Tantas líneas rojas, por E. Antes
  1. Área privada EC Exclusivo
  2. Cartas al director
ENVÍE SU CARTA EN EL FORMULARIO INFERIOR

Tantas líneas rojas, por E. Antes

En este momento el drama de nuestro país es ese: estamos en manos de un desaprensivo a quien solo le importa el poder

Foto: Tantas líneas rojas, por E. Antes
Tantas líneas rojas, por E. Antes

Estimado director,

en referencia al artículo "El pacto presupuestario con los maltratadores de España", publicado ayer por José Antonio Zarzalejos, la cuestión es que el principal protagonista de esta historia, Pedro Sánchez, no quiere. Romper con el independentismo y con Podemos significaría convertir al PSOE en un partido sin opciones de Gobierno, es decir, renunciar a su apuesta estratégica en la que tanto lleva invertido y que tantas líneas rojas ha traspasado. Esa es su ventaja diferencial con el PP y en modo alguno va a renunciar a ella, aunque le cueste la demolición del país, como estamos viendo.

El drama de nuestro país en este momento es ese: estamos en manos de un desaprensivo a quien solo importa el poder, con una oposición que solo con un milagro va a poder desbancarlo. Habrá que pensar más en términos a medio plazo, para ver si la inteligencia de este país y ese sentimiento mayoritario por una España plenamente constitucional encuentran fórmulas para ganar las elecciones.

Y está muy difícil, pues significa ganar al electorado de izquierda y a mayorías muy amplias de Cataluña y País Vasco. No espero que ni entre los votantes, ni los militantes haya reacción alguna frente a un Gobierno que además es maestro en el márketing y el control de las instituciones y los centros de poder. Véase la televisión, el CIS, la fiscalía y los medios, y cuya doblez ideológica cada día que pasa alcanza cimas nunca antes alcanzada.

Emilio Antes

José Antonio Zarzalejos Partido Popular (PP) PSOE Pedro Sánchez Barómetro del CIS