publicidad
publicidad

Ir a www.cotizalia.com Ir a www.vanitatis.com

1,8 millones de lectores »

Logo de El Confidencial
Martes, 30 de diciembre de 2008 (Actualizado a las 19:12)
   Actualidad    Deportes   Tendencias    Opinión    Ocio y Televisión   Vídeos   Foros            
España Comunicación Cultura Mundo Sociedad
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda Fuera de Gobierno El Cultiberio El Confidente
Hoteles Motor Restaurantes Viajes Arte Libros Música
Cine Televisión
Vivienda En Exclusiva Sectores Lo Último
El Café

SOCIEDAD

Fin de año "cristiano" en Marruecos bajo la presión integrista

EFE - 30/12/2008 19 : 07

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Yunes Muyahid Rabat, 30 dic (EFE).- Rodeados de férreas medidas de seguridad, gran parte de los marroquíes festejarán masivamente el fin de año "cristiano" a pesar de la campaña integrista que considera que esta celebración no está conforme al Islam.

En los últimos años, los festejos de Nochevieja se han convertido en el blanco de una campaña integrista orquestada en los medios de comunicación, bien a través de internet o de los periódicos afines.

El diario "Ataydid", cercano al Partido Justicia y Desarrollo (PJD, principal partido islamista y segunda fuerza en la Cámara Baja), dedica hoy una página entera a este tema bajo el título: "Bailes, alcohol, accidentes mortales y despliegue de la policía en el fin de año cristiano".

En su información, "Ataydid" (renovación) publica su particular balance de la Nochevieja de 2007 en varios países árabes.

En Marruecos "se gastaron millones de dirham en droga y en alcohol"; en Argelia "se emplearon a 5.000 chicas para la prostitución"; en el emirato de Dubai "hubo 22 accidentes y peleas"; mientras que en Bahrein fueron destruidos "un coche y tres entradas de hoteles".

En declaraciones a Efe, el presidente del grupo parlamentario del PJD, Mustafa Ramid, consideró que "aunque es normal felicitar a un cristiano por el fin de año, no lo es que un pueblo musulmán, como el marroquí, festeje este día".

"No acepto la celebración por dos razones: porque es un acto religioso cristiano, y porque es una tradición social de las clases que imitan a Occidente", añadió.

Ramid subrayó que "un musulmán no puede celebrar una festividad de otra religión, y lo que ocurre en nuestros países es una imitación ciega de las tradiciones occidentales".

Esta "imitación ciega" está muy visible en los supermercados, decorados con adornos, donde los clientes compran todo tipo de bombones y frutos secos para la Nochevieja.

En las pastelerías, los marroquíes compran dulces navideños para festejar esa noche en familia, mientras que en hoteles y en restaurantes se organizan espectáculos para esta ocasión, cuyo precio por persona varía entre los 80 y los 300 euros.

Pero estos días de celebraciones para muchos marroquíes lo son también de extrema precaución para las fuerzas de seguridad, que redoblan sus esfuerzos para prevenir atentados terroristas.

Marruecos endurece y multiplica las medidas de seguridad en la última semana de cada mes de diciembre desde el año 2003, cuando doce suicidas perpetraron una cadena de atentados en Casablanca en los que murieron 45 personas.

Para este final de 2008, el Ministerio del Interior ha decretado la máxima alerta en todos los lugares que puedan ser objeto de posibles ataques terroristas, como restaurantes, hoteles, bares y administraciones públicas.

Además de la coordinación entre los diferentes servicios policiales del país, la consigna se ha extendido a las agencias privadas de seguridad acreditadas por las empresas y hoteles.

El ministro marroquí del Interior, Chakib Benmusa, declaró a comienzos de diciembre que su departamento dispone de datos que le llevan a "mostrar prudencia y vigilancia".

Días después, los servicios de seguridad detuvieron en Berkane, este del país, a cinco activistas de la red Salafía Yihadía (Autenticidad y Guerra Santa) que proyectaban cometer actos terroristas.

Fuentes de Interior añadieron que las detenciones se efectuaron en el marco de las medidas preventivas tomadas en vísperas de la festividad del Año Nuevo.

Pese a la presión de los radicales y a la amenaza terrorista, nada parece impedir que, horas antes de 2009, los marroquíes se vuelvan a intercambiar mensajes de móvil para saludar el nuevo año "cristiano" y se reúnan para celebrarlo a lo grande. EFE hm/er/agf (con foto)

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

atlas
Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis


Enlaces de Interés