LA SEXTA NO RENOVARÁ LOS DERECHOS SI NO SON RENTABLES

Adiós a Barça y Madrid en abierto: Antena 3 se niega a pagar la fiesta del fútbol

“Los derechos de la Fórmula 1 y el fútbol son caros y difíciles de rentabilizar (…) No los renovaremos a menos que se produzca un descenso

Foto: Adiós a Barça y Madrid en abierto: Antena 3 se niega a pagar la fiesta del fútbol
Adiós a Barça y Madrid en abierto: Antena 3 se niega a pagar la fiesta del fútbol

“Los derechos de la Fórmula 1 y el fútbol son caros y difíciles de rentabilizar (…) No los renovaremos a menos que se produzca un descenso significativo de los precios”, aseguraba ayer Silvio González, consejero delegado de Antena 3 y futuro hombre fuerte de la fusión con La Sexta. Una reducción que sin lugar a dudas se producirá. Y es que si en algo están de acuerdo Prisa y Mediapro, que acumulan los derechos de los clubes, es en la necesidad de rentabilizar a toda costa sus propuestas de pago (Canal+ Liga y Gol TV, respectivamente). “Para eso no hay más remedio que devaluar el partido de los sábados. El futuro pasa por apenas partidos de Madrid o Barcelona en abierto”, explican fuentes del sector.

Un paquete low cost que se avecina para los sábados por el que las televisiones no están dispuestas a pagar los entre 60 y 70 millones que actualmente abona La Sexta por los 38 partidos de Liga que emite al año. “Es normal que a Silvio González no le salgan las cuentas. Un encuentro entre el Osasuna y el Racing apenas supone 500.000 euros de ingresos en publicidad. El Madrid-Barcelona puede alcanzar los dos millones de euros. Las cantidades globales sólo se podrían rentabilizar si todos los sábados jugaran esos dos equipos”, se subraya. Es decir, que la puja para la próxima temporada 2012-2013 manejará cifras muy inferiores a las actuales. El contrato de La Sexta vence en junio del año próximo.

“No me sorprendería ver ofertas apenas por encima de los 20 millones”, añaden estas fuentes. La hipótesis de una rebaja sustancial en los precios viene también avalada por el duopolio en que se ha convertido el sector. Sólo Antena 3 y Mediaset España pueden plantearse acometer la inversión, con las televisiones públicas en pleno recorte de sus presupuestos y de las subvenciones que reciben. La propia TV3 ya ha sugerido que renunciará al fútbol en abierto tras sufrir un recorte de 40 millones de euros. Telecinco se ha mostrado muy interesada en el fútbol y ha presentado ofertas en las últimas subastas, pero la cadena de Paolo Vasile tampoco se caracteriza por acometer desembolsos de cara a la galería y a los que no puede sacar réditos.

Fuentes internas de uno de los dos nuevos gigantes audiovisuales matizan que lo normal es que ambas cadenas presenten ofertas para acceder a los partidos en abierto, “siempre que sea económicamente interesante”. Canal+ Liga ronda el millón de abonados mientras que Gol TV apenas supera los 350.000 en TDT. Ambos son conscientes de que el nuevo Gobierno no va a atreverse a eliminar el partido en abierto de los sábados en plena crisis. Por eso, el único camino que les queda es rebajar su calidad e incentivar la entrada de nuevos abonados. La penetración en España de esta modalidad de televisión está 25 puntos por debajo de los países europeos con mayor desarrollo en el pago.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ya lanzó un órdago al Gobierno el pasado mes de febrero, tras aprobar su Asamblea una petición para que se modifique la ley que obliga a difundir cada jornada un partido de Primera División en abierto y de forma gratuita. Pocos entienden entre los clubes y las propias televisiones que el “interés general” justifique la retransmisión de un partido semanal en abierto, como establece la llamada ley del fútbol promovida en 1997 por el entonces vicepresidente popular Francisco Álvarez Cascos. Jaume Roures, presidente de Mediapro y propietario de los derechos de la mayoría de equipos, aseguraba entonces: “Siempre hemos dicho que es un perjuicio para los clubes, un atropello a sus derechos. Se expropió en su día sin tener en cuenta su opinión”.

El lastre del balompié en La Sexta

González dejó claro que el desempeño de La Sexta sin los derechos deportivos del fútbol y la Fórmula 1 hubiera sido diferente. Al punto que la compañía apenas hubiera registrado un ebitda negativo de 10 millones de euros el año pasado. La presentación a analistas llevada a cabo ayer por Antena 3 revela que la cadena de José Miguel Contreras registró un beneficio bruto de explotación negativo de 26 millones de euros en 2010 y de 111 millones en 2009. El primer ejecutivo de la firma añadió que es “muy posible” que el automovilismo se emita a partir de ahora en la cadena principal. “Obtendremos mejores resultados en términos de ingresos que en La Sexta, ya que el resultado en términos de audiencia será aún mayor en Antena 3”, aseguró.

También se facilitaron cifras sobre posibles sinergias, que la cadena de Planeta estima entre 60 y 80 millones de euros al año a partir de 2013, la mitad logradas por el lado de los ingresos y la otra por el de los costes. Asimismo, aumenta sobre la estimación inicial la deuda que asume Antena 3, al hacerse cargo también del capital circulante negativo. Pondrá sobre la mesa hasta un máximo de 122 millones. El coste total de la fusión –si La Sexta alcanza finalmente el 14% del capital, ya que un 7% depende del cumplimiento de objetivos- se cifra en 269 millones de euros, la mitad de lo que Telecinco abonó para la compra de Cuatro.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios