Es noticia
Menú
Telecinco y Antena 3 han ganado casi 600 millones desde el inicio de la crisis
  1. Comunicación
EL GOBIERNO ZAPATERO 'MIMA' A LAS TELEVISIONES

Telecinco y Antena 3 han ganado casi 600 millones desde el inicio de la crisis

Corría el mes de abril de 2009. Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco y de la patronal de las televisiones privadas, miró a su auditorio y se

Foto: Telecinco y Antena 3 han ganado casi 600 millones desde el inicio de la crisis
Telecinco y Antena 3 han ganado casi 600 millones desde el inicio de la crisis

Corría el mes de abril de 2009. Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco y de la patronal de las televisiones privadas, miró a su auditorio y se arrancó. “Nunca hubierais creído que esto se iba a producir”, dijo, en alusión a la eliminación de la publicidad en TVE. Y en un alarde de sinceridad tuvo un recuerdo para quien lo hizo posible: “Estamos muy contentos por las cosas que el Gobierno está haciendo por nosotros. Y sobre todo por lo que está haciendo una persona honesta, que cuando dice sí es sí y cuando dice no es no. Y esa persona es María Teresa Fernández de la Vega. Gracias a ella se ha conseguido un diálogo muy fructífero”.

Hoy, mientras De la Vega se acomoda en el Consejo de Estado, las cadenas recogen los frutos de esa estrecha y envidiada relación. Las dos grandes televisiones, Telecinco y Antena 3, han ganado en los últimos tres años, en lo más duro de la crisis, 591,1 millones de euros. Las cifras se disparan si se excluye de la cuenta el fiasco contable que la cadena italiana vive con Endemol, cuyo valor en libros es hoy igual a cero tras una inversión inicial de 465 millones. En ese escenario, las ganancias de los dos principales grupos audiovisuales en España se elevarían a 820,3 millones de euros. Sin que las cadenas sean pacatas a la hora de buscar explicación a parte de su éxito.

La eliminación de la publicidad en TVE ha permitido el crecimiento de ingresos de las televisiones comerciales, que han absorbido la totalidad de la inversión que estaba destinada a TVE. Asimismo, se ha iniciado un ajuste de precios del mercado publicitario en televisión, para intentar recuperar los niveles tras la salida de TVE del mercado publicitario”, confiesa Telecinco en su última presentación de resultados. Es más, que tiemblen los anunciantes. Habrá en 2011 una segunda parte en ese ajuste de precios, que ya provocó alzas del 35% en 2010. Según Citi, la cadena de Paolo Vasile podría animarse a subidas adicionales del 7% en el presente ejercicio.

Además, ¿por qué no hacerlo cuando tu control del mercado publicitario supera el 45%? Y es que, por ahora, Vasile ha sido quien mejor ha aprovechado el otro gran regalo de Zapatero, veáse la modificación legal que facilita la integración de las cadenas desde febrero de 2009. La compra de Cuatro otorga a Telecinco pleno liderazgo en la fijación de precios a los anunciantes, mientras Competencia mira para otro lado. Además, nadie se va a quejar. El Gobierno accedió a reducir el número de jugadores apenas 48 meses después de conceder dos nuevas licencias a La Sexta y Cuatro. Prisa ha sacado de la nada 500 millones de euros por la venta de su televisión en abierto. Todos están contentos con el Ejecutivo, que puede mirar las elecciones sin inquietud.

Más de 500 millones extra para las privadas

La supresión de la publicidad en RTVE no sólo ha permitido a las televisiones comerciales el acceso a un volumen de inversión cercano a los 500 millones de euros, sino que ha facilitado el ajuste en los precios de la publicidad, ya que en los últimos años se habían mantenido artificialmente bajos”, certificaba Echevarría al vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante las últimas jornadas anuales de Uteca. Y superada la prueba de la crisis publicitaria, 2011 se presenta como otro año de buena cosecha. Citi estima que Antena 3 registrará un resultado de explotación de 161,8 millones de euros y Telecinco se irá hasta los 292,6, con una reducción de costes del 5% por las sinergias con Cuatro.

Algo habremos hecho bien las televisiones para captar todas la inversión de la televisión pública”, se defendía el ejecutivo de una cadena. El propio Echevarría advierte que, frente a la caída de ingresos publicitarios en este trienio, la austeridad de los gestores ha sido brutal. “En 2009 los recortes de gastos llegaron por primera vez en mucho tiempo a la inversión en programación, que tradicionalmente había crecido por encima de la inflación”, subraya. Lo cual tampoco evita que la regulación haya echado una mano. Ni que haya otros retos por delante. Las televisiones buscarán a partir de ahora el fin de la inversión obligatoria en cine -la Ley Audiovisual ya les ha concedido importantes avances-, que las televisiones autonómicas tampoco puedan emitir publicidad o minimizar el impacto del incómodo Consejo Estatal de Medios Audiovisuales (CEMA).

Uteca ha logrado en los últimos meses objetivos en defensa del sector que perseguía hace años. ¿Por qué ahora? En algunas televisiones no se engañan y apuntan a las buenas relaciones de los gestores de Mediapro y La Sexta con pesos pesados del Ejecutivo. En todo caso, la asociación maneja una capacidad de lobby que otros envidian. Sin ir más lejos, los editores de prensa, que llevan años peleando por un plan de ayudas que no llega. “Está todo parado. Nos hemos resignado a no que no haya nada antes de las elecciones autonómicas”, aseguraba a este diario un editor. Otro, simplemente, ponía como ejemplo a las televisiones privadas: “Para los temas del sector van todas unidas. En la prensa no nos ponemos de acuerdo ni entre nosotros”.

Corría el mes de abril de 2009. Alejandro Echevarría, presidente de Telecinco y de la patronal de las televisiones privadas, miró a su auditorio y se arrancó. “Nunca hubierais creído que esto se iba a producir”, dijo, en alusión a la eliminación de la publicidad en TVE. Y en un alarde de sinceridad tuvo un recuerdo para quien lo hizo posible: “Estamos muy contentos por las cosas que el Gobierno está haciendo por nosotros. Y sobre todo por lo que está haciendo una persona honesta, que cuando dice sí es sí y cuando dice no es no. Y esa persona es María Teresa Fernández de la Vega. Gracias a ella se ha conseguido un diálogo muy fructífero”.

Telecinco Antena 3 Gobierno Corporativo