La fusión entre Reuters y Thomson amenaza la hegemonía de Bloomberg
  1. Comunicación

La fusión entre Reuters y Thomson amenaza la hegemonía de Bloomberg

Bloomberg, el gigante de la información financiera, ha gozado hasta hace muy poco de un claro liderazgo en el lucrativo mercado de las terminales. Pero desde

placeholder Foto: La fusión entre Reuters y Thomson amenaza la hegemonía de Bloomberg
La fusión entre Reuters y Thomson amenaza la hegemonía de Bloomberg

Bloomberg, el gigante de la información financiera, ha gozado hasta hace muy poco de un claro liderazgo en el lucrativo mercado de las terminales. Pero desde que la británica Reuters y la canadiense Thomson se fusionaron el pasado abril, la hegemonía de Bloomberg comienza a debilitarse en un momento, además, de profunda desaceleración económica.

En pleno corazón de Manhattan se alza la sede central de Bloomberg, que irradia por dentro y por fuera la fuerza y el dinamismo de los negocios de éxito. Desde que se fundó en 1981, Bloomberg ha revolucionado la información financiera, convirtiéndose en el producto informativo de referencia, primero en Wall Street y más adelante en el resto de las capitales financieras. En la actualidad, los periodistas de la firma trabajan en salas decoradas con el gusto de los mejores arquitectos de interiores y cuentan con unos equipos y una cafetería que son la envidia de la competencia. La exuberancia de Bloomberg tiene su origen en sus cotizadas terminales, equipos que proporcionan información de alto nivel a analistas financieros y a determinados grupos de comunicación. Se estima que hay alrededor de 250.000 terminales diseminadas en centros financieros del mundo entero.

A pesar de su hegemonía, algunos ejecutivos de Bloomberg se echaron a temblar ante el nacimiento el pasado mes de abril de su más firme rival, Thomson Reuters, que alcanza despues de la fusión, un 34% del mercado de información financiera, frente al 33% de Bloomberg.

Aunque a Reuters se lo conoce más por sus servicios de información general, a partir de los 80 la firma comenzó a facilitar información financiera, que, según sus usuarios, tiene una mayor calidad que la de Bloomberg. Ambas casas comercializan terminales, y, aunque para muchos analistas las de Bloomberg siguen siendo las preferidas, el precio y la flexibilidad que ofrece Thomson Reuters seducen con eficacia a los agentes del sector financiero, y mucho más en momentos de crisis económica como la actual.

Mientras que Bloomberg sigue la máxima del “o todo o nada” y exige a sus usuarios contratar un único servicio de información, Thomson Reuters les ofrece la posibilidad de contratar diferentes niveles de acceso a la información. Según publicó ayer el New York Times, una terminal de Bloomberg cuesta 1.500 dólares al mes (964 euros) por usuario y 1.800 dólares mensuales (1156 euros) para las entidades que utilizan tan sólo una terminal.

Por su parte, Thomson Reuters vende terminales por 1.000 dólares al mes (642 euros), pero ofrece la posibilidad de utilizar sus terminales por 25 o 50 dólares mensuales (16 o 32 euros) para acceder a información limitada. “

A pesar de la actual coyuntura, los ejecutivos de Bloomberg lo tienen claro: “El precio no es realmente un problema para la mayoría de nuestros clientes,” dijo al New York Times Daniel L Doctoroff, actual presidente de la compañía, quien añadió que, “la clave no está en lo barato que seas.” Más bien está en dirigirse al top del mercado. Pero el elevado precio de las terminales afecta hasta a los analistas más top. El otrora consejero financiero de Lehman Brothers no consiguió hacerse con una terminal, por ejemplo, y la division de gestión de patrimonio de JP Morgan tan sólo tiene una para todos los banqueros.

La crisis perjudica la política de precios de Bloomberg

En una coyuntura de crisis como la actual, los elevados precios de Bloomberg tienen un impacto aún más negativo en su volumen de ventas. Las entidades financieras despidieron de sus plantillas a 40,000 empleados aproximadamente desde que irrumpió la crisis creditica y se espera que recorten a más de un 10% de sus empleados, según dijo en mayo el Financial Times. En crisis anteriores, lor recortes de plantilla han ido seguidos de reducciones en el servicio de información financiera especializada.

Por el contrario, el grado de diversificación de Thomson Reuters, que ha conseguido penetrar en el sector de la información médica y científica, constituye un escudo inteligente ante la crisis que sacude al sector financiero.

Pero los analistas coinciden en que Bloomberg sigue siendo realmente la reina del mambo, por sus gráficos, dicen muchos, y por la gran apuesta que la firma ha hecho por ofrecer televisión las 24 horas. “Soy un auténtico apasionado de Bloomberg,” dijo a El Confidencial un banquero que trabaja en Morgan Stanley. “Estoy convencido de que en el futuro será incluso mejor.”

Thomson Reuters Michael Bloomberg