publicidad
publicidad
Logo de El Confidencial
Jueves, 26 de abril de 2007 (Actualizado a las 19:24)
Portada   España   Cotizalia   Deportes   Vivienda   Comunicación   Gente   Opinión   Canales   Fin de Semana   Imágenes   Vídeos   Foros   
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Punto de Vista Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología

CON LUPA

Manuel Conthe, que dicen que borda el 'Penélope' de Serrat, casi canta la Traviata

@Jesús Cacho - 25/04/2007

Votar esta noticia

Resultado (230 Votos)

enviar a un amigoimprimirDeja tu comentario (23)

Andaba el personal expectante ante la comparecencia de Manuel Conthe, hasta ayer presidente de la CNMV, ante la Comisión de Economía del Congreso, tan expectante andaba que un conocido periodista, de lo más castizo que hay por estos reinos, tuvo el domingo el detalle pintoresco de compararlo con Thomas Becket, ya saben, Enrique II de Inglaterra y por ahí, pensando quizá que iba a cantar La Traviata, la insigne ópera de Verdi, y un servidor opinaba que no, que no iban por ahí los tiros, porque si por esa senda hubieran ido, nuestro Becket habría convocado hace tiempo a los medios de comunicación para contar al pueblo soberano las violaciones de la Ley cometidas en la OPA de Endesa desde que, el 5 de septiembre de 2005, Gas Natural lanzara su famosa y fallida andanada.

Me dice persona de toda confianza que Manuel Conthe canta muy bien, y que literalmente borda la célebre Penélope de Joan Manuel Serrat, “vamos, que no sabes si está cantando Serrat o Conthe”. Como decía el lunes pasado Carlos Sánchez en estas mismas páginas, somos un país tan fantástico que el escándalo que rodea a lo acontecido en torno a Endesa ha acabado derivando en una especie de caso Conthe. Al final, el aludido ha terminado dando la razón a Pedro Solbes, ese hombre todo estómago por el calibre de los sapos que acostumbra a tragar, cuando días atrás confesaba a un amigo que “Manolo hará una comparecencia muy técnica, en el curso de la cual nos colocará cuatro o cinco torpedos en la línea de flotación”. ¡Bingo!

No está claro que esas cargas explosivas vayan a terminar impactando en la obra viva del Gobierno más intervencionista que ha conocido la Historia de nuestra democracia -que ya es decir, si tenemos en cuenta que todos los habidos lo han sido-, Gobierno intervencionista y supuestamente prevaricador, lo que en buena parte dependerá de la habilidad de una oposición no especialmente hábil para que ello sea así, pero para el español medio –clase media, cultura media, sentido común medio- el efecto del discurso -tan medido, tan controlado- de ayer del señor Conthe sobre el Gobierno Zapatero sólo puede merecer un calificativo: demoledor.

Un ajuste de cuentas personal y político en toda regla, que deja en evidencia la frágil urdimbre intelectual y moral, entendida ella como la obligación capital de todo presidente del Gobierno de respetar y hacer cumplir la Ley, de Rodríguez Zapatero y su equipo de colaboradores más directos, particularmente los que se cobijan en esa Oficina Económica del presidente que habría que desmontar de inmediato en tanto en cuanto se ha convertido en un broker financiero al servicio del Gobierno.

Con todo, lo más relevante en términos de futuro, lo más grave, el dato más escandaloso que apunta a la existencia de prevaricación oficial al por mayor, es el dato de que el Comité Ejecutivo de la CNMV decidió abrir expediente sancionador contra Enel y Acciona, decisión que fue rechazada por el Consejo tras la oposición de los vocales que en el órgano regulador representan a Gobierno (Soledad Núñez) y a Banco de España (José Viñals), una revelación que, en boca del presidente de la CNMV, aboca a España a un lío jurídico, incluso en instancias internacionales, de enormes proporciones.

Sería malo, sin embargo, sobreponderar la actuación ayer de un hombre que, con lo que sabe, mucho más de lo que ha contado, todo lo que llegó a decir sobre las presiones recibidas del Gobierno fue que la tal Oficina Económica había alcanzado “los límites de lo que generosamente puede considerarse admisible”. Y los amigos. Si en España el personal tuviera que dimitir por tener amigos, aquí no quedaba ni el apuntador en el cargo. El señor Arenillas tendría que dejar la vicepresidencia de la CNMV si llegara a demostrarse que es un golfo, no porque tenga amigos importantes. Más notoria es la amistad que une al propio Conthe con el señor Solbes, y no se le ha ocurrido dimitir por eso en los casi tres años que lleva en el cargo.

Por suerte para él, al tal Arenillas le acaban de coger con las manos en la masa de esa pantagruélica cena a cuatro manos por importe de 1.400 euros, de modo que en lo que a golfería se refiere el tal Little sands progresa adecuadamente. Más descorazonador aún, y mucho más relevante, me parece el hecho incontestable de que Manuel Conthe escamoteó ayer a los españoles una explicación global, una evaluación completa de su gestión durante los dos años y pico que ha durado su mandato, detalles, por ejemplo, de lo ocurrido en la OPA de Gas Natural; o en el escandaloso intento de asalto al BBVA por parte de Sacyr; o la vergonzante operación del tantas veces citado Arenillas, en connivencia con la SER, para descabalgar a FG de la presidencia del BBVA -¿por qué no exigió entonces su dimisión?-; o el propio Código Conthe, sin ir más lejos...

Por desgracia, Manuel Conthe tenía una ocasión pintiparada para haber hecho las cosas bien, haber quedado como un señor y, de paso, haber prestado un servicio al país y sus instituciones, pero no era ésta. Dentro de unas semanas hubiera tenido que comparecer de forma regular para presentar el informe anual de la CNMV y ahí, cuando tocaba, podría haberse despachado a gusto, denunciado todo lo denunciable para, a continuación, haber presentado su dimisión en el mismo acto. Así es como se hacen las cosas en el mundo anglosajón. Así es como dimite la gente seria en los países serios.

Lo nuestro, por desgracia, es denunciar y dimitir cuando uno ya ha cumplido el periodo de permanencia en el cargo necesario para poder irse a casa con el 80% del sueldo, en torno a los 200.000 euros anuales, durante los dos próximos años. El problema sigue intacto: la necesidad de un compromiso expreso, rotundo y solemne por el cual la clase política se comprometa a sacar las manos de una vez por todas de los órganos reguladores de la actividad económica. Porque no se puede acabar con la corrupción institucional allí donde los encargados de hacerlo nadan en el estanque podrido donde el gran dinero reparte sus prebendas. ¡Así son nuestros Beckets domésticos!

Votar esta noticia

Resultado (230 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Opiniones de los lectores (23)

Deja tu comentario

23. invitadoMiércoles, 25/04/2007, 18:52 h.

De nº 5 a 21 J&L. Posiblemente no me he explicado bien y pido perdón por ello. He querido decir y me reitero, que en un mundo con filosofía y moral capitalista no caben buenos procederes. Como bien dices es la ley del mas fuerte y en ese caso tanto la oferta como la demanda en manos de muy pocos provocan todo tipo de abusos de los poderosos en detrimento de alguien, seguro. En todo este caso los españolitos de a pié vemos, como en un partido de tenis, ir de un lado a otro las argumentaciones de parte(interesada) y donde no ha quedado claro para nada, como nación, lo que mas interesaba al final de la OPA. Esto es no creo que la de EON fuese ni mejor ni peor que la de ENEL. El bien de la nación hace ya mucho tiempo que dejó, aquí y fuera sin excepción, de ser argumento a tener en cuenta.

22. SuaveMiércoles, 25/04/2007, 16:12 h.

"clase media, cultura media, sentido común medio" ¡qué generoso es ud. sr. Cacho! Conte ha hecho lo necesario para irse sin meterse en el lodo pero sin dejar de decir lo que cualquiera mínimamente formado intuía. Y a los de la "media" a los que ud. alude ya unos y otros le dirán lo que tienen que pensar de todo esto.

21. J&LMiércoles, 25/04/2007, 14:38 h.

INVITADO 5. ¿Y qué tiene que ver la consecución del máximo beneficio en los negocios del mundo capitalista, con éste asunto?. Pues exactamente todo lo contrario.
En ese mundo capitalista que citas, se trata de reducir al máximo la intervención del estado, dejando libres la ley (del más fuerte) de oferta y demanda. Aquí, ha habido una operación puramente política y no en interés de una nación, como podría haber intentado un gobierno socialista de verdad, sino en el de un señor que tiene un pacto de gobierno con otros señores, que precisamente tienen intereses contrapuestos con los de la Nación, y en ese pacto de gitaneo político entraba servir en bandeja y a bajo precio una compañía de ámbito estatal a un grupo político económico local.
Si el "salvaje" capitalismo hubiera regido ésta operación, ahora no seríamos señalados con el dedo capitalista como un país donde no son fiables las reglas del juego, ni las leyes que las sustentan, ni el gobierno que las interpreta.

20. olivaMiércoles, 25/04/2007, 14:34 h.

Lo cierto es que cuando el SR. Cacho habla de lo suyo es el mejor.El mas inteligente el mejor informado .Y ademas nos lo explica bien.

19. laraMiércoles, 25/04/2007, 13:59 h.

Así parece que es la cosa. Una dimisión después de permitir lo permitido no es una dimisión en aras de la pureza y de la defensa del honor mancillado, es una maniobra táctica de acuerdo con Solbes y convenientemente remunerada y pactada.

Lo malo es que se terminarán cambiando las intenciones y los Reguladores serán mas independientes, pero la gangrena no se limpia con una bayeta amarilla y, si no se cambia a tiempo el mangoneo por la inteligencia rentable de una actuación política al margen de lo empresarial, en otros cuatro años en este país no invierte ni Nigeria.

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd