Telecinco convoca una reunión de urgencia con los anunciantes en plena guerra por La Noria
  1. Comunicación
SERÁ EL PRÓXIMO 30 DE NOVIEMBRE EN MADRID

Telecinco convoca una reunión de urgencia con los anunciantes en plena guerra por La Noria

Palacio Municipal de Congresos de Madrid. 30 de noviembre. Entre las inocentes ferias dedicadas al golf y al ocio infantil, los capos de Telecinco, Paolo Vasile y Giuseppe Tringali, tienen

Foto: Telecinco convoca una reunión de urgencia con los anunciantes en plena guerra por La Noria
Telecinco convoca una reunión de urgencia con los anunciantes en plena guerra por La Noria

Palacio Municipal de Congresos de Madrid. 30 de noviembre. Entre las inocentes ferias dedicadas al golf y al ocio infantil, los capos de Telecinco, Paolo Vasile y Giuseppe Tringali, tienen previsto recibir a los principales anunciantes del país. Se trata de un encuentro tradicionalmente festivo organizado en estas fechas por Publiespaña para presentar su programación del año próximo. Sin embargo, en esta previa navideña las aguas bajan turbias. Y es que las empresas esperan que la cadena aproveche para dar explicaciones por la entrevista con la madre de uno de los condenados por encubrimiento en el caso de Marta del Castillo en el programa La Noria. Una emisión que provocó el boicot al espacio de la práctica totalidad de firmas.

“La cadena debería haberlas dado ya, pero se ha extendido el rumor de que dirán algo en esa reunión”, se asegura desde una empresa con cierta expectación. No obstante, desde Mediaset España se deja claro que el foro estaba convocado desde el mes de septiembre y que simplemente se busca explicar a los anunciantes la política comercial. ¿Se abordará el conflicto suscitado en La Noria? “El encuentro estaba previsto mucho antes de que se suscitara”, se limitan a insistir. Sí se admite desde las empresas que el marco tal vez no sea el más adecuado. “Se trata de un encuentro alegre, en el que se vende ilusión. No parece el lugar para abordar esa patata caliente”, se apunta desde una de las empresas consultadas.

Telecinco ya ha dado los primeros pasos para salvar la brecha abierta con los anunciantes. La cadena anunciaba ayer la cancelación de algunos de sus programas más agresivos para templar gaitas con las marcas. Como publicó El ConfidencialEnemigos íntimos estaba en el punto de mira y sale de la parrilla en la noche de los miércoles. Resistiré, ¿vale? será sustituido el jueves por una edición más larga de Acorralados. Se trata de medidas cosméticas para apaciguar las aguas y que persiguen evitar una revolución de la programación. Y es que Vasile no tiene claro que un vuelco en la cadena le permita mantener el nivel de inversión publicitaria. En plena crisis, la sociedad ha ganado más de 100 millones hasta septiembre.

“Paolo no se va a atrever jamás a levantar la tarde. Ya lo hizo una vez con El tomate y tuvo que soportar tres años de travesía por el desierto hasta que logró levantar la franja con Sálvame, un programa que surgió de Supervivientes. Eso no lo va a tocar. De hecho, ahí es dónde está su bonus”, aseguran fuentes próximas a la cadena. Además, la tarde es clave en términos de audiencia. Los movimientos apuestan por cortar el fuego antes de que llegue a Sálvame. En todo caso, reflejan la inquietud que se vive en el grupo. “Estamos preocupados, claro que estamos preocupados. Y haremos lo que haya que hacer para no tener otro caso como el de La Noria en el futuro”, aseguraban hace siete días fuentes internas de la cadena. Todo sea por evitar que este affaire se contagie al resto de la parrilla.

Toque de atención

De momento, la cadena ha dado un toque de atención a los programas de corazón y magacines de la casa como Vuélveme Loca, La Noria o El Programa de Ana Rosa pero, sobre todo, a Sálvame. No obstante, en la productora del espacio de Jorge Javier Vázquez, La Fábrica de la Tele, están tranquilos. “El programa moderará en parte sus contenidos. No obstante, se cuenta ya con una defensora del espectador (María Teresa Campos), que con actitud autocrítica se encarga de trasladar las quejas de los espectadores a los responsables del programa", explican fuentes cercanas a la productora.

Aun así, no parece que las distintas asociaciones de espectadores vayan a ceder en su empeño por denunciar los contenidos de Sálvame. “Estaremos muy pendientes. Queremos ver hechos porque ya sabemos cómo son. Es muy difícil moderar un programa de estas características”, explica Maribel Martínez Eder, portavoz de la Asociación Plaza del Castillo de Usuarios de Medio de Comunicación (ATR-Navarra).

De hecho, esta asociación publicaba hace unos meses un informe con algunas de las vulneraciones de la Ley General de la Comunicación Audiovisual en materia de protección de menores cometidas por el programa. Entre éstas se citaban un lenguaje grosero y situaciones de violencia verosímil no explícita. Asimismo, la Asociación de Usuarios de la Comunicación ha pedido a Telecinco en más de una ocasión que elimine Sálvame de su franja de tarde ya que es “un programa claramente inadecuado para ocupar toda la franja de tarde de la cadena”.

No son las únicas. La Agrupación de Telespectadores y Radioyentes (ATR) está llevando a cabo una ronda de contactos con las principales empresas anunciantes, la mayoría incluidas en el Ibex, para expresarles su inquietud por la emisión de sus anuncios en programas que no respetan los derechos del menor. La refléxión es clara: La Noria pudo tener una actuación poco ética; Sálvame, directamente, incumple la ley.

Telecinco