Los mejores artículos temáticos | El factor Gabilondo: calma en la tormenta de Madrid
  1. Área privada EC Exclusivo
elecciones 4-M

Los mejores artículos temáticos | El factor Gabilondo: calma en la tormenta de Madrid

El candidato del PSOE, que ganó las últimas elecciones en la capital, es un cuerpo extraño en medio del huracán que están desatando Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso

Foto: El factor Gabilondo: calma en la tormenta de Madrid. (Imagen: Rocío Márquez)
El factor Gabilondo: calma en la tormenta de Madrid. (Imagen: Rocío Márquez)

No nos engañemos, hace un mundo que Ángel Gabilondo ganó las elecciones a la Comunidad de Madrid. Era mayo del año 2019 y, aunque no hemos arrancado muchas hojas del calendario, han ocurrido tantas cosas que es imposible pensar que el contexto en el que vivíamos entonces tiene algo que ver con el actual. Por eso, cualquier comparación entre aquellas elecciones y las que se celebrarán el 4-M queda desfasada rápidamente.

Aun así, no deja de ser una realidad que el candidato socialista aspira a revalidar su triunfo en la capital. Veremos si, al contrario que entonces, eso le sirve para gobernar. Hace menos de dos años la clave fue la suma de las tres derechas junto al hundimiento de Podemos. Ahora, el subidón de Iglesias y la descomposición de Ciudadanos invitan a pensar que Gabilondo, soso y formal, tiene posibilidades.

La estrategia electoral de Gabilondo.

Para eso, claro, necesitará los votos de Podemos. "Con este Iglesias, no", ha dicho ya, con un veto que Ignacio Varela considera engañoso. Sánchez y el propio Gabilondo saben perfectamente que, si se abriera la posibilidad de ganar ese Gobierno, lo primero que harían sería hablar con Iglesias para que se suba al carro.

Foto: El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE) Opinión

La alternativa deseada por el candidato socialista es gobernar con Más Madrid y con Cs. ¿Es eso viable? Cree el columnista de El Confidencial que tendrían que darse tres variables: que PP y Vox no alcancen mayoría absoluta, que PSOE y Más Madrid conserven al menos toda la fuerza que obtuvieron en 2019 y que Cs alcance al menos el 5% que le daría grupo propio para prestarse a la necesaria aritmética.

Cree Varela que el hecho de que se produzca uno solo de esos hechos ya sería una sorpresa. Que se den todas, una fantasía. Por eso, explica, Gabilondo predica esta fórmula sabiendo que no va a tener la tesitura de tener que llevarla a la práctica. Lo más probable es que PP y Vox formen el próximo Gobierno.

Explica en su información Javier Bocanegra que en las filas socialistas son conscientes de que las combinaciones para construir una mayoría alternativa a Ayuso pasan, en gran parte, por el partido de Inés Arrimadas. Creen que conquistar parte del voto que respaldó a Ignacio Aguado hace casi dos años es importante, pero sin desmembrar del todo a los naranjas.

Foto: El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo. (EFE)

"Vamos a trabajar en esa idea, pero sin comernos a Cs. Vamos a tenderles la mano, a tratarles con respeto y cariño", dicen fuentes socialistas citadas por el periodista en su noticia. Por ahí van las palabras de Gabilondo afirmando que no pactaría "con este Iglesias". Esas mismas fuentes señalan que "a los votantes de Cs no les gusta Iglesias", enfatizando que ni su propio electorado se siente cómodo con la figura del líder morado.

Para Juan Soto Ivars, la tarea más complicada que tendrá el aspirante del PSOE es no ser eclipsado por el 'efecto Iglesias' y además superar la tensión que hay entre ellos, condenados a entenderse como están. El desembarco del todavía vicepresidente ha cambiado el tablero y eso a un candidato del perfil del socialista no acaba de venirle del todo bien.

Foto: Pablo Iglesias, en su primera entrevista tras anunciar su candidatura a la Comunidad de Madrid. (Dani Gago) Opinión

Gabilondo se ha posicionado desde el minuto uno lejos de los plebiscitos planteados por los otros dos candidatos, que suenan más a los años 30. Gritos para envalentonar a la tribu y embarrar la trinchera. Eso, explica el columnista de El Confidencial, es un verdadero regalo para aquellos que no tengan ideas. Entre la independencia y el sometimiento, la patria o la muerte, se malogran las opciones pragmáticas.

Para tratar de dar un golpe de efecto que les ayude a quedarse con algún que otro foco, el taller de ilusionismo de Moncloa ha decidido presentar en sociedad a su propia Kamala Harris para formar dupla con Gabilondo. Energía, juventud y modernidad, justo de lo que adolece el candidato. Cuenta Ángel Villarino que este movimiento trata de desactivar el torbellino populista mediante la vaporización.

Foto: La secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul. (EFE) Opinión

Hana Jalloul, que hasta ahora era secretaria de Estado de inmigración, se parece a Harris en dos cosas: es una mujer y tiene nombre extranjero. El resto es un experimento, una página en blanco. Siendo generosos, el paso de Jalloul por el ministerio que dirige José Luis Escrivá ha sido discreto. Su llegada fue acogida en el sector como una buena noticia, pero la pandemia hizo saltar por los aires cualquier plan antes siquiera de empezar.

Ángel Gabilondo Más Madrid Ciudadanos
El redactor recomienda