¿Qué ha quedado del espíritu de Vistalegre?, por J. Rodriguez Tarjuelo
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO

¿Qué ha quedado del espíritu de Vistalegre?, por J. Rodriguez Tarjuelo

Vox ha sido engullido por este sistema partidocrático corrupto, que huele a podrido por todos los lados. Hoy, Vox se ha convertido en una S.A. que busca enriquecerse a espuertas

placeholder Foto: Imagen: Rocío Márquez.
Imagen: Rocío Márquez.

Estimado Director,

Aún recuerdo como si fuese ayer la primera reunión con el señor Ortega en una cafetería. Nos decían que no entrábamos todos en un taxi para ir al primer acto de Vox. El señor Abascal nos llegó al corazón como ningún partido nunca lo había hecho antes; nos llenó de esperanza, de ilusión, de ganas de pertenecer a ese gran proyecto que sin duda alguna es España.

A medida que nuestra andadura comenzó, nos fuimos encontrando con personas que realmente compartían ese espíritu de partido, de ilusión, de ganas de trabajar por recuperar nuestro país y ponerlo en el lugar que legítimamente e históricamente le pertenece... pero también -y por desgracia- nos encontramos con todo lo contrario, con personas que solo quieren medrar, pertenecer a la mafia que nos rodea hoy en día, es decir, aa lo que desgraciadamente se ha convertido la política en España.

Nos preguntamos más que nunca lo siguiente: ¿en qué ha quedado el espíritu de Vistalegre? ¿Dónde están esos valientes que en sus inicios aguantamos insultos, escupitajos y amenazas? ¿Dónde están los que con su dinero, esfuerzo y sacrificio, alejados de sus familias; decidieron apoyar a unos líderes que con la ilusión de un niño con zapatos nuevos, pensaban que todo cambiaria? ¿Dónde están?

Los que trabajamos, los que propulsamos la base del partido en nuestros comienzos, creyendo que de verdad se iba a cambiar algo en España, recordamos con añoranza, actualmente convertida en desilusión, desesperanza y traición. ¿Dónde están esos valientes?

Esos valientes hoy ya no están, los lideres a los que siguieron ya no se acuerdan de ellos y tampoco les hacen falta, muchos no quieren oír hablar más de partidos políticos, la mayoría nunca había estado en política, a muchos les arrastró la confianza y la fuerza de Santiago Abascal y de Ortega Lara.

Hoy, esos valientes, las bases, los que trabajaron de voluntarios, los afiliados, ya dejaron de ser importantes, los concejales que están trabajando por sus pueblos tampoco son muy ayudados y la mayoría se están dando de baja porque a Vox no le interesa el municipalismo... aunque hay que romper una lanza por alguno de los dirigentes que siguen con el mismo espíritu de Vox, pero que ha sido arrebatado por esa generación del pelo engominado y la mirada por encima del hombro.

Hoy, Vox se ha convertido en una S.A. con el único objetivo de enriquecerse a espuertas. Dirigentes puestos a dedo, falta de transparencia económica, primarias tramposas con irregularidades que bien podían ser objeto de demandas en muchas provincias donde había alternativas a la oficial, compra de puestos para ir en las listas, un sinfín de irregularidades de gente mediocre puesta para adular al gran jefe... ¿Os suena, verdad? Más de lo mismo.

Vox ha sido engullido por este sistema partidocrático corrupto, que huele a podrido por todos los lados. Ese espíritu que un día nos envolvió dándonos esperanza e ilusión por apostar fuertemente por algo en lo que creíamos, no lo olvidaremos (aunque algunos nos encontremos en otros proyectos políticos) de la misma manera que no olvidaremos el daño que nos han causado, la humillación y la decepción sufridas.

Jesús Rodriguez Tarjuelo

Estimado Director,

Vox Santiago Abascal Política
El redactor recomienda