internet

La batería infinita de Nokia

José Mendiola 23/06/2009    (null) Escribe tu comentario

0
Enviar
38
18
 
0
Menéame
Imprimir
Posiblemente se trate de uno de los prototipos más apasionantes y con un futuro más brillante que hayamos visto en décadas, y por lo visto el fabricante finlandés Nokia estaría trabajando en un móvil cuya batería se carga sola y sin necesidad de tener un enchufe a mano. Este peculiar sistema aprovecharía todo el 'excedente' de electricidad generada por la multitud (cada vez más) de dispositivos que se quedan en modo 'stand-by' y malgastando una valiosa electricidad a la que ahora se le daría una segunda vida. Al parecer el prototipo sería capaz de mantenerse encendido sin necesidad de recargarse pegado al enchufe como los móviles convencionales. Lo cierto es que aunque el invento pueda parecer lo último en tecnología, este sistema inalámbrico lleva ya tiempo entre nosotros y es empleado en sistemas como las alarmas de los comercios o tarjetas de transporte.

En este sentido, el objetivo de Nokia es alcanzar los 50 milivatios que pudieran alimentar los cada vez más versátiles y potentes móviles del mercado. Esta cifra por sí sola puede resultar muy ambiciosa pero podría ser complementada por una zona de células solares en la superficie del móvil que aportara su pequeño grano de arena en este intento de aportar una autonomía para el móvil infinita y lo que es más importante según nos lo plantea el fabricante: no perjudicar al medio ambiente emitiendo más CO2 para producir una electricidad que ya está en el aire. Nokia afirma además que su prototipo no se conforma con cargar pequeñas cantidades de electricidad sino que lo hará de forma masiva y aprovechando los residuos provenientes de distancias muy lejanas.

El Nokia Research Centre al frente del proyecto ha afirmado que todavía pasarán entre tres y cinco años antes de que podamos ver modelos comerciales en la calle disfrutando de esta tecnología y desde luego se trataría de la primera vez que se aprovechan los campos electromagnéticos de forma comercial para alimentar dispositivos. Con todo, parece que en lo tocante a la carga de móviles las modas indican que los cables son ya una rémora y todo pasa por el wireless, como bien ha demostrado Palm con el cargador inalámbrico Touchstone que acompañaba como accesorio opcional a la Pre y que se agotó en el día de su lanzamiento. Este cargador no parece servir de referencia a Nokia y precisamente uno de sus jefes de producto, Axel Meyer, afirmó a su paso por Madrid que renunciaban a este tipo de cargadores por desperdiciar una gran cantidad de electricidad en el proceso de carga inalámbrica y ser poco 'verde'.

El sistema se compondría de dos circuitos: uno captaría las ondas electromagnéticas del ambiente y las convertiría en electricidad convencional, mientras que un segundo circuito se encargaría de hacer llegar esta electricidad a la batería de forma que se recargara. El truco consiste en que en este proceso, los circuitos empleen menos electricidad que la que reciben y en la actualidad han sido capaces de producir cinco milivatios con el objetivo de alcanzar a corto plazo los 20 milivatios necesarios para mantener un móvil encendido de forma autónoma e indefinida. Sin embargo, esta cantidad sería aún insuficiente para conseguir que el móvil hiciera y recibiera llamadas, así que por este motivo se aspira llegar a la cifra de cincuenta milivatios para poder poner en el mercado una versión comercial. Nokia no parece estar sola en este ambicioso proyecto y así, a comienzos de año investigadores de Intel consiguieron encender un sensor gracias a la energía desprendida por un televisor encendido a 4 kilómetros de distancia. Por si se lo está preguntando, no hay estudios concluyentes sobre la afección (o no) de estos campos electromagnéticos en la salud.
0
38
18
 
0
Menéame

QUE NO SE TE PASE NADA

Suscríbete a las noticias que te interesan.

AHORA EN