PEDIRÁ A COMPETENCIA QUE REVISE EL ACUERDO CON PRISA

Telecinco reclama más poder en Digital+ nada más entrar en el capital

Telecinco daba por cerrada el 28 de diciembre la compra de un 22% de Digital+. Sin embargo, la operación aún puede deshacerse. La compañía de Paolo

Foto: Telecinco reclama más poder en Digital+ nada más entrar en el capital
Telecinco reclama más poder en Digital+ nada más entrar en el capital
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Telecinco daba por cerrada el 28 de diciembre la compra de un 22% de Digital+. Sin embargo, la operación aún puede deshacerse. La compañía de Paolo Vasile quiere tener más influencia en la gestión de la plataforma de pago y pondrá toda la carne en el asador para tener derecho de veto en el Consejo de Administración. Un privilegio que los acuerdos iniciales con el Grupo Prisa le concedían y del que la cadena de Mediaset abdicó para cumplir con las exigencias de la Comisión Nacional de Competencia (CNC). Una renuncia temporal. La compañía italiana volverá a poner en un brete a la CNC en doce meses.

     

    “Aspiramos a tener una participación más industrial en Digital+. No tenemos el derecho de veto, pero vamos a pedirlo más adelante, dentro de un año, para tener una participación más activa”, aseguraba ayer el consejero delegado de Telecinco para el área de publicidad, Giuseppe Tringali, durante la presentación de la estrategia publicitaria del nuevo grupo ampliado con Cuatro. Y es que la cadena arrancó a Prisa –necesitada de hace caja- una opción preciosa para restablecer el contenido íntegro del acuerdo inicial al cabo de un año y someterlo de nuevo a la aprobación de la CNC.

     

    “En el supuesto de que Telecinco decidiera ejercitar dicha opción, y ante la eventualidad de que su aprobación fuera sometida por las autoridades de competencia a condiciones que desaconsejan objetivamente su aceptación, Telecinco y el Grupo Prisa han acordado deshacer parcialmente la operación, en la parte afectante a la participación de Telecinco el DTS”, esto es, a Digital+, informó la televisión de Vasile a la CNMV. La opción no afecta, por tanto, a la compra de Cuatro, realizada en paralelo. Tringali aseguró ayer que su cadena tiene claro que abrirá ese melón, una decisión tomada incluso antes de nombrar a los dos consejeros a los que tienen derecho en la sociedad.

     

    La CNC comunicaba el 10 de noviembre su decisión de archivar la investigación sobre la entrada de Telefónica y Telecinco en Digital+, al renunciar ambas compañías a sus derechos de veto sobre decisiones estratégicas como el plan de negocios o el presupuesto anual de la plataforma. También se olvidaban de condicionar el nombramiento de los altos directivos de la sociedad. Unos requisitos nimios que avalaban, según las palabras de un ejecutivo con larga experiencia en el sector, “la cacicada más importante en el sector en los últimos años”. No en vano se daba vía libre sin apenas condiciones a la creación de un gigante que concentra el 80% de la televisión de pago. Pero Telecinco quiere más.

     

    Garantías a ‘go-go’

     

    Como adelantó este diario, el grupo Berlusconi se ha cubierto bien las espaldas en su asociación con Liberty y los Polanco. Por ejemplo, si hay un cambio de control de Prisa también se pueden revisar los pactos. “En caso de cambio de control de Prisa, una situación no resuelta de bloqueo o transcurrido un plazo de tres años, Telefónica y Telecinco tendrán derecho a desinvertir en Digital+”, reza el folleto de la ampliación de capital para financiar la compra remitido por la cadena de Paolo Vasile al supervisor. En ese escenario, Sogecable escoge la fórmula. Puede ser mediante la transmisión de acciones a la propia Sogecable, o a través de una oferta pública de venta de acciones.

    .

    Sin contar con las duras condiciones impuestas a la editora de El País por si no es oro todo lo que reluce en las cuentas Digital+ y Cuatro. “El grupo Prisa se ha comprometido a pignorar a favor de Telecinco acciones de Telecinco equivalentes a un 4% de su capital”, reza la información remitida por la cadena de Mediaset a la CNMV. “El Grupo Prisa ha prestado una serie de manifestaciones y garantías sobre el estado financiero y de negocio de Digital+ y Sogecuatro y asume las correspondientes obligaciones de indemnización para el caso de incumplimiento de los contratos o de falsedad o inexactitud de alguna de dichas manifestaciones y garantías”, expone la notificación.

     

    “Consideramos que el pago es una posibilidad tecnológica que puede tener su interés”, explicó Tringali, que no renunció a desarrollar canales cerrados en TDT, como ya ha realizado la matriz “con buenos resultados” en Italia. La cadena explicó ayer la nueva estrategia comercial de la casa, en función de las exigencias de Competencia que le impiden comercializar conjuntamente espacios en Telecinco y Cuatro. La principal novedad que presenta la temporada es la intención del grupo de reducir los bloques publicitarios en los horarios de máxima audiencia a un máximo de seis minutos. “Hasta ahora entre el 35% y el 40% superan los siete”, zanjó Tringali.

    Comunicación
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    1comentario
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios