El deportista a seguir | Little Pep, el sucesor de Sergio Ramos que nos espera en Croacia
  1. Área privada EC Exclusivo
EL ATLETA DEL MOMENTO

El deportista a seguir | Little Pep, el sucesor de Sergio Ramos que nos espera en Croacia

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

placeholder Foto: Ilustración: Sergio Beleña.
Ilustración: Sergio Beleña.

Hay momentos que marcan una vida. Todos recordamos dónde estábamos cuando tuvo lugar el gol de Iniesta en el Mundial, la falta de Koeman en Wembley o la volea de Zidane en Glasgow. En esta categoría, sin duda uno de los goles más icónicos es el cabezazo de Ramos en Lisboa, pero hay otro gol del de Camas que nunca olvidaré: sucedió un 13 de octubre de 2007 y fue el inicio del 'tiki-taka'. España se jugaba la vida en Aarhus ante Dinarmarca para meterse en la Eurocopa de 2008 y la Roja firmó una obra de arte: un minuto y 15 segundos de posesión, 65 toques de balón y una 'picada' del entonces lateral derecho que entraría en la historia.

Posiblemente, muchos no recuerden aquel gol, pero ese día Luis Aragones decidió apostar por una Selección de 'bajitos', de mucha posesión y llegada desde segunda línea, y aquel gol de Ramos fue el inicio del estilo de juego que nos hizo reyes del mundo. Aquel día, un amigo me mandó un SMS —ay, qué tiempos antes de que existiera WhatsApp— y fue claro: "Vaya gol. Jugando así, este equipo puede marcar una época". No se equivocaba ni un ápice... y ¡vaya si la marcó! Y, precisamente ahora que Ramos no seguirá en el Madrid y que apura sus últimos años de buen fútbol, muchos se preguntan si tiene sucesor. La respuesta es sí... y será nuestro rival.

Foto: Ilustración: Sergio Beleña.

Después de un comienzo de Eurocopa titubeante, España se desquitó de (casi) todos sus males frente a Eslovaquia. Por fin, llegó el esperado juego coral, de ataque, rápido e incisivo y el tan ansiado gol, pero un tanto de Suecia en el descuento —amén de nuestros tropiezos ante los escandinavos y Polonia— nos hizo pasar como segundos de grupo a octavos. O, lo que es lo mismo, nos enfrentaremos a la Croacia de Luka Modric por un puesto en cuartos. Pero el conjunto ajedrezado es más que el brillante jugador madridista: Perisic, Kovacic, Brozovic, Rebic... Un equipo sólido al que, quizá, le falta un goleador, pero que tiene un 'tapado': Josko Gvardiol.

El zaguero croata está llamado a ser uno de los defensas de la próxima década. A pesar de su insultante juventud, con solo 19 años demuestra sobre el campo una presencia y un comportamiento más similares a los de un veterano que a los de un recién llegado al fútbol de élite, pero no exento del desparpajo y la capacidad física de aquellos deportistas con ganas de hacer cosas grandes. No necesitó demasiado en el fútbol de primer nivel para dar el primer salto cualitativo en su carrera: varios partidos en el Dinamo de Zagreb le valieron para ser fichado por el RB Leipzig, que desembolsó 19 millones de euros para hacerse con uno de los defensas de moda.

Gvardiol —apodado 'Little Pep', tanto por su posición como por el parecido de su apellido— es un jugador con unas impresionantes capacidades físicas que recuerdan sobremanera a Sergio Ramos. Alto (1,85 metros), fuerte, potente, con buena técnica, 'llegador' y gran cambio de juego, aunque con una diferencia básica: es zurdo, aunque maneja muy bien la derecha. Fue descubierto por el Dinamo de Zagreb cuando solo tenía siete años, momento en el que ingresó en sus categorías inferiores. Desde entonces, destaca por su versatilidad: comenzó jugando de mediocentro, pero pronto demostró su gran nivel tanto como lateral izquierdo como central.

En sus primeros años, dadas sus características físicas, el medio del campo pasó a ser su lugar habitual. Pero según fue quemando etapas, sus entrenadores pronto vieron que tenían un diamante que pulir en defensa. Reconvertido en lateral izquierdo, su nombre comenzó a sonar en el panorama europeo en la 2018-19, cuando fue una de las piezas claves que hizo que el Dinamo de Zagreb alcanzara los cuartos de final de la UEFA Youth League. Su proyección le hizo que solo un año después subiera al primer equipo. El Leipzig cerró su fichaje dejándole cedido en el club croata un año más, donde ha explotado: este año, ha sido pieza fundamental para llevar a su equipo al título de liga y a los cuartos de la Europa League, cediendo ante el campeón, el Villarreal.

Su impresionante desempeño, a pesar de su juventud, le ha valido para ser uno de los jugadores más jóvenes de la Eurocopa. Su seleccionador, Zlatko Dalic, tiene claro su valor: "Puede jugar como lateral izquierdo, aunque destaca principalmente como central. Ha demostrado que es un jugador que llega al ataque y que aporta mucha calidad, pero también ofrece gran poder y energía en defensa, algo que es realmente impresionante", explica a la web de la Bundesliga. Es indiscutible para Dalic, jugando los 90 minutos ante Inglaterra y República Checa, y 70 ante Escocia, partido que tuvo que dejar tras recibir un golpe que no le impedirá estar ante España.

Ramos puede presumir de ser uno de los mejores —si no el mejor— defensa de todos los tiempos, pero ya empiezan a ponerse sobre la mesa los nombres de jugadores que puedan asumir su legado en un tiempo no muy lejano. Por características, forma de entender el juego y recorrido, Josko Gvardiol es, posiblemente, lo más parecido que podemos encontrar en el viejo continente. Tiene solo 19 años, pero da muestras de una capacidad de liderazgo impropia de lo que marca su DNI: será el próximo lunes cuando España se mida con Croacia en busca de los cuartos de la Eurocopa. Nosotros, sin Ramos; ellos, con el jugador llamado a sucederle.

Hay momentos que marcan una vida. Todos recordamos dónde estábamos cuando tuvo lugar el gol de Iniesta en el Mundial, la falta de Koeman en Wembley o la volea de Zidane en Glasgow. En esta categoría, sin duda uno de los goles más icónicos es el cabezazo de Ramos en Lisboa, pero hay otro gol del de Camas que nunca olvidaré: sucedió un 13 de octubre de 2007 y fue el inicio del 'tiki-taka'. España se jugaba la vida en Aarhus ante Dinarmarca para meterse en la Eurocopa de 2008 y la Roja firmó una obra de arte: un minuto y 15 segundos de posesión, 65 toques de balón y una 'picada' del entonces lateral derecho que entraría en la historia.

Eurocopa Croacia Sergio Ramos Luka Modric Fútbol Villarreal CF Selección Española de Fútbol
El redactor recomienda