HAN INVERTIDO 670 MILLONES EN LA CADENA

Los accionistas de La Sexta verán 'esfumarse' más de 400 millones en la fusión con Antena 3

Corría finales de 2009. Antena 3 y La Sexta daban por cerrada su fusión. Los accionistas de la televisión participada por Jaume Roures se hacían con

Foto: Los accionistas de La Sexta verán 'esfumarse' más de 400 millones en la fusión con Antena 3
Los accionistas de La Sexta verán 'esfumarse' más de 400 millones en la fusión con Antena 3

Corría finales de 2009. Antena 3 y La Sexta daban por cerrada su fusión. Los accionistas de la televisión participada por Jaume Roures se hacían con un 23% del nuevo holding, en el que se asignaba a la cadena un valor de 500 millones de euros. No era un negocio del todo malo. Algo se perdía tras una inversión de 670 millones en un lustro, pero parecía asumible con la expectativa de recuperar el paso a lomos de una sociedad más potente capaz de competir de igual con Telecinco. Más de 20 meses después y con la transacción por completar, las compañías no valen lo mismo y la relación de fuerzas ha cambiado dramáticamente.

Ahora y según las negociaciones en marcha, La Sexta apenas retendrá entre un 15% y un 20% de la sociedad resultante. Antena 3, que valía en bolsa 1.700 millones de euros hace dos años, ahora apenas alcanza los mil. La ecuación de canje planteada apenas supone valorar la cadena de José Miguel Contreras entre 185 y 260 millones de euros. En este escenario y en un mero canje de papelitosTelevisa y sus socios se habrán dejado por el camino entre 410 y 485 millones.

La valoración de Antena 3 está clara; la ofrece el mercado. Más difícil es el caso de La Sexta, que no cotiza. Tan sólo hay aproximaciones. Según los datos remitidos al supervisor estadounidense (SEC) por Televisa, que atesora el 40% de la cadena, el valor en libros de su participación en la empresa española apenas alcanza los 972 millones de pesos (en torno a 58 millones de euros). Una estimación que supone valorar toda la compañía en sólo 145 millones de euros. El gigante mexicano de Emilio Azcárraga Jean se había dejado en su apuesta española 250 millones hasta el año 2009. El año pasado desembolsó otros 21,5 millones.

Un descalabro que no impide que Televisa esté encantada con la fusión. Le proporcionaría una participación razonable –en torno al 8%- en una empresa cotizada, y a medio plazo podría empezar a recuperar su inversión vía dividendos. Sería el tercer accionistas de la nueva firma, tras Planeta y la alemana UFA Films. De hecho, la compañía mexicana había ya presionado en esa dirección e incluso en febrero exponía su intención de buscar salidas a su presencia en La Sexta. Fuentes próximas a las conversaciones aseguran a este diario que en esta ocasión hay más consenso entre los accionistas de La Sexta que en otras ocasiones.

Además del 40% de Televisa, La Sexta está participada en un 9% por Gala Capital y en un 51% por Grupo Audiovisual de Medios de Producción (GAMP). Bajo el abrigo de esta última sociedad están, con el 69,5%, el conglomerado Imagina de Roures (Grupo Árbol y Mediapro), Bainet, con el 12%; la BBK, con el 9,8%, y El Terrat, con el 8,25%. Tanto la multinacional británica WPP como el empresario Juan Abelló, a través de Torreal, poseen el 20% de Imagina y están indirectamente en el accionariado de la cadena. El director de La Sexta, Antonio García Ferreras, aseguró el pasado miércoles que la pelota está en el tejado de los accionistas de la cadena. “Es una reflexión que tienen que hacer ellos”, dijo.

Tener confianza en la cotización

Las dos próximas semanas son claves para sacar adelante la operación, que quedó apalabrada antes de verano y se encuentra muy avanzada. Convertiría al nuevo grupo en el segundo gigante audiovisual en España tras la suma de Telecinco y Cuatro. De cerrarse el pacto, los accionistas de La Sexta llegados a la nueva sociedad tendrán que confiar en el margen alcista de la acción de Antena 3 para recuperar las minusvalías latentes que se generan respecto a su inversión. Los títulos de la cadena de Planeta cerraron ayer en 4,93 euros, lejos de los 7,20 euros en que se movía la cotización a finales de 2009, cuando la capitalización rondaba esos 1.700 millones de euros.

Como publicaba ayer este diario, un informe del Santander estima que la fusión no creará valor para los accionistas de la cadena de Planeta si La Sexta atesora más de un 15% del nuevo holding y sigue costeando el fútbol. Si la cadena de José Miguel Contreras retiene un 20% de la nueva sociedad, los accionistas de Antena 3 verían diluido el beneficio por acción un 21,1% en 2013, porcentaje que se quedaría en un más asumible 6,5% si la cadena participada por Roures dejara de retransmitir la costosa Liga de Fútbol.

La transacción sería neutral “si los accionistas de La Sexta se quedaran con un 15% de la compañía resultante y se interrumpiera la emisión del fútbol”. En todo caso, cuesta pensar que Antena 3, tradicionalmente muy cautelosa en la compra de derechos deportivos, mantenga ese gasto en caso de boda. Por otra parte, tras el período inicial de asimilación, lo normal sería que el nuevo grupo aprovechara vía ingresos su capacidad para fijar precios en el mercado. Antena 3 y Mediaset se repartirían un 85% del mercado.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios