Pepe ‘Calayo’, el ex alcalde imputado de Alcaucín, cobrará este verano 1.000 euros por recital flamenco

Pepe ‘Calayo’, el ex alcalde imputado de Alcaucín, cobrará este verano 1.000 euros por recital flamenco
José Manuel Martín Alba (c) es escoltado por agentes de la Guardia Civil tras ser arrestado (Efe).
Agustín Rivera. Málaga 11/06/2009   (06:00h)
0
Enviar
43
14
 
0
5
Imprimir

En la cárcel me vi un día sin haber matado ni haber robado. Fue por cuatro desgraciaos, por envidia. Me tienen que pagar lo que yo he pasado. Esta fue la copla que ideó José Manuel Martín Alba (Pepe Calayo) en la cárcel de Alhaurín de la Torre, en la que ha adelgazado 15 kilos en tres meses de reclusión. Fue detenido el pasado 27 de febrero en el transcurso de la Operación Arcos.

Tras ser puesto en libertad el pasado viernes, previo pago de una fianza de 120.000 euros, el ex alcalde de Alcaucín, imputado por presunta corrupción urbanística, está a punto de grabar un CD con sus cantes. Y este verano, avanza a El Confidencial, cobrará 1.000 euros por recital flamenco. “1.500 euros con guitarrista”, aclara a quien esté interesado en pagar su caché de artista de soleás, fandangos y alegrías.

En declaraciones a este diario, Martín Alba, de 55 años, expulsado del PSOE, confiesa que su experiencia reclusa le ha dejado sin recursos económicos: “Me han dejado pelao”. Y aunque no descarta volver a la política para las elecciones municipales de 2011, ahora se centrará en el cante, no sólo en la comarca de la Axarquía, sino en Andalucía y “en toda la geografía española”. “Es una época buena”, detalla, porque me conoce muchísima gente. Tengo que aprovecharlo. ¡No todo iba a ser malo!”.

El ex regidor del municipio malagueño aprovechó la cárcel para hacer gimnasia “todos los días” y mejorar su salud: nada de grasas ni alcohol. “Tampoco es lo último, hay cosas peores. Peor es morirse. Pensaba en mi familia y mi gente. Soy relativamente fuerte y estaba bien mirado. Miraba los telediarios y leía todos los periódicos. Estaba al loro de todo”. Incluso, asegura, le ha dado tiempo a hacer bastantes amigos en Alhaurín de la Torre. “Era el más admirado, una persona intocable. Un ídolo para ellos”, declara sin disimilar su orgullo.

¿Se dedicará sólo a cantar en recitales de flamenco? No. También piensa montar una empresa con sus hijas, ahora en desempleo. “Vamos a vender vinos o jamones. Ya lo hice hace tiempo”. Lo que no quiere es volver a la albañilería, su profesión antes de convertirse en alcalde en 1991.

Martín Alba, imputado por cohecho, falsedad, blanqueo de capitales, prevaricación y delito urbanístico, poseía en su casa 160.000 euros bajo un colchón, según confirmó la Guardia Civil. Él rebaja la cifra en 30.000 euros. “Eran 130.000 euros y eso lo dijeron para darle más morbo”, argumenta a El Confidencial. “Mis hijas ya se casaron y lo tenía en la habitación, como cualquier persona. Son los ahorros que tenía de sus bodas. Con ese dinero quería hacerles una casa. Mi abogado ya lo ha justificado a la jueza”.

¿Su patrimonio? Dice que la casa donde vive es herencia de sus padres y que no tiene ningún chalé. “Tengo una parcela rústica no urbanizable que me costó 9.000 euros. Son 20 metros cuadrados que hice con mis herramientas de albañilería. Y hay una piscina, pero es de plástico”.

Afirma también que las presuntas irregularidades con las licencias de obra las estudiará su defensa, pero su tesis es que en otros municipios la situación urbanística es peor. “Hay muchos pueblos en España que han podido dar más licencias que yo. Pero yo he pagado el plato. Es mentira que esto yo haya practicado cohecho y tráfico de influencias. Se han pasado conmigo”. Y desea que llegue el juicio “algún día”.

Mientras tanto, Pepe Calayo a lo suyo: el flamenco. A 1.000 euros el recital. En la cárcel me vi un día

0
43
14
 
0
5

LA OPINIÓN DE LOS LECTORES

0

COMENTARIOS

Escribe el tuyo

CONÉCTATE A LA ACTUALIDAD

Las más, patrocinado por Aenor
España


ANÚNCIATE BOLETÍN