El déficit crónico o el día de la marmota, por J. C. García López
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO

El déficit crónico o el día de la marmota, por J. C. García López

Cualquier ciudadano de a pie lego en teorías macroeconómicas, pero experto en la economía real del día a día, lo vería sencillo: hay que gastar menos e ingresar más

placeholder Foto: Foto: Rocío Márquez.
Foto: Rocío Márquez.

Estimado Director,

Cada día nos desayunamos con noticias negativas sobre el déficit del Estado. España siempre tiene déficit en sus cuentas anuales y la deuda no para de crecer. Si alguien quiere saber cómo acaba esto, puede preguntarle a cualquier persona que resida en Grecia.

El gobierno actual no toma ninguna medida al respecto porque sólo piensa en ganar elecciones, para lo cual hay que gastar y contentar a todos y "el que venga detrás, que arree...". Gobiernos anteriores del PP mucho mas ortodoxos en esta materia sí han reducido el déficit, pero tampoco han hecho un esfuerzo real por eliminarlo (el último año de Rajoy es un buen ejemplo). Sesudos economistas alertan de la dificultad del envite y nos apabullan con datos macro.

Cualquier ciudadano de a pie lego en teorías macroeconómicas, pero experto en la economía real del día a día, lo vería sencillo: hay que gastar menos e ingresar más.

Para ingresar mas existen muchas opciones (IVA, IRPF, sociedades, tasas...). En cualquier caso hay margen para subir algún punto la presión fiscal y reforzar la inspección para evitar el fraude en empresas y trabajadores. Ese mantra de los partidos de derechas de que subir impuestos es negativo es una falacia. Hay que hacerlo con seriedad y criterio, pero si hace falta, pues hay que hacerlo.

Para gastar menos hay mucho más margen del que nos quieren vender: el gasto corriente de las administraciones, los cursos de formación, los montones de subvenciones sin control, la congelación de nuevas plazas de funcionarios, infraestructuras y por supuesto el gasto en pensiones que hay que atajar ya mismo. En este caso, son los partidos de izquierda los que se niegan a reducir cualquier tipo de gasto porque es 'antisocial'.

En conclusión, entre unos partidos que no quieren subir impuestos y otros que no quieren reducir gastos, nos encontramos en el día de la marmota.

Juan Carlos García López

Estimado Director,

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Macroeconomía Presión fiscal Grecia
El redactor recomienda