publicidad
publicidad

Ir a www.cotizalia.com Ir a www.vanitatis.com

1,8 millones de lectores »

Logo de El Confidencial
Jueves, 13 de noviembre de 2008 (Actualizado a las 17:12)
Expo Zaragoza 2008
   Actualidad    Deportes   Tendencias    Opinión    Ocio y Televisión   Vídeos   Foros            
España Comunicación Cultura Mundo Sociedad
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda Fuera de Gobierno El Cultiberio El Confidente
Hoteles Motor Restaurantes Viajes Arte Libros Música
Cine Televisión
Vivienda En Exclusiva Sectores Lo Último
El Café

SOCIEDAD

Lula habló con el Papa de políticas sociales para mejorar la vida en Brasil

EFE - 13/11/2008 16 : 06

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Ciudad del Vaticano, 13 nov (EFE).- Las políticas sociales para aliviar las condiciones de vida de los brasileños fueron el tema principal de la reunión que mantuvieron hoy el papa Benedicto XVI y presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, en el Vaticano.

Lula da Silva, que llegó el domingo a Italia en visita de Estado, fue recibido hoy en audiencia por el Papa, con quien dialogó en privado durante 24 minutos.

En una nota, el Vaticano afirmó que "los cordiales coloquios" entre Lula y el Papa "han favorecido un fructuoso intercambio de opiniones sobre temas relativos a la actual coyuntura internacional y regional".

Ambos abordaron algunos aspectos de la situación en Brasil, "en particular, las políticas sociales para mejorar las condiciones de vida de tantas personas que viven todavía con dificultades y en la marginación", añadió el Vaticano.

Asimismo, el Papa instó a "favorecer el papel fundamental de la familia en la lucha contra la violencia y el deterioro social".

Durante la reunión se subrayó además "la colaboración entre la Iglesia y el Estado para promover los valores morales y el bien común no sólo en Brasil, sino también a favor de África".

La audiencia sirvió a ambos para recordar la visita que Benedicto XVI hizo a Brasil en mayo del año pasado con ocasión de la V Asamblea General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe en Aparecida.

Tras recordar esta visita, Lula invitó de nuevo al Pontífice a visitar Brasil, a lo que Benedicto XVI contestó: "Esperemos".

Lula llegó acompañado al Vaticano por una delegación formada por once personas, entre ellas su mujer Marisa Letícia da Silva, tocada con mantilla negra; el ministro de Exteriores; Celso Amorim; el ministro de Defensa, Nelson Jobim y la ministra brasileña de la Presidencia, Dilma Rousseff.

Tras las tradicionales presentaciones del séquito, Lula regaló a Benedicto XVI una colección de estatuillas de típica cerámica brasileña, que dijo representaban "las familias que emigran por necesidad del norte al sur de Brasil".

El Papa regaló a Lula la tradicional pluma estilográfica con la que obsequia a los jefes de Estado y de Gobierno y la colección de medallas de su Pontificado.

Al recibir al gobernante brasileño, el Papa le agradeció la firma del acuerdo entre Brasil y el Vaticano que regulará algunos aspectos jurídicos de la Iglesia católica en este país.

"Muchas gracias por el acuerdo que se va a firmar después", dijo el Papa al recibir al mandatario brasileño.

El acuerdo, que se firmó sin la presencia del Papa, regulará algunos aspectos jurídicos de la Iglesia católica en el país americano.

Entre ellos, serán reconocidos los títulos de estudio, la enseñanza religiosa en las escuelas públicas, las deliberaciones de las sentencias eclesiásticas en materia matrimonial y el régimen fiscal.

Según el Vaticano, que no dio más detalles sobre este acuerdo, esta firma "consolida los tradicionales vínculos de amistad y de colaboración existentes entre las dos partes".

Un acuerdo definido "histórico" por ambas partes, ya que faltaba un reconocimiento jurídico de la Iglesia católica como el que tiene en numerosos países.

El Nuncio Apostólico en Brasil, Lorenzo Baldisseri, explicó en declaraciones a Radio Vaticana que con este acuerdo "los sacerdotes y los colaboradores pastorales podrán tener la libertad de colaborar con estructuras sanitarias, penitenciarias y escolásticas".

Respecto a la educación religiosa, el Nuncio destacó que en el estatuto se habla no sólo de la religión católica sino también del resto de confesiones.

"Con esto se quiere garantizar a toda la sociedad brasileña -sea cual sea su cultura, sus creencias o su credo- una enseñanza religiosa en las estructuras públicas. Abrimos así la puerta no sólo a los católicos sino también al resto de religiones", añadió.

Tras la visita de hoy al Vaticano, Lula tiene previsto viajar desde Roma a Washington, donde el sábado se reunirá con los líderes del G20. EFE ccg/cps/sc (foto) (audio)

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

atlas
Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis