabo una huelga de 24 horas que modificó de forma drástica la programación habitual de la emisora. Tras calificar el episodio de “lamentable”, Cebrián aseguró que “poner una mordaza, siquiera temporal, al primer programa radiofónico de información y debate político de nuestro país es una decisión de gran calado cuyas consecuencias, creo, no fueron bien sopesadas por quienes la tomaron”. E insistió en que las empresas de Prisa buscarán llegar a acuerdos con los representantes de los trabajdores, “lo que no significa que vayan a abdicar de los derechos y capacidades que el ordenamiento legal les confiere”. A buen entendedor...

Con Botín, Alierta y Fainé

Cebrián y los Polanco sacaron adelante sin problemas la operación por la que HSBC, Santander y La Caixa convertirán deuda por capital por importe de 334 millones de euros y Telefónica adquirirá bonos de la compañía por valor de 100 millones, que entrarán en caja de forma inminente. Un acuerdo que convertirá a la banca en el principal accionista de Prisa, con un porcentaje que rondará el 20% en 2014, año en que se harán efectivos los acuerdos. La teleco también tendrá un peso importante en la compañía, entre el 6% y el 7%. La segunda inyección de capital que aprueban los Polanco en apenas 18 meses les dejará con apenas el 16%. En tanto la operación está auspiciada por la propia familia de referencia y en vista de la naturaleza de los nuevos accionistas, no es previsible un cambio en la gestión. Cebrián, si sigue, gana.

“La presencia de HSBC, Santander y La Caixa pone de relieve el permanente apoyo de las instituciones financieras a nuestro grupo. La incorporación de Telefónica tiene un significado estratégico particular”, apuntó. Y es que Cebrián explicó la presencia de la compañía de César Alierta en el accionariado por la “convergencia inevitable” entre medios y telecos, en ámbitos como el de los derechos deportivos, y del fútbol en particular. Con un aviso para los clubes de cara a las retransmisiones de la próxima campaña. “El fútbol, que generó su propia burbuja, en ocasiones al hilo de la inmobiliaria, no puede considerarse ajeno a la situación general del país, y es obvio que las consecuencias de la crisis tienen que verse también reflejadas en su economía”, zanjó.

La familia fundadora ya dio el plácet en diciembre de 2010 a la entrada en el capital de los hedge funds y firmas de inversión de la sociedad americana Liberty Acquisitions Holdings Corp., encabezada por los financieros Nicolas Berggruen y Martin E. Franklin. La apuesta supuso reducir su participación desde el 70% que atesoraban a tan sólo un 30%. A cambio, la firma recibió una aportación de capital de 650 millones de euros, que junto al proceso de desinversiones acometido en los meses anteriores le permitió reducir al entorno de los 3.500 millones una deuda que superaba los 5.000 millones. Ninguno de los dos financieros estadounidenses, a la sazón consejeros de Prisa, se encontraba ayer en la Junta.

Juan Luis Cebrián Noticias del Grupo Prisa