publicidad
publicidad

www.cotizalia.com www.vanitatis.com

1,2 millones de lectores »

Logo de El Confidencial
Martes, 17 de junio de 2008 (Actualizado a las 19:57)
Expo Zaragoza 2008
PORTADA   España   Deportes   Comunicación   Opinión    Canales     Cultura    Ocio    Multimedia    Foros      
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología Expo 2008 Canal Empleo
El Cultiberio Cine Libros Arte Teatro Música
Hoteles Restaurante Viajes Motor Vinos
Vivienda En Exclusiva Sectores Lo Último
En Imágenes Álbum Vídeos
El Café

ESPAÑA

El 'embajador' de Felipe Calderón ante los empresarios españoles es un ex asesor de Rajoy

Antonio Sola Felipe Calderón México

El 'embajador' de Felipe Calderón ante los empresarios españoles es un ex asesor de Rajoy

El president de la Generalitat José Montila (d) y el presidente de México Felipe Calderón durante su visita a Barcelona.

@Alberto Mendoza.-17/06/2008

Deja tu comentario (0)

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

La reciente visita a Madrid del presidente de México, Felipe Calderón, ha despertado una notable expectación entre las grandes empresas españolas por las posibilidades de negocio que se abren en este país latinoamericano. Y Calderón ha encargado la tarea de atraer y captar estas inversiones a un español de su máxima confianza: Antonio Sola. Este catalán, de 36 años, asesoró al actual presidente mexicano en 2006 para batir a Andrés Manuel López Obrador en una reñida carrera presidencial, y Mariano Rajoy lo fichó a finales de 2007 para que le ayudara en su intento de llegar a la Moncloa. Sola se convirtió en una figura destacada en el equipo del presidente del PP, hasta el punto de que se le atribuyó la paternidad de la famosa “niña de Rajoy”, que el líder popular esgrimió durante la campaña como una metáfora del futuro que deseaba para España.

La influencia de Sola, vinculado desde joven al PP, se pudo ver también en el lema del partido, “con cabeza y corazón”, similar al “mano dura, cabeza y corazón”, que previamente había utilizado en Guatemala para la candidatura del general Otto Pérez Molina. Terminada la campaña, Sola dejó el PP y regresó junto a Calderón, quien le ha convertido en su embajador particular ante la elite empresarial española. A través de la consultora Ostos & Sola, de la que es socio fundador junto a Gloria Ostos, este experto en comunicación se dedicó a preparar el terreno para la llegada de Calderón a Madrid, visita en la que el presidente mexicano pudo departir con empresarios como Juan Miguel Villar Mir, Gerardo Díaz Ferrán, Juan Ignacio Entrecanales, Rafael del Pino, Luis del Rivero o Nemesio Fernández Cuesta, directivo de Repsol YPF.

El pasado 28 de mayo, Sola se reunió con más de 40 empresarios en el Hotel Hesperia de Madrid para promocionar el ambicioso Programa Nacional de Infraestructuras que impulsa Calderón. Se trata de un plan que prevé la inversión de unos 30.000 millones de dólares para construir y modernizar carreteras, vías férreas, aeropuertos y puertos, así como para desarrollar servicios de agua potable y alcantarillado, telefonía e Internet, generación eléctrica, y producción de petróleo y gas. Una oportunidad por la que se han interesado empresas como Endesa, Repsol, Gas Natural, Iberdrola, OHL o FCC. Sola hizo de maestro de ceremonias, por encima incluso del embajador mexicano en España, Jorge Zermeño.

Críticas en México

El papel de mediador de Sola entre México y las empresas españolas ha causado cierto malestar en la oposición política mexicana, que no consideran adecuado que un asesor de comunicación del presidente lleve a cabo este tipo de operaciones a través de su empresa privada. Además, los sectores críticos con la apertura de la petrolera estatal PEMEX a la inversión extranjera temen que Sola esté dando por hecho en España que este proyecto se va a llevar adelante, sin esperar a lo que decida el Congreso mexicano. Calderón pretende que PEMEX pueda contratar a empresas extranjeras la construcción de varias refinerías y oleoductos que incrementen la producción y las reservas mexicanas de petróleo y gas. Sin embargo, el proyecto choca con la opinión de una buena parte de la sociedad mexicana, que lo ve como un primer paso en la privatización de PEMEX.

La inversión española es la segunda más importante en México, sólo por detrás de Estados Unidos, pero el conjunto procedente de la Unión Europea ya supera a la norteamericana. En 2005, la inversión española se situó por encima de los mil cien millones de dólares, centrada sobre todo en los sectores de transporte, comunicación, electricidad, agua, y servicios financieros. No obstante, ha sido la inversión mexicana en España la que ha dado un gran salto en 2007. México es ya el sexto país inversor con 730 millones de euros, lo que supone un 2,5% del total del dinero que recibe España en inversión extranjera directa (28.800 millones de euros).

Votar esta noticia

Resultado (0 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Enlaces patrocinados

Opiniones de los lectores (0)

Deja tu comentario

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h, con horario restringido a los invitados de 10:00 a 19:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Ir al foro    Deja tu comentario

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

atlas
Auditado por Ojd

ir a Cotizalia

El Confidencial

ir a Vanitatis