Es noticia
Menú
El PP no aguanta más y quiere la cabeza de Fran Llorente: "Nos da más caña que 'El País'"
  1. Comunicación
ASEGURA QUE RTVE NO AGUANTA SIN PRESIDENTE HASTA VERANO

El PP no aguanta más y quiere la cabeza de Fran Llorente: "Nos da más caña que 'El País'"

El PP cree que tiene el enemigo en casa. Es más, busca soluciones a la carrera para RTVE. Y es que el enfado en Génova es fenomenal por

Foto: El PP no aguanta más y quiere la cabeza de Fran Llorente: "Nos da más caña que 'El País'"
El PP no aguanta más y quiere la cabeza de Fran Llorente: "Nos da más caña que 'El País'"

El PP cree que tiene el enemigo en casa. Es más, busca soluciones a la carrera para RTVE. Y es que el enfado en Génova es fenomenal por el tratamiento contrario a sus intereses otorgado por la dirección de Informativos a las últimas medidas tomadas por el Gobierno, como por ejemplo la reforma laboral. Tampoco ha sentado bien el sesgo con que se abordó la noticia de la agencia Reuters, según la cual el Ejecutivo habría inflado la cifra de déficit público. El feeling entre los populares es que el responsable último de los telediarios, Fran Llorente, se ha embarcado en una huida hacia adelante consciente de que tiene los días contados en el cargo. “Nos da más caña que El País”, aseguran fuentes próximas al partido.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, se dieron ayer hasta el final del periodo de sesiones –a finales de junio- para desbloquear el nombramiento del nuevo presidente de la Corporación, cargo vacante desde que Alberto Oliart dimitiera en julio. Lo que no está claro es que haya margen de maniobra hasta casi verano. No lo parece. “Las últimas jornadas están siendo de absoluta deriva. No hay más que ver la cobertura que se dio a los sindicatos en el fin de semana tras aprobarse la reforma laboral”, aseguran otras fuentes populares. Llorente ha estado siempre en su punto de mira; los recelos se acentúan ahora con las elecciones andaluzas a la vuelta de la esquina.

“Esta empresa no puede aguantar tanto –insisten fuentes del propio PP conocedoras del sector-. Lo que está pasando es una exageración. Con la absolución de Camps [ex presidente de la Comunidad Valenciana], no se le ocurre otra cosa que entrevistar al sastre al día siguiente para refutar la sentencia. Es sólo un ejemplo, pero lo cierto es que se ha enrocado. Un hombre que sabe que el PP quiere su cabeza desde 2004 dimite tras el resultado de las elecciones. Por dignidad torera. No le quieren ni en el PSOE”. Certezas que dejan a los populares muy pocas opciones ante una situación de absoluto bloqueo para aprobar cualquier cambio en RTVE

“Las decisiones sólo las puede tomar el presidente. Habrá que nombrar uno provisional”, añaden estas fuentes. Como publicó ayer este diario, el Gobierno se plantea cambios normativos para poder desmantelar la cúpula ejecutiva de la televisión pública si no hay un acuerdo rápido con el PSOE. Una fórmula sería modificar los Estatutos de RTVE vía Consejo de Ministros para elegir un presidente de entre los consejeros y realizar esos cambios. La otra vía es, directamente, modificar por real decreto la ley que regula la televisión de titularidad pública para que el nombramiento pueda salir adelante por mayoría simple del Congreso y no por los dos tercios que contempla la norma. Una decisión de esa índole, en la que el PP nombrara presidente por las bravas, rompería la senda de consenso inaugurada por Luis Fernández en 2007 y continuada por Oliart dos años después.

Y es que sin presidente, el Consejo de Administración no tiene capacidad ejecutiva para hacer cambio alguno en el organigrama. Y, según explican fuentes internas de la casa, los directores de la televisión y la radio públicas, Santiago González y Benigno Moreno, respectivamente, “tampoco van a destituir ahora a los responsables de los informativos, cuando ellos mismos están a punto de salir. Por mucho que les inste el Consejo de Administración”. Eso contando con que el cónclave alcanzara un acuerdo. De hecho, actualmente se encuentra dividido y no hay una mayoría clara entre los consejeros. El frente progresista (PSOE, ERC, IU y UGT) y el conservador (PP y CiU) cuentan con los mismos representantes.

En busca de un gestor, no de un periodista

No obstante, estas fuentes aseguran que el PP no busca un perfil político ni un periodista, sino más bien un gestor. No en vano el elegido tendrá que abordar como primera tarea el recorte del gasto en 200 millones ya aprobado por el Gobierno. Serían los principales ejecutivos de la cadena quienes tendrían un mayor perfil ideológico. Es más, el nuevo inquilino de Prado del Rey puede que incluso se encuentre sobre la mesa una patata caliente de mayor envergadura que el ajuste del presupuesto. Como ya publicó El Confidencial, el PP da por hecho que Bruselas echará abajo el modelo de financiación de RTVE puesto en marcha por José Luis Rodríguez Zapatero, basado en un canon a las telecos y a las televisiones privadas. Además, se estima que la decisión puede ser inminente.

La principal inquietud en Génova es que hubiera que reintegrar a las compañías los fondos desembolsados hasta ahora para sufragar la televisión pública. “Ni siquiera sabemos si se ha gastado ya lo que las telecos y las cadenas han pagado en estos dos años y cuál es el plan del PSOE si toca devolverlo”, aseguraban fuentes del PP cuando el partido transitaba por la oposición. La formación aún no ha decidido cómo afrontar la financiación de la Corporación si eso sucede.

La Comisión Europea anunciaba en marzo que llevaría a España ante el Tribunal de la UE por no haber suprimido la tasa a los operadores de telecomunicaciones dentro del nuevo sistema de financiación de RTVE. Bruselas considera que el nuevo impuesto no está en línea con las normas comunitarias, ya que supone una doble imposición a las empresas y no se emplea en financiar costes de regulación del propio sector.

Los máximos responsables de la cadena minimizaban este riesgo en la Memoria incluida en las últimas cuentas anuales, correspondientes al año 2010. “Los Administradores de la Corporación RTVE consideran que se trata un recurso de incumplimiento, por lo que en ningún caso podría dar lugar a la devolución de lo recaudado por la CMT [Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones] y, menos aún, a la recuperación de los devengado en 2010 por la Corporación RTVE en relación con las aportaciones de estos operadores de telecomunicaciones”, reza el documento.

El PP cree que tiene el enemigo en casa. Es más, busca soluciones a la carrera para RTVE. Y es que el enfado en Génova es fenomenal por el tratamiento contrario a sus intereses otorgado por la dirección de Informativos a las últimas medidas tomadas por el Gobierno, como por ejemplo la reforma laboral. Tampoco ha sentado bien el sesgo con que se abordó la noticia de la agencia Reuters, según la cual el Ejecutivo habría inflado la cifra de déficit público. El feeling entre los populares es que el responsable último de los telediarios, Fran Llorente, se ha embarcado en una huida hacia adelante consciente de que tiene los días contados en el cargo. “Nos da más caña que El País”, aseguran fuentes próximas al partido.