La semana en Bruselas

¿Habrá luz verde a la vacuna de Pfizer a nivel europeo?

La Agencia Europea del Medicamento tiene previsto dar su visto bueno a la vacuna de Pfizer en los próximos días y Bruselas ha anunciado el inicio de la inoculación el 27 de diciembre

Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

La agenda europea entra ya poco a poco en su letargo navideño. Pero este año, más que ningún otro, sigue habiendo actividad hasta prácticamente el último minuto. Esta semana estará marcada por la actividad de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y por las negociaciones del Brexit.

Luz verde a la vacuna

Este lunes 21 de diciembre se ha celebrado una reunión extraordinaria programada por el comité de medicamentos humanos (CHMP) de la EMA con el objetivo de estudiar la posibilidad de dar luz verde ya a la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el covid-19. En un principio estaba previsto que la Agencia diera su visto bueno el próximo 29 de diciembre, pero el organismo, con base en Londres, ha estado sufriendo fuerte presiones para acelerar su aprobación a la vacuna. Y, finalmente, la ha aprobado ya.

La sede de la Agencia Europea del Medicamento en Londres. (Reuters)
La sede de la Agencia Europea del Medicamento en Londres. (Reuters)

Alemania ha sido uno de los principales países que han empujado por acelerar el procedimiento, lo que ha provocado que a su vez la Comisión Europea aumentara la presión sobre la EMA, anunciando la semana pasada que el próximo 27 de diciembre comenzará la vacunación en la Unión Europea.

Tras aprobar la vacuna, la EMA ha enviado su veredicto a la Comisión Europea, que por la vía exprés aprobará la comercialización de la misma, de forma que pueda ser enviada por el Ejecutivo comunitario a las capitales de los Veintisiete durante esta misma semana. Bruselas tiene firmados otros contratos con AstraZeneca, Johnson & Johnson, Sanofi-GSK y CureVac que, junto con el acuerdo cerrado con Pfizer, garantizan un total de 1.400 millones de dosis.

Negociaciones de Brexit

El resto de la atención estará puesto sobre las negociaciones del Brexit, que continúan contrarreloj. Este domingo se cumplió la fecha límite que estableció el Parlamento Europeo para que le diera tiempo a ratificar cualquier pacto antes de que finalice el 2020. La Eurocámara se mostró dispuesta a celebrar un Pleno extraordinario la semana que viene para completar el proceso, pero únicamente si tenía el texto sobre la mesa este domingo.

Camiones de carga hacen cola en Dover mientras siguen las negociaciones del Brexit. (EFE)
Camiones de carga hacen cola en Dover mientras siguen las negociaciones del Brexit. (EFE)

Superada esa fecha, lo que parece claro es que cualquier acuerdo debería ser aplicado de forma provisional, dejando la ratificación final del texto para el inicio de 2021, lo que también permitiría al Parlamento Europeo escrutar con más detalle la letra pequeña del pacto que pueda alcanzar la Unión con el Reino Unido.

A esta hora la principal diferencia entre Bruselas y Londres es la pesca. El equipo europeo quiere garantizar el acceso a las aguas británicas para los pesqueros europeos, pero para el primer ministro británico este punto es clave a nivel electoral, y está dispuesto a tensar la cuerda a cambio de apuntarse una victoria ante su electorado en las circunscripciones costeras.

Hay cierto optimismo que rodea a las conversaciones tras haber logrado progresos importantes en ayudas de Estado, si bien el Reino Unido incluyó en esta discusión a finales de la semana pasada las ayudas que los países recibirán a través del fondo de recuperación y tras haber prácticamente cerrado el capítulo de gobernanza. Lo que es seguro es que mientras la mayoría de Europa comienza a disfrutar de sus días de descanso, los equipos negociadores y los embajadores permanentes de los Veintisiete ante la Unión van a tener que seguir trabajando durante las próximas jornadas.

Inversiones chinas

Un último asunto que queda pendiente en la agenda europea para los próximos días es la posibilidad de que la Unión Europea y China cumplan con los plazos que se habían dado y cierren antes de que finalice el año 2020 un acuerdo de inversiones que los Veintisiete consideran fundamental. Alemania y Francia son optimistas respecto al acuerdo después de que Pekín haya cedido en materia de acceso de mercado, pero otros Estados miembros consideran que no es necesario lanzarse a cerrar un pacto en el tiempo de descuento.

Además, el final del año estará marcado por el traspaso de presidencia del Consejo de las manos de Alemania a las de Portugal. Asumir una presidencia no es un trabajo sencillo: requiere hacer un esfuerzo diplomático y de organización enorme, y afecta mucho a las dinámicas de trabajo del Consejo aunque desde fuera se vea casi como algo ceremonioso. En la última reunión regular de embajadores permanentes, el embajador alemán entregó a su homólogo portugués, Nuno Brito, el 'símbolo' de la presidencia, una brújula que sirve de recordatorio para el trabajo de una presidencia: dirigir el barco de la Unión por aguas casi siempre turbulentas.

Área privada EC Exclusivo