La productora de 'Sálvame' y 'La Noria' casi duplica beneficios en plena crisis publicitaria
  1. Comunicación
AFRONTA DEMANDAS POR 3,15 MILLONES

La productora de 'Sálvame' y 'La Noria' casi duplica beneficios en plena crisis publicitaria

La llamada telebasura no sólo da réditos a Mediaset, su principal impulsor. También sacan tajada sus productoras de confianza. La Fábrica de la Tele, creadora de

Foto: La productora de 'Sálvame' y 'La Noria' casi duplica beneficios en plena crisis publicitaria
La productora de 'Sálvame' y 'La Noria' casi duplica beneficios en plena crisis publicitaria

La llamada telebasura no sólo da réditos a Mediaset, su principal impulsor. También sacan tajada sus productoras de confianza. La Fábrica de la Tele, creadora de formatos como Sálvame y La Noria, ganó 5,59 millones de euros en 2010, una cifra que casi duplica los 3,17 millones del ejercicio anterior. Una evolución llamativa que contrasta con los problemas que atraviesan muchas de sus competidoras, afectadas por la debacle publicitaria y los drásticos recortes en las cadenas. Según las cuentas recientemente presentadas en el Registro Mercantil, la firma admite que apenas ha sentido la crisis gracias al abrigo de Telecinco.

“La sociedad ha desarrollado con habitualidad (sic) durante el ejercicio 2010 su actividad de venta de programas a sociedades del grupo Telecinco, habiéndose aumentado la cifra de facturación con respecto a la del ejercicio 2009, por lo que la crisis general que existe en la actualidad no está teniendo su reflejo en la sociedad”, reza el informe de gestión. De acuerdo con los datos presentados, la empresa alcanzó una cifra de negocios de 35,33 millones de euros en 2010, un 37% más que el año anterior, cuando se quedó en 22,16 millones. Eso sí, todo a expensas de sus “programas estrella”. No en vano la compañía admite que el 80% de su cifra de negocio procede de ‘Sálvame’ y ‘La Noria’.

Una dependencia que podría tener su lado negativo, a raíz del boicot de los anunciantes a Telecinco y al espacio de Jordi González tras la entrevista a la madre de uno de los condenados por encubrimiento en el caso de Marta del Castillo emitida el pasado mes de octubre. Una medida que amenazaba con extenderse a otros programas del mismo corte, como Sálvame, y que obligó al grupo italiano a tomar medidas drásticas para frenar una hemorragia de ingresos publicitarios. Entre ellas, la revisión del formato del prime time de los sábados. “Haremos lo que haya que hacer para no tener otro caso como el de La Noria en el futuro”, aseguraban fuentes internas de la casa tras el episodio, en la convicción de que había que suavizar la parrilla.

La Fábrica de la Tele se las prometía muy felices en la fecha de formulación de las cuentas, antes de que se desencadenara el tsunami de los anunciantes abanderado por Campofrío. “La previsión para el ejercicio 2011 es bastante halagüeña, si además lo comparamos con la tónica general de la economía, no sólo a nivel nacional sino también internacional –explica el informe-. La intención (…) es continuar con la línea de producción de programas para Telecinco, tratando de elaborarlos con la misma calidad, dado que se ha probado que es lo que realmente tiene rentabilidad en el medio y largo plazo”. También lo que "tiene éxito de audiencia". La sociedad, cuyos principales gestores son Adrián Madrid y Óscar Cornejo, fue creada en 2006 bajo la denominación de Hormigas Blancas Producciones, antes de adoptar su nombre actual un año después.

Medio millón ‘reservado’ para juicios

La firma admite tener pendientes procesos judiciales que le reclaman el equivalente a sus beneficios de 2009. “La sociedad tiene abiertos una serie de litigios en los que es parte demandada y en la que reclaman una cantidades totales de aproximadamente 3.154.800 euros. Conforme a la cuantificación realizada por el equipo de profesionales que llevan estos procedimientos (abogados), la sociedad ha provisionado durante el ejercicio 2010 un importe relacionado con esos litigios que asciende a 200.000 euros adicionales, ya que se considera que los nuevos procedimientos originarán un pasivo adicional para la sociedad al ya provisionado”. La empresa había reservado otros 300.000 euros.

Como publicó El Confidencial, el affaire La Noria removió los cimientos de Telecinco a finales del año pasado, en tanto ponía en peligro el modelo de negocio perfecto puesto en marcha por su consejero delegado. La fórmula milagrosa estaba clara: programas baratos y de larga duración bien acogidos por audiencias y, en consecuencia, también por los anunciantes. Una fórmula en la que la existencia de productoras amigas juega un papel esencial. De hecho, otras en el sector se quejaban de haber tenido que rechazar proyectos concretos de Telecinco porque no les salían los números. “Están apretando tanto a las productoras que algunas ya les están diciendo que no. No compensa trabajar a esos precios”, se subrayaba.

La propia auditoría a las cuentas de 2010 advierte de esos estrechos vínculos con Telecinco y del riesgo para la sociedad si la relación no prosigue. “Con fecha 1 de diciembre de 2010, el contrato que tenían en vigor la sociedad con el Grupo Telecinco en exclusividad ha finalizado -expone el informe de MGI Audicon&Partners-. A fecha de este informe, la sociedad tiene pendiente de formalizar el nuevo acuerdo tácito entre las partes. Desde este informe resaltamos la importancia de la firma definitiva de este nuevo contrato de la sociedad con su único cliente, advirtiendo de los efectos obvios que las condiciones de este nuevo acuerdo tendrá en la cuenta de explotación de la sociedad”.