publicidad

  

OPINIÓN

Gamberrada en la Universidad Alfonso X: los estudiantes arrasan una residencia durante un apagón

Redacción.-  10/06/2008

Desmadre a la americana. Uy, perdón. Desmadre a la madrileña. Se fue la luz y la realidad superó la ficción de cualquier película de gamberradas universitarias o de los videojuegos más salvajes. Ocurrió la madrugada del pasado viernes en el campus que la Universidad Alfonso X el Sabio (UAX) tiene en Villanueva de la Cañada, a una treintena de kilómetros de Madrid. Extintores vacios, pasillos encharcados, ventanas rotas, televisiones, lavadoras y máquinas de comida tiradas por el suelo… La residencia número tres del campus, masculina, quedó completamente arrasada después de que sus residentes, entre 200 y 300 chavales enajenados, decidieran acabar con todo lo que encontraban a su paso. La excusa, un apagón que dejó todo a oscuras entre las 16.30 y las doce de la madrugada.

En la complicidad del apagón y movidos por las masas, la muchedumbre de estudiantes acabó con todo lo que pudo, ante la perplejidad del bedel y de los agentes de seguridad de la compañía Vinsa, incapaces de imponer orden ante semejante revuelta. Las obras de peatonalización de una calle cercana provocaron un corte de luz que se prolongó más tiempo del previsto y que afectó, desde primera hora de la tarde, a las instalaciones de la UAX y a un campo de golf contiguo. Pasadas ocho horas, la habitual juerga universitaria del viernes noche se instaló en la propia residencia en vez de en los bares y pubs de Villanueva.

Primero rompieron los cristales, después desenrollaron las mangueras e inundaron los pasillos y, por último, tiraron al suelo numerosos electrodomésticos y vaciaron los extintores dejando todo cubierto de una espesa capa de espuma blanca. La dirección de la residencia ha eludido hacer cualquier comentario de lo sucedido, pero la gamberrada se ha saldado con la dimisión de uno de los bedeles. Según narra uno de los jóvenes testigos, “los porteros pidieron ayuda a los responsables del centro, pero éstos no hicieron nada y les echaban la culpa de su permisividad con los alumnos”.

Un camión suministró electricidad pasadas las doce de la noche, cuando los alumnos ya habían arrasado con casi toda la residencia masculina y, en menor medida, con el colegio contiguo de chicas. El panorama que dejaba ver la llegada de la luz era dantesco. La dirección, incapaz de identificar a los inductores de los destrozos, no ha tomado, de momento, ninguna medida contra los estudiantes. Todo un aviso para los padres de estos chicos, hijos en su mayoría de familias adineradas que pagan 11.190 euros al año por una habitación individual y 8.340 por una compartida.

La Universidad Alfonso X el Sabio es uno de los centros universitarios privados más caros de Madrid. Los salvajes incidentes han coincidido con los exámenes de ingreso para el año que viene y con las visitas que numerosas familias realizan con sus hijos que están eligiendo carrera.

 

OPINIONES DE LOS LECTORES, 0 COMENTARIOS

MÁS COLUMNAS DE OPINIÓN

PROHIBIDO PROHIBIR

El Papa en España y la juventud

Melchor Miralles

NOTEBOOK

Controlar Internet, desafío político y policial

José Antonio Zarzalejos

TINTA DE VERANO

La nueva batalla de Trafalgar

Agustín Rivera. Trafalgar (Cádiz)

los más leidos los más leidos los más comentados los más enviados
Ediciones anteriores      Suscripción al boletín                                              Anúnciate
Auditado por Ojd