Es noticia
Menú
Continúa la cuenta atrás: Prisa reactiva la venta de Digital Plus
  1. Comunicación
ANTE EL VENCIMIENTO DE SU CRÉDITO EL MARTES

Continúa la cuenta atrás: Prisa reactiva la venta de Digital Plus

Hasta el martes tiene el Grupo Prisa para cerrar con los bancos las condiciones en que consigue el aplazamiento del crédito de 1.950 millones que tiene

Foto: Continúa la cuenta atrás: Prisa reactiva la venta de Digital Plus
Continúa la cuenta atrás: Prisa reactiva la venta de Digital Plus

Hasta el martes tiene el Grupo Prisa para cerrar con los bancos las condiciones en que consigue el aplazamiento del crédito de 1.950 millones que tiene pendiente. Pero por si éstas no le dieran el suficiente margen de maniobra y con un montante global de deuda que supera los 5.000 millones, la compañía busca en paralelo otros alivios y ha reactivado la venta de Digital Plus, que permanecía en un impasse. Según aseguraron a El Confidencial fuentes próximas a las conversaciones, la última oferta de Vivendi y Telefónica, sería de 1.900 millones de euros en efectivo más otros 500 posibles a futuro en función de criterios variables.

De hecho, uno de los mayores intereses de Prisa en la búsqueda de un aplazamiento del crédito asumido para la compra del cien por cien de Sogecable era no tener que malvender la plataforma digital. No en vano se trata de la división con mayor generación de caja de todo el grupo; los ingresos por abonado permanecieron estables en 2008 hasta alcanzar los 1.141,1 millones, con el contrato medio en 44,5 euros. La tesis del grupo que preside Ignacio Polanco ha sido no empezar a hablar sin una cantidad superior a los 2.500 millones de euros sobre la mesa; por debajo de esa cifra, Prisa no reduciría sus ratios de endeudamiento. Poco ayudarían a decantarse esos 500 millones en variable. El grupo necesita el dinero y lo necesita en mano y ya.

La empresa aseguró a principios de año que las ofertas recibidas no cumplían con sus exigencias y que paraba la puja por la plataforma digital. Sin embargo, ese anuncio no ha impedido que las conversaciones lideradas por Vivendi continuaran sotto voce, sin acuerdo. “En septiembre había más presión de las entidades financieras por la deuda del grupo, hasta el punto de que muchos en la cúpula de Prisa pensaban que había sólo dos caminos: o vender o vender, con Digital+ como principal pieza de cambio. Pero en enero las cosas se flexibilizaron”, explican estas fuentes.

Jugar con los tiempos

Lo que podría acelerar ahora las cosas es que la banca internacional presionara lo suficiente al sindicado de bancos para que la prórroga al crédito que prácticamente se da por hecha fuera por un plazo muy reducido. “HSBC, BNP y Natixis podría plantarse y resistirse a concederle a Prisa más de un mes de prórroga”, apuntan estas fuentes. Pocas dudas hay sobre los bancos españoles. La Caixa, Banesto y Caja Madrid estarían convencidos de dar árnica por más tiempo a la empresa editora de El País. Al menos por un año. En todo caso, no sería el primer vencimiento de ese crédito que afronta la compañía. En julio de 2008 Prisa ya logró su novación hasta este 31 de marzo.

La compañía es consciente de que, además del aplazamiento y de la venta de activos, se precisan medidas en dos frentes adicionales para salir del atolladero. En primer lugar, se sabe que hay que reducir gastos. No falta quien en la cúpula de la editora defiende que la plantilla del grupo, actualmente en el entorno de las 14.000 personas, debe pasar a 12.000 o 11.500 profesionales. La otra vía, en la que la mayoría de los analistas han insistido, es en la necesidad que tiene el grupo de recibir una inyección de capital con la entrada de un socio en algunas de las compañías del grupo en las que la familia Polanco puede desprenderse de parte del capital sin perder el control.

En ese escenario de incertidumbre, la cotización de Prisa cayó ayer el 4,81%, hasta quedar en los 1,98 euros y dejar la capitalización en 433 millones. En las últimas sesiones la compañía había remontado desde los 0,95 euros a que se hundió el 9 de marzo, después de que los mercados descontaran el aplazamiento del crédito y que los Polanco aprovecharan los mínimos del valor para comprar hasta alcanzar, a través de su sociedad de cabecera, Rucandio, el 70,067% de Prisa.

Hasta el martes tiene el Grupo Prisa para cerrar con los bancos las condiciones en que consigue el aplazamiento del crédito de 1.950 millones que tiene pendiente. Pero por si éstas no le dieran el suficiente margen de maniobra y con un montante global de deuda que supera los 5.000 millones, la compañía busca en paralelo otros alivios y ha reactivado la venta de Digital Plus, que permanecía en un impasse. Según aseguraron a El Confidencial fuentes próximas a las conversaciones, la última oferta de Vivendi y Telefónica, sería de 1.900 millones de euros en efectivo más otros 500 posibles a futuro en función de criterios variables.

Ignacio Polanco Noticias de Telefónica