Absuelven a los acusados de injuriar al Rey por una viñeta del Rey con el oso Mitrofán
  1. Comunicación

Absuelven a los acusados de injuriar al Rey por una viñeta del Rey con el oso Mitrofán

Los humoristas gráficos Josetxu Rodríguez y Javier Ripa y el articulista Nicola Lococo han sido absueltos de un delito de injurias graves a la Corona por

Foto: Absuelven a los acusados de injuriar al Rey por una viñeta del Rey con el oso Mitrofán
Absuelven a los acusados de injuriar al Rey por una viñeta del Rey con el oso Mitrofán

Los humoristas gráficos Josetxu Rodríguez y Javier Ripa y el articulista Nicola Lococo han sido absueltos de un delito de injurias graves a la Corona por unas caricaturas realizadas en octubre de 2006 sobre el "oso Mitrofán".

En el juicio que se ha celebrado hoy en la Audiencia Nacional, Vázquez Honrubia ha adelantado el fallo y ha absuelto a José Antonio Rodríguez González, Javier Luis Ripa Jiménez y Nicolás Juan Lococo Cobo del delito de injurias graves al Rey del que les acusaba el fiscal Pedro Rubira, que pedía para los tres multas de 10950 euros.

El juez ha considerado que existe la "duda razonable" de que los procesados tuvieran intención de injuriar a la Monarquía, aunque les ha advertido de que "por poco, por muy poco, no han traspasado" la línea legal que distingue las palabras amparadas en el derecho a la Libertad de Expresión de las constitutivas de injurias. 

En el fotomontaje publicado en un cuaderno semanal de humor en 'Deia' aparecía una imagen del Rey junto a un oso muerto apoyado en un barril de licor con la leyenda 'Bodegas Caza-Illa, para sentirse como un Rey'. Se acompañaba con un rótulo en el que podía leerse: "Mitrofan era un oso de feria, le metieron en una jaula y lo pusieron a tiro del Rey tras emborracharlo con vodka y miel".  

En cuanto al artículo de Lococo, publicado bajo el título de 'Las tribulaciones del oso Yogi' en los diarios 'Gara' y 'Deia', incluía expresiones como "soberano irresponsable" y advertía de que era mejor esconder los osos de peluche de Froilán, el nieto del monarca, para que éste "no la emprendiera a tiros con ellos".