Qué escucha Héctor G. Barnés | 50 temazos de los Rolling Stones que no has oído
  1. Área privada EC Exclusivo
MÚSICA PARA MELÓMANOS

Qué escucha Héctor G. Barnés | 50 temazos de los Rolling Stones que no has oído

El abanico temporal de las grabaciones filtradas y su profundidad es tal que quien tuviese todas estas cintas durmiendo en su dormitorio estaba muy muy cerca de la banda

placeholder Foto: 50 temazos de los Rolling Stones que no has oído. (Laura Martín)
50 temazos de los Rolling Stones que no has oído. (Laura Martín)

Vivimos en un mundo en el que nunca podremos oír todas las canciones que grabaron los Beatles, David Bowie, Bob Dylan o los Rolling Stones. Un mundo en el que, cada poco tiempo, asoma la cabeza un nuevo tema o ciclo de canciones de todos esos grandes artistas que ya venden más 'merchandising' que discos. Seamos sinceros, se les venera demasiado y se les escucha poco. Si acaso, uno pone el 'Ziggy Stardust', el 'Blonde on Blonde' o, en el caso de los Stones, el recopilatorio al uso, pero ni idea de cómo suenan '1. Outside', 'Knocked Out Loaded' o 'Bridges to Babylon'.

Un mundo extraño en el que, de repente, pueden brotar de la nada 50 canciones nuevas de los Rolling Stones. Es lo que ocurrió hace unos días cuando de improviso apareció en la red un 'bootleg' titulado 'Fully Finished Studio Outtakes', un recopilatorio de 3 CD con 50 cortes no publicados. Algunos, conocidos por los seguidores de la banda. La mayoría, totalmente inesperados, un santo grial para los fans. La clase de producto que podría publicarse por más de 100 euros en forma de lujoso estuche para que un montón de 'boomers' pasen por caja.

The Rolling Stones - It's only rock 'N' roll (but I like it)

Tan extraño resulta este aparato en un mundo extraño que los foros están llenos de elucubraciones sobre el origen de las grabaciones, que han estado disponibles en medios como YouTube durante casi una semana hasta que finalmente han sido retiradas. Hay una pista en la que todos parecen ponerse de acuerdo: el abanico temporal de las grabaciones y su profundidad es tal que quien tuviese todas estas cintas durmiendo en su dormitorio estaba muy muy cerca de la banda, si no es que formaba parte de la banda misma.

¿Es, quizá, una forma de presionar para que se lancen estas canciones al mercado de forma oficial? Un símil político. En los últimos años ya habían aparecido otras grabaciones no oficiales de los Stones, pero que generalmente se referían a un periodo determinado, lo cual señala al típico ingeniero con manos largas o el currela de discográfica sin nada que perder. Como si supiésemos qué desayuna el presidente todos los días porque el camarero de la cafetería se lo filtra a la prensa. Para que supiésemos qué desayuna, come, cena y de qué color lleva la ropa interior el presidente, nos lo tendría que contar la esposa del presidente… o el propio presidente. Por otra parte, quizá sea mejor seguir el principio de la navaja de Ockham y pensar que nadie tira piedras de este tamaño contra su propio tejado.

En los últimos 25 años, los Stones solo han publicado un disco con nuevo material

'Fully Finished Outtakes' ofrece una visión hedonista del repertorio de los Stones más rocanrolero, R&B y 'reggae', incluso a pesar de que la mayor parte del material provenga de su etapa menos ilustre. Una pequeña ruta podría comenzar por 'She's Doing Her Thing', pop colorista del Swingin' London de mediados de los 60, y la bonita 'Blood Red Wine', continuar por las canciones atribuidas a la era de 'Exile on Main Street' como 'Trouble's A Coming' y 'Don't Lie to Me' (aunque los expertos dicen que no, que no pueden ser de esa época) y continuar por los sobrantes de 'It's Only Rock 'N' Roll', entre los que se encuentra la joya de la corona para la mayoría de aficionados: una versión primigenia del tema que da nombre al álbum, en una de las primeras colaboraciones de Ron Wood con la banda y, al parecer, Bowie entre bambalinas.

The Rolling Stones - You Can’t Always Get What You Want

Es la época en la que la banda certificó su sonido canónico (escuchen 'Living in the Heart of Love', casi un 'remake' de 'Brown Sugar'), como muestran las grabaciones de finales de los 70, versión de Hank Williams incluida. Sorprenden la frescura de las grabaciones de principios de los 80, a pesar de pertenecer a una de las peores épocas de la banda: 'Eliza Upchink' es puro Chuck Berry, 'Putty in Your Hands' y 'Built That Way' muestran el amor de Jagger y Richards por el pop de los años 60, y bien merece echarle un oído a temas como 'Dog Shit' o 'Can't Find Love'.

La última parada son las grabaciones de los años 90, que muestran a una banda intentando encontrarse a sí misma una vez su momento de gloria ha pasado. Temas nocturnos, más 'funk' que 'rock and roll', más urbanos que rurales, intentando sintonizar tímidamente con las modas del momento. El resto, es historia: en el último cuarto de siglo, los Stones solo han publicado un nuevo disco con material nuevo, 'A Bigger Bang', y no parecen tener mucha prisa por remediarlo. Para qué, con todo este fondo de armario esperándonos a que por fin decida ser publicado de forma oficial.

Vivimos en un mundo en el que nunca podremos oír todas las canciones que grabaron los Beatles, David Bowie, Bob Dylan o los Rolling Stones. Un mundo en el que, cada poco tiempo, asoma la cabeza un nuevo tema o ciclo de canciones de todos esos grandes artistas que ya venden más 'merchandising' que discos. Seamos sinceros, se les venera demasiado y se les escucha poco. Si acaso, uno pone el 'Ziggy Stardust', el 'Blonde on Blonde' o, en el caso de los Stones, el recopilatorio al uso, pero ni idea de cómo suenan '1. Outside', 'Knocked Out Loaded' o 'Bridges to Babylon'.

Música Rock and roll Rolling Stones
El redactor recomienda