publicidad
publicidad

Ir a www.cotizalia.com Ir a www.vanitatis.com

Logo EL Confidencial
Miércoles, 11 de febrero de 2009
   Actualidad    Deportes   Tendencias    Opinión    Ocio y Televisión   Vídeos   Foros            
España Comunicación Cultura Mundo Sociedad
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Cultiberio El Confidente
Hoteles Motor Restaurantes Viajes Arte Libros Música
El Café

ARTE

El arte es una mierda

El arte es una mierda

Imagen de la polémica obra de Liu Wei (Efe).

@Celia Maza - 17/10/2008

Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5) (1/5 | 1 voto)

enviar a un amigoimprimiraumentar tamaño letradisminuir tamaño letraDeja tu comentario (2)

La afirmación no es un insulto, ni mucho menos una opinión, sino la descripción de la próxima obra que con casi total certeza se venderá en un futuro en una subasta de Londres por un precio que rondará los 15 millones de euros. Su creador es el chino Liu Wei, el último artista tocado por la varita mágica de Charles Saatchi. El controvertido coleccionista, ex publicista y millonario ha abierto, de nuevo, su galería al público. La sala tuvo que cerrar en 2005 por problemas de alquiler con el edificio situado al lado del Támesis. Ahora ha abierto en el lujoso barrio de Chelsea. La ubicación cambia. La provocación permanece intacta.

 

Para tan esperada ocasión, el galerista ha elegido a un grupo de artistas chinos que cumplen a rajatabla el modelo que en su día se creó para definir al movimiento YBA. En otras palabras, son jóvenes, desconocidos y completamente rebeldes. La obra de Wei es tan sólo un ejemplo. Un enorme excremento de dos metros elaborado a base de soldaditos y tanques militares centra la atención de una de las treces salas del nuevo edificio. El mensaje del autor, que siempre se ha caracterizado por aportar "demasiados detalles", nunca fue tan claro: "La guerra es una mierda".

 

En cualquier otro escenario la pieza habría pasado desapercibido, pero al haber sido presentada en la sala de Chelsea los críticos se han puesto en alerta. No es para menos. Detrás de cada obra presentada a la sombra del galerista siempre existen dos cosas: polémica y mucho dinero.

 

Fue Saatchi quien descubrió en los noventa a Damien Hirst, Tracey Emin o los hermanos Chapman. Nadie apostaba entonces por ellos ni por sus excéntricas creaciones: un tiburón conservado en formol, una cama desecha con preservativos y manchada de sangre, unos sapos con bigote nazi. Diez años más tarde, el primero ha sido capaz de vender en una subasta 223 obras inéditas por 154 millones de euros. La venta, donde triunfó un becerro en formol con una corona de oro, se produjo el mismo día en que las bolsas mundiales tocaban fondo.

 

Emin, por su parte, tiene ahora una exposición en Escocia donde se muestran las piezas con títulos variopintos: Sexo mientras él me mira, Que te follen, No importa, llorar es bonito o Estoy al borde del abismo, pero la vista desde aquí es excepcional. La última creación de los Chapman no queda atrás. Los hermanos se han gastado 127.000 euros en comprar diecisiete acuarelas y algunos óleos autentificados como obras Adolf Hitler para desfigurarlas y "embellecerlas" con motivos "hippies" para una exposición titulada "Si Hitler hubiese sido hippie, qué felices seríamos todos".

 

El relevo chino

 

Pero el relevo de los Jóvenes Artistas Británicos (YBA) es ahora para los Jóvenes Artistas Chinos. Junto con Wei destaca también la "pieza" de Sun Yuan y Peng Yu. La controvertida pareja ofrece al público un espectáculo singular. Alrededor de quince sillas de ruedas motorizadas chocan lentamente entre sí en medio de una gigantesca habitación. Sobre ellas, casi moribundos, están sentados unos muñecos hiperrealistas con uniformes de dirigentes de diferentes países. Algunos llevan trajes militares, otros traje gris de chaqueta y corbata, otros una "cufia" como la del difunto líder. También hay un pope ortodoxo. Son ancianos casi en estado vegetativo que parecen vivir de antiguas batallas, encerrados en un mundo que apenas ven a través de sus largas cejas blanquecinas. Los materiales que utilizan son piel de bebes muertos, grasa humana, tejidos de animales.

 

Pero en una exposición que lleva por título precisamente La revolución continúa, la provocación se encuentra en cada una de las salas. Está el burro disecado de Zhang Huan atravesado por un tubo y unido a la torre Jin Mao o el ejército de monigotes desnudos colgados del techo de Zhang Dali.

 

Según The Times, el coleccionista ha llegado a pagar 1,3 millones de euros por algunos de los trabajos de los 24 artistas elegidos para la muestra. La gran mayoría son desconocidos en su propio país. En el futuro venderán sus creaciones en pujas en las que magnates y millonarios estarán dispuestos a pagar cifras astronómicas. La varita mágica Saatchi les abre las puertas al mundo.

 

Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5)Valorado (1/5) (1/5 | 1 voto)

enviar a un amigoimprimiraumentar tamaño letradisminuir tamaño letra

Enlaces patrocinados

Opiniones de los lectores (2)

Deja tu comentario

2. usuario registrado louloulolitaViernes, 11/11/2008, 21:53 h.

Bueno a ver si cambiamos ya de "noticia"...

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

1. usuario registrado CayerosViernes, 17/10/2008, 09:52 h.

Pues lleva razón el título de este artículo. Yo pienso que el arte que mucha gente está haciendo en muchas Exposiciones es una mierda, no física, sino como concepto. Arte que necesita
'traductores' para saber lo que está pintado, escenificado, representado, etc. será arte para una minoría snobista, pero no le digan a la mayoría del pueblo que 'eso es arte. Le responderán que esos 'artistas' están en la luna
y en algunos casos podrían estar en el psiquiátrico. Esto no es lo 'políticamente correcto' pero es lo que piensa el pueblo soberano.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h, con horario restringido a los invitados de 10:00 a 19:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Ver más comentarios    Deja tu comentario

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

atlas
Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis


Enlaces de Interés