SE PRESENTABA SU BIOGRAFÍA

Ana Botella y las ‘chicas Ansón’ rinden homenaje al académico

El sonido de unos tacones interrumpe las palabras de Cristina López Schlinchting (locutora de la COPE). Todo el auditorio gira al unísono su cabeza hacia el

Foto: Ana Botella y las ‘chicas Ansón’ rinden homenaje al académico
Ana Botella y las ‘chicas Ansón’ rinden homenaje al académico

El sonido de unos tacones interrumpe las palabras de Cristina López Schlinchting (locutora de la COPE). Todo el auditorio gira al unísono su cabeza hacia el pasillo central. Ana Botella se dirige de forma atropellada hasta el asiento que tiene reservado en la primera fila. Murmullos. El reloj marca las 20:30 h. Media hora antes, había dado comienzo el tributo en forma de presentación que la plana mayor de la Primera Plana le hacía a uno de sus miembros más controvertidos, Luis María Anson.

Botella logra por fin su objetivo: se sienta con sigilo –pretendido, que no conseguido- a la derecha del padre. Al tiempo, Schlinchting sentencia: “Anson ha escrito una página fundamental del periodismo español”.

Antes de que la esposa de Aznar encontrase el hotel InterContinetal de Madrid, la palabra fue de Esther López Palomera (subdirectora de La Razón). “Anson ha sido mi gran maestro”, aseguró en un arrebato prosaico. Cuando Isabel San Sebastián, la tercera en discordia, hizo uso de la palabra, dijo lo mismo pero con otros términos. Las ‘chicas Anson’, todas ellas hijas predilectas del ABC “verdadero”, el que dirigió su “master” durante quince años, parecían haber consensuado su ‘discurso-tributo’.

Entre las tres, convirtieron en hagiografía un libro que en realidad no lo es tanto: Anson. Una vida al descubierto, una biografía tolerada por el protagonista, pero que intenta dibujar, gracias a un trabajo de exhaustiva investigación por parte de sus hacedores, las luces y las sombras de una de las más discutidas viejas glorias del periodismo español.

Anson: "No estoy de acuerdo con el 30% del libro"

El propio Anson, al culminar las intervenciones de todos los vocales, incluidos los rendidos autores, Daniel Forcada y Alberto Lardíes, tomó la palabra para hacerles un favor: “No estoy de acuerdo con al menos el treinta por ciento de lo que se cuenta en este libro. Es inexacto. Y algún pasaje, como el que se encarga de narrar que yo me llevé a numerosos redactores del ABC a La Razón, es completamente falso”, aseveró, mientras Isabel San Sebastián asentía con la cabeza y seguidamente condenaba a Daniel Forcada con la mirada.

En realidad, quien más quien menos, descifró cierta impostura en aquellas palabras, porque se podía leer entre líneas que a Anson el libro le había dejado con muy buen sabor de boca. Pero hay cosas que es mejor no decir, sobre todo cuando se están vendiendo ejemplares a la puerta. Otras, sin embargo, son muy recurridas y convenientes: “No me gustan las biografías”, espetó. “Estos chicos me han cadaverizado demasiado pronto”.

Tras su breve alocución, volvió a tomar el académico asiento junto a la ex primera dama, mientras un auditorio entregado y lleno de viejos amigos, le dedicaba el aplaudo más sonoro de la noche. Palmeaban, distribuidos entre el vulgo, insignes dibujantes y compañeros de academia como Antonio Mingote; hombres de televisión como Jorge del Corral (Presidente de UTECA); mujeres de prensa como Blanca Berasategui (El Cultural); o empleados del agasajado como Joaquín Villa (ex director de La Razón y actual director de El Imparcial).

Aplaudieron fuerte, pero poco. Las ‘chicas Anson’ tenían prisa.

‘Anson. Una vida al descubierto’. Sinopsis.

«Estuve con Neruda en Barcelona en el año 72. Él dudaba si venir o no porque no quería ver fotos de Franco, pero le convencí; y cuando llegó, se encontró con una visita oficial de Franco a Cataluña». «A mí lo que me divierte es el periodismo. Siempre estoy de vacaciones porque hago lo que me gusta. Las vacaciones son hacer lo que a uno le gusta y le divierte». «Se te cae el alma a los pies con los ministros y las ministras. Muchos no serían ni auxiliares de Redacción en mi periódico». Anson no es una biografía al uso, sino un recorrido ameno y vibrante por la trayectoria profesional de un periodista que ha alcanzado todos los éxitos y siempre se ha movido por senderos controvertidos. Los autores han pasado largas horas de conversación con uno de los periodistas más influyentes del último medio siglo en España para construir un relato crítico, que constituye un acercamiento honesto a la vida y a los momentos más polémicos de un hombre que, como todos los genios, está rodeado de luces y de sombras.

Lea parte de unos de los capítulos del libro: Objetivo González.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios