El Debate del día

El Debate del día: ¿qué reformas estructurales necesita ahora España?

Esta es la sección destinada a la interacción, a la conversación sobre los asuntos más relevantes de la actualidad, al intercambio de pareceres entre los miembros de la comunidad de El Confidencial

Foto: Imagen: El Confidencial
Imagen: El Confidencial

La primera sesión del Debate del día del Área Privada de El Confidencial, celebrada ayer con medio centenar de suscriptores, giró alrededor de un asunto amplio pero acuciante: ¿qué reformas estructurales necesita España, no solo para salir de la crisis sanitaria, económica y política que ha generado el covid-19, sino para abordar problemas seculares que se han agravado en la última década?

El punto de partida fue un artículo del economista Jesús Fernández-Villaverde, uno de los fichajes más relevantes de El Confidencial para la nueva temporada, en el que el sábado pasado explicaba que “llevamos décadas con las más deprimentes cifras de paro de Europa, con las tasas de abandono escolar más hirientes, con una educación que no mejora y con una situación fiscal cada día más frágil. Siempre que el viento se torna de cara, España sufre más y por más tiempo. Este patrón sistemático no es una desdicha, es síntoma de una grave enfermedad”. Fernández-Villaverde esbozaba la teoría de que “la falta de capacidad del Estado en España está íntimamente vinculada y es producto del sistema de selección de las élites que lo gestionan, tanto desde el punto de vista político como de la función pública”.

"Creo que la pandemia está siendo una especie de 'prueba del algodón' de nuestro sistema", dijo Gayelo en el transcurso del debate. "Descubrimos lo que somos cuando estamos sometidos a una crisis y entonces es cuando nos damos cuenta de nuestras carencias." Estas carencias, señalaron reiteradamente los suscriptores, se deben esencialmente a problemas políticos. "Hay que centrarse en el sistema político y administrativo [...] La toma de decision en la gestión pública se debería de hacer muy cerca de los ciudadanos en un porcentaje muy alto de la gestión, olvidando las izquierdas, las derechas y la partitocracia", dijo Lariosdos.

"Nuestro sistema educativo está creando un país de mediocres. No se da valor a la innovación, no se apuesta por la investigación y se menosprecia al que sobresale en busca de la tan manoseada 'igualdad'. Mientras no igualemos a nuestros estudiantes con los de nuestro entorno dificilmente podremos salir de nuestra mediocridad", afirmó Fernando Irisarri. En parte a consecuencia de ello, dijo Sanalunas, "los problemas de nuestro país derivan del escaso poder de la sociedad civil para controlar la acción del Gobierno. Es una consecuencia de los déficit de formación y de información [...] Tenemos un Leviatán bastante despótico barnizado con una capa de democracia".

"El problema de fondo en España es la corrupción, que permea prácticamente todos los sectores de la sociedad con los políticos al frente", afirmó Novna Stefru. "Nada tiene consecuencias, cada escándalo tapa al del día anterior y los abusos, como las malversaciones, la desmesura de las administraciones o el clientelismo, derivan directa o indirectamente de ella."

El sistema electoral, el número de administraciones públicas y el total del gasto público, la falta de capacidad de escrutinio de los partidos, la acumulación de deuda durante una década, un sistema sanitario fragmentado, un periodismo poco fiable... Casi todos los temas de la vida pública española aparecieron en el debate. Aunque también hubo autocrítica: "¿Tenemos peores políticos de lo que nos merecemos? Probablemente no", afirmó Vetinari. "Es cierto que debemos ser menos gregarios y forofos y ser más exigentes".

El debate sigue, y seguirá, abierto en la sección de comentarios de esta noticia. Les invitamos a continuar participando y a que estén atentos a las nuevas sesiones que celebraremos próximamente.

Debate del día
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
34 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios