El deportista a seguir | 'Martinator': ¿es este madrileño quien 'jubilará' a Márquez?
  1. Área privada EC Exclusivo
EL ATLETA DEL MOMENTO

El deportista a seguir | 'Martinator': ¿es este madrileño quien 'jubilará' a Márquez?

Un espacio en el que destacaremos a ese deportista con menos nombre, pero que lo tiene todo para ocupar grandes titulares y que queda eclipsado por las estrellas de (casi) siempre

placeholder Foto: Imagen: Rocío Márquez.
Imagen: Rocío Márquez.

Cuando solo era un crío, los domingos por la mañana tenían un sabor especial: tras el matutino partido de fútbol, llegaba el momento del aperitivo en casa con toda la familia y, en la televisión -cuando se emitía en abierto-, los ruidos de motores comenzaban a sonar. A veces, los duelos en F1 entre Ayrton Senna y Alain Prost te cortaban el aliento; en otras, los constantes adelantamientos en 500 c.c. entre Wayne Rainey y Kevin Schwantz te hacían levantarte de la silla. Si cuando eres joven te 'agarra' pasión por la velocidad, esta te acompaña el resto de tu vida, pero nunca tuve los arrestos necesarios para conducir a 300 km/h, algo que sí posee con creces el protagonista de esta semana.

Llegar a lo más alto en cualquier deporte no es sencillo. Detrás del éxito no solo hay un talento innato, sino que existe mucho trabajo, esfuerzo y sacrificio. Y para poder ser campeón del mundo de motociclismo, todas esas palabras se multiplican al extremo, pues no solo es un deporte en el que el sacrificio se hace a edades realmente tempranas, sino que los riesgos que lleva asociados son mucho más elevados que en otras disiciplinas. Pero el tiempo le ha dado la razón: a sus 23 años, no solo suma dos títulos, sino que ya está considerado como una de las grandes promesas de MotoGP. Jorge Martín está llamado a ser uno de los próximos campeones del mundo de la categoría reina.

Q&A de Jorge Martín tras su podio en MotoGP.

A este joven, natural de San Sebastián de los Reyes (Madrid), la pasión por el mundo de las motos le llegó de la mano de su padre, Ángel, quien le regaló una mini moto siendo solo un niño. Ya entonces creció tratando de imitar a su gran ídolo, Valentino Rossi, y solo unos años después demostró que realmente tenía talento para el mundo del pilotaje, mucho más parecido por estilo al de Jorge Lorenzo. Con solo 14 años, ya competía en el Red Bull MotoGP Rookies Cup; solo un par de temporadas después, se convertía en campeón de la competición. Su estilo agresivo y su voracidad en pista en busca de 'poles' y victorias dio lugar a que su padre le apodara 'Martinator', su 'leitmotiv' para competir en pista. A día de hoy, puede presumir de ser el piloto de moda en el 'paddock' de MotoGP.

Sería en 2015 cuando daría el salto a Moto3 y, solo un año más tarde, lograba el primer podio de su carrera, quedando segundo en el Gran Premio de la Repúblilca Checa. La progresión era imparable: en 2017 lograba el récord de 'poles' en una sola temporada de la categoría, con nueve, y sumaba su primera victoria, en el Gran Premio de la Comunidad Valenciana, para cerrar 2018 con un broche de oro: se convertía en campeón del mundo de Moto3, volviendo a superar el récord de 'poles', esta vez con 11. Su gran éxito le permitió dar el salto a Moto2, donde tras dos temporadas de aprendizaje y crecimiento sumó dos victorias y ocho podios. Su increíble progresión le ha permitido, en 2021, dar el salto a MotoGP.

Entrevista de Jorge Lorenzo a Jorge Martín

Por fin, 'Martinator' había logrado uno de sus sueños: competir en la máxima categoría del motociclismo y hacerlo, ni más ni menos, que con su ídolo, 'Il Dottore'. Este 2021 se iba a convertir en un año de transición, en el que ir conociendo a sus rivales, hacerse con la moto e ir cogiendo el ritmo para tratar de convertirse en el 'rookie' del año y, en un futuro no muy lejano, tratar de pelear por ser campeón del mundo... pero solo necesitó unos segundos de campeonato para confirmar que no ha llegado de paseo a MotoGP. En su primera prueba, saliendo 14º, acabó 4º en la primera recta. Era solo un aperitivo de lo que estaba por llegar: una carrera después, el madrileño rozaba la victoria tras un fin de semana perfecto.

En la segunda cita mundialista, lograría la 'pole' y, durante la carrera, demostró que puede aspirar a cotas muy altas. Acabó tercero, pero estuvo liderando la prueba durante 18 vueltas. Para darnos cuenta de la dificultad que conlleva, su gran ídolo Rossi no logró una sola 'pole' en su temporada debut y su primer podio tardó en llegar cuatro carreras. El propio Jorge Martín se encarga de rebajar la euforia levantada en torno a su figura, asegurando que su objetivo es pelear por ser el mejor debutante del año, pero todos los expertos le auguran un futuro más que prometedor. Lo tiene todo papra convertirse en el sucesor de toda una leyenda como Marc Márquez en un futuro no muy lejano.

El de Cervera es el rival a batir en MotoGP, pero Martín no podrá comprobar en el GP de Portugal hasta dónde puede llegar tras sufrir un accidente los terceros libres. Tras perder el control de su moto, el piloto madrileño tuvo una dura caída, sufriendo una contusion en la cabeza, mano y pierna que ha dado lugar a que los galenos le declaren no apto para competir en la prueba. La caída fue tan dura que tuvo que ser trasladado al hospital en helicóptero, donde se le realizatrán más pruebas para conocer el estado exacto de sus lesiones, que le impedirán competir en el trazado luso.

Es rápido en pista, tiene una salida espectacular y deja unas 'tumbadas' de póster -especialmente por su estatura, que le obliga a arriesgar más en curva-, pero lo más importante es que entiende a la perfeción la moto, es competitivo y tiene hambre de ganar títulos. 'Martinator' quiere ser campeón del mundo de MotoGP, es su gran sueño desde que probara aquella mini moto por las calles de San Sebastián de los Reyes, aunque no tiene prisa: de momento, ya ha provocado que los focos se giren en su dirección. Ahora, todo está en sus manos: una victoria es su próximo objetivo... aunque, en esta ocasión, deberá recordar traerse el trofeo de vuelta a España, no como le ocurrió en Doha.

Cuando solo era un crío, los domingos por la mañana tenían un sabor especial: tras el matutino partido de fútbol, llegaba el momento del aperitivo en casa con toda la familia y, en la televisión -cuando se emitía en abierto-, los ruidos de motores comenzaban a sonar. A veces, los duelos en F1 entre Ayrton Senna y Alain Prost te cortaban el aliento; en otras, los constantes adelantamientos en 500 c.c. entre Wayne Rainey y Kevin Schwantz te hacían levantarte de la silla. Si cuando eres joven te 'agarra' pasión por la velocidad, esta te acompaña el resto de tu vida, pero nunca tuve los arrestos necesarios para conducir a 300 km/h, algo que sí posee con creces el protagonista de esta semana.

MotoGP Mundial de Motociclismo Marc Márquez Valentino Rossi Wayne Rainey Kevin Schwantz Moto3 Motociclismo
El redactor recomienda