De la comedia al drama: las siete películas del siglo XXI que no te debes perder
  1. Área privada EC Exclusivo
RECOMENDACIÓN CINEMATOGRÁFICA

De la comedia al drama: las siete películas del siglo XXI que no te debes perder

Desde El Confidencial, con total humildad, te recomendamos ver 'El hombre de más', 'Elling', 'Tenemos que hablar de Kevin' o 'Ícaro'; entre otros largometrajes

placeholder Foto: Imagen: Sergio Beleña.
Imagen: Sergio Beleña.

¿Cuántas veces has visto el tradicional ránking de las obras maestras del cine que no te puedes perder? Posiblemente, si cada uno de nosotros hiciera ese listado, no solo no coincidiría, sino que solo se repetirían un par de películas y, probablemente, no en el mismo orden. Eso es lo bonito del cine: no solo te llega por la calidad del propio film, sino que hay que tener en cuenta elementos tan dispares como la trama, la música, la fotografía e, incluso, el momento personal o el estado de ánimo de cuando lo vimos por primera vez. Por ello, desde El Confidencial, con total humildad, solo te ofrecemos una recomendación: siete películas del siglo XXI que no te debes de perder. No sabemos si son o no las mejores, pero de lo que estamos seguros es de que son películas que te harán disfrutar durante este verano.

'El hombre de más' (2001)

En 'El hombre de más', disponible en Filmin, Paolo Sorrentino apunta a todas los grandes temas de su filmografía: el destino, el libre albedrío, la corrupción, las bajas pasiones y hasta la fe, aunque en este caso la religión se trata desde el la perspectiva del fútbol. La idea brillante de Sorrentino es repartir el protagonismo de su historia entre dos hombres: por un lado, Antonio Pisapia (Andrea Renzi), un futbolista de un equipo modesto en su mejor temporada y, por otro lado, Antonio Pisapia (Toni Servillo), una estrella de la canción italiana que no le puede pedir más a la vida: fama, dinero, drogas y mujeres. Sorrentino sigue sus trayectorias paralelas hasta que ambos Pisapia caen en desgracia.

Elling (2001)

"El argumento de 'Elling', disponible en Netflix, trata de un programa del Gobierno noruego que ha tenido la idea de que los locos dejen el manicomio y se instalen en pisos en la ciudad. La locura no está tratada de una manera complaciente, porque los personajes lo pasan mal. Estar loco no es maravilloso. Y tiene un sentido del humor muy escandinavo. La película estuvo nominada al Oscar a Mejor película extranjera en 2002. En algunos momentos puede parecer que es una comedia más alocada, pero en otros momentos se deja notar que es una comedia mucho más melancólica de lo que aparenta", explica el director Borja Cobeaga a El Confidencial.

'Tenemos que hablar de Kevin' (2011)

Lynne Ramsay es una de las cineastas más duras, incómodas y autárquicas del panorama europeo. En esta historia, disponible en Filmin, la protagonista, una mujer culta, viajada y leída, habla de la maternidad desde un punto de vista inusual: ¿qué pasa si, cuando coges a tu hijo en brazos por primera vez, no se despiertan todos esos sentimientos de amor que todo el mundo da por hecho? La protagonista se plantea si el niño, al notar ese desapego materno, ha desarrollado una incapacidad para la afectividad. Cuenta cómo comenzó a notar, desde que Kevin era pequeño, ciertos comportamientos anormales que enfriaron todavía más su relación. Porque, ¿se puede fingir el amor? O, ¿rápidamente ese niño detectó la falta de calor materno?

Ícaro (2017)

Lance Armstrong fue el mayor orgullo deportivo estadounidense hasta 2013, momento en el que confesó, delante de Oprah, haberse dopado. Esta confesión es la que empujó a Bryan Fogel, ciclista aficionado, a grabar un documental consigo mismo de conejillo de indias: después de entrevistarse con varios ciclistas del equipo de Armstrong, el cineasta se puso en contacto con varios médicos para inyectarse testosterona y un cóctel de sustancias dopantes para comprobar en su propia piel la mejora de su rendimiento y con la idea de participar en la carrera de amateurs más dura del mundo: la Haute Route, en una película-documental disponible en 'Netflix'.

Collective (2019)

Todo comienza con el incendio de la discoteca Colectiv de Bucarest el 30 de octubre de 2015. La banda de metalcore Goodbye to Gravity actuaba en directo cuando, durante uno de los espectáculos pirotécnicos, la sala empezó a arder: murieron veintisiete personas y ciento ochenta resultaron heridas. Hasta ahí, un desgraciado accidente. Sin embargo, días después de su ingreso en diferentes hospitales del país, otros treinta y siete afectados murieron por una infección bacteriana, lo que llamó la atención del diario deportivo 'Sports Gazzette', que decidió investigar las causas de aquellos fallecimientos. Alexander Nanau se dedica, en este documental disponible en HBO, a seguir con su cámara las pesquisas de los periodistas de este periódico casi sin recursos y que decide tirar del hilo caiga quien caiga.

Saint Maud (2019)

En su primer trabajo como directora y guionista -ahora disponible en Movistar+-, Rose Glass cuenta la historia de una joven enfermera que llega a un pequeño pueblo costero del norte de Inglaterra para cuidar de una bailarina estadounidense que se ha trasladado a un caserón de la zona para paliar los dolores del cáncer terminal que padece. La directora presenta a Maud como un personaje misterioso, de cuyo pasado no sabemos nada, pero del que intuimos gracias a dos breves encuentros fortuitos con una antigua compañera de trabajo, que nos da pistas sobre la anterior vida de Maud, que distaba mucho de la fanática religiosa que es ahora. Una historia de terror como nunca antes habías visto.

Shiva Baby (2020)

Esta película, dirigida por Emma Seligman -disponible en Filmin-, cuenta la historia de Danielle, una joven de familia judía de clase media que cursa Estudios de género y, para sacarse un dinero, se prostituye. Primer palo en el ojo. Después de llegar tarde a un funeral, y cuando está acompañada por sus padres, Danielle se da de bruces con uno de sus clientes y se produce la conversación a cuatro más inconveniente posible. La rapidez de los diálogos y la actuación brillante de la actriz principal generan un espesor cómico muy particular. Una comedia ácida y perversa apta para un público retorcido.

¿Cuántas veces has visto el tradicional ránking de las obras maestras del cine que no te puedes perder? Posiblemente, si cada uno de nosotros hiciera ese listado, no solo no coincidiría, sino que solo se repetirían un par de películas y, probablemente, no en el mismo orden. Eso es lo bonito del cine: no solo te llega por la calidad del propio film, sino que hay que tener en cuenta elementos tan dispares como la trama, la música, la fotografía e, incluso, el momento personal o el estado de ánimo de cuando lo vimos por primera vez. Por ello, desde El Confidencial, con total humildad, solo te ofrecemos una recomendación: siete películas del siglo XXI que no te debes de perder. No sabemos si son o no las mejores, pero de lo que estamos seguros es de que son películas que te harán disfrutar durante este verano.

Cine Películas Siglo XXI
El redactor recomienda