publicidad
publicidad
 
Logo de El Confidencial
Jueves, 17 de enero de 2008 (Actualizado a las 13:35)
Expo Zaragoza 2008
Portada   España   Cotizalia   Deportes   Vivienda   Comunicación   Gente   Opinión   Canales   Fin de Semana   Imágenes   Vídeos  Foros  
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología Buscador de Hoteles Expo 2008
El Café

MIENTRAS TANTO

Partido Socialista Obrero Español: ¿hay alguien ahí?

PSOE impuesto del patrimonio

@Carlos Sánchez - 10/12/2007

Deja tu comentario (17)

Votar esta noticia

Resultado (25 Votos)

enviar a un amigoimprimir

“Frente a las nuevas presiones para su eliminación, debe defenderse de nuevo la importancia de estos impuestos [los que gravan los patrimonios para reforzar el componente progresivo del sistema, servir de instrumento de control de los bienes y derechos generadores de renta, facilitar la aplicación del IRPF y, según hemos visto, completar el control de determinadas rentas escondidas en patrimonio]. (...) El Impuesto del Patrimonio recuperaría su sentido inicial en la medida en que volviera a actuar como gravamen de los patrimonios personales de cierta entidad y como garantía de control del conjunto del sistema tributario”.

El párrafo arriba citado no vayan a creer que es fruto de la calenturienta imaginación de irredentos sectores de la izquierda más trasnochada, sino de expertos fiscalistas a quienes les une su adscripción -ideológica o de carné- con el Partido Socialista: Antoni Castells, conseller de Finanzas de la Generalitat de Cataluña, Miguel Cruz, ex director general de Tributos, Jesús Ruiz-Huerta director del Instituto de Estudios Fiscales, Julio Segura, presidente de la CNMV, o Braulio Medel, presidente de Unicaja, son, entre otros, los autores del pasaje. Todos y cada uno de ellos formaron parte en su día de una Comisión de Expertos creada a instancias de la Comisión Ejecutiva del PSOE para estudiar el sistema impositivo español. El resultado fue un opúsculo magníficamente editado por la Fundación Alternativas (que dirigen al alimón el ex ministro Juan Manuel Eguiagaray, Nicolás Sartorius y Pere Portabella) y que lleva por título Una Alternativa Fiscal para España. Pues bien, ha pasado casi una semana desde el presidente Zapatero anunciara su intención de suprimir el Impuesto sobre el Patrimonio y ninguno de ellos ha dicho esta boca es mía.

Supongo que a algunos les habrá sentado a cuerno quemado la propuesta, pero cuesta creer que en la España de 2007 ningún destacado dirigente socialista haya matizado -por lo menos- la propuesta del secretario general del PSOE. Es evidente que se puede estar a favor o en contra de la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio con argumentos igualmente fundados, pero lo realmente sorprendente es que no se levante ni una sola voz en contra de la propuesta, con todo lo que se ha escrito desde que Esperanza Aguirre lanzara la liebre.

Esta ley de la ‘omertá’ no es, desde luego, patrimonio del Partido Socialista. Desgraciadamente, el sistema de partidos vigente en España tiene un pecado original, y es que los cargos electos son presentados por las ejecutivas nacionales de los partidos, por lo que cualquier voz en contra queda laminada a las primeras de cambio. Sobre todo en periodos electorales, como los actuales. Lo mismo ocurre con los cargos públicos, cuya continuidad depende exclusivamente del jefe político de turno. No voy a decir como en épocas pasadas, pero casi.

Sólo en esta clave se puede explicar la ausencia de un debate de cierto calado sobre el modelo fiscal que pretende el Partido Socialista, empeñado en reaccionar tarde y mal a las propuestas del Partido Popular, que sin duda, en esta materia, lleva la iniciativa. Cuando el PP anunció que recortaría los tipos de gravamen en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones -hasta su práctica desaparición- le falto tiempo al PSOE para denunciar que la medida sólo pretendía beneficiar a los ricos. Ahora, tiempo después, lo cierto es que las regiones gobernadas por los socialistas han reducido la carga fiscal de ese tributo con argumentos no muy distintos a los que expresaban los ‘populares’. Lo mismo sucede ahora con el Impuesto sobre el Patrimonio. Del regalo para los ricos -que decía Rafael Simancas- se ha pasado a una medida fundamental y necesaria para favorecer a las ‘clases medias’ españolas.

Esta falta de debate interno en una cuestión tan importante para un partido de izquierdas es, sin duda, una mala noticia para el sistema democrático, toda vez que se ha impuesto una especie de ‘presidencialismo’ que para nada subyace en nuestro modelo constitucional. ¿O es que el programa electoral depende únicamente de lo que diga el líder de turno? Estoy convencido de que la propuesta del presidente ha cogido con el pie cambiado a muchos de los redactores del programa electoral socialista, pero ninguno ha dicho con voz alta y firme que una oferta de ese calibre debe discutirse con carácter previo en los órganos de dirección del PSOE.

Los partidos son seres vivos y representan a la sociedad, no solamente a sus dirigentes, por lo que si hay un debate entre los ciudadanos (sobre este asunto o cualquier otro) lo lógico es que también se proyecte sobre la clase política. No ocurre así y eso explica en gran medida la pobreza intelectual de este país, donde lo que más parece importar es si Raúl va o no a la selección. Esperemos a conocer la opinión de Zapatero sobre esta cuestión y se resolverá el embrollo. Palabra de presidente.

Votar esta noticia

Resultado (25 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Enlaces patrocinados

Opiniones de los lectores (17)

Deja tu comentario

17. usuario registrado msc10017/01/2008, 13:43 h.

Estoy buscando, tras la hojarasca de Mª Antonia Iglesias, a los expulsados como Redondo Terreros, a los que se van, como Joaquín Leguina o a la escisión de UPD encabezada por Rosa Díez. ¿Que queda del Partido Socialista Obrero Español? ¿El comodín de la burguesía nacionalista de cada nacionalidad en orden a ser nación?. ¿A reanudar el "progresismo" empezando en el 34?.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

16. usuario registrado demostenes25/12/2007, 17:43 h.

Como no tomemos cartas en la política los ciudadanos de algún modo que no sean los partidos, nos vamos a quedar atascados en este remedo de pseudodemocracia estilo latino-americano para siempre jamas. Y la verdad después de tanto quejarnos de Franco no me parece a mi que se aya conseguido lo que se quería.
Por eso los politiquillos estos no quieren darnos Educación de la buena, por si les echamos.
Demostenes.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

15. usuario registrado albertovz25/12/2007, 12:31 h.

Esta psoedemocracia es una estafa diaria y un timo para algunos electores... aunque, con gusto, no pica.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

14. usuario registrado guyfawkes10/12/2007, 21:24 h.

Hay que acabar con esta partitocracia. El PSOE ya no engaña a nadie, y el PP tiene los politicos más mediocres de su historia. Lo nuevo debe ser UPD, un partido que va a dar guerra, que va a decir lo que hay que decir bien alto y bien claro: Que España es una democracia, un orgullo de Estado Democratico de Derecho por el que vale la pena trabajar y luchar. Animo UPD! Vamos a por todas!!!

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

13. usuario registrado albertovz10/12/2007, 20:14 h.

Dichosa partitocracia de los cojones...

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h, con horario restringido a los invitados de 10:00 a 19:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Ver más comentarios    Deja tu comentario

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd