publicidad
publicidad
Logo de El Confidencial
Martes, 18 de diciembre de 2007 (Actualizado a las 18:56)
Portada   España   Cotizalia   Deportes   Vivienda   Comunicación   Gente   Opinión   Canales   Fin de Semana   Imágenes   Vídeos  Foros 
Con Lupa Al Grano Mientras Tanto Dos Palabras Sin enmienda El Confidente
Salud Tecnología Buscador de Hoteles
El Café

MIENTRAS TANTO

Radio 3 se hace el haraquiri con el visto bueno de la izquierda

Radio 3

@Carlos Sánchez - 02/05/2007

Deja tu comentario (41)

Votar esta noticia

Resultado (556 Votos)

enviar a un amigoimprimir

La sociedad española asiste estos días impasible -nada extraordinario- a uno de los mayores genocidios culturales de los últimos años. Probablemente, desde el advenimiento de la democracia: la muerte de Radio 3.

Radio 3, como muchos recordarán, nació al final de los 70 dentro de la programación RNE con un formato similar al que existía en la cadena joven de la BBC, y desde sus orígenes ha tenido claro que debía conectar con el pensamiento de vanguardia de la sociedad. El término vanguardia tiene una acepción militar que no viene a cuento en estos momentos; la otra acepción, según la Real Academia (por cierto, cada vez menos fiable), se refiere a cualquier movimiento ideológico, artístico o literario que tiene como razón de ser situarse unos pasos más adelante de lo que transpiran los poros sociales que, por razones probablemente inevitables -vinculadas a la condición humana- tienden a homogeneizarse. Sobre todo en plena globalización. Estar en la vanguardia, por lo tanto, es adelantarse a los acontecimientos sociales, como el siglo XX ha demostrado hasta la saciedad. Para lo bueno y para lo malo.

Habrá quien piense, desde luego con argumentos de peso, que la existencia de vanguardias financiadas con el erario público es un auténtico despropósito. Un verdadero dislate, y desde luego que no les falta razón. Es más evidente que Radio 3 no tendría ningún sentido si el objetivo último de su programación fuera la eficiencia económica. Radio 3 es deficitaria y seguirá siéndolo, gobierne quien gobierne. Salvo que alguien con arrojo decida cerrarla. Tampoco el Museo del Prado, que se sepa, da dinero y nadie está por labor de echar la cancela y darles las llaves a Fernando Martín o Enrique Bañuelos, que sin duda sabrían como rentabilizar el viejo caserón construido por Juan de Villanueva.

Habrá, igualmente, quien piense que el papel de las vanguardias es irrelevante en un mundo en el que lo descollante es la rentabilidad a corto plazo. Nada que objetar si el mundo fuera una cuenta de resultados. Imaginémoslo. En un lado de la cuartilla: las pérdidas; en el otro, las ganancias. Así de fácil.

Los herederos

Desde luego que el mundo sería más sencillo si la clase política, y, desde luego, nosotros mismos (lo cual es bastante más importante) pensáramos así. De hecho, si no fuera porque un puñado de ricos herederos creyeron en su día en el dadaísmo, en el surrealismo, en el cubismo o el expresionismo, personajes como Picasso, Bracque, Miró, Picabia Magritte o el mismísimo Dalí habrían tenido que quemar sus propios lienzos para seguir pintando y llevarse algo a la boca.

La vanguardia es, por lo tanto, un mal necesario para cualquier sociedad que se precie. Lo que desde luego no es sinónimo de tirar el dinero en un mundo en el que las necesidades abundan, y en el que el sistema fiscal descansa, precisamente, en los asalariados, que en última instancia son quienes soportan los gastos del Estado.

Por eso sorprende que el expediente de regulación de empleo en RTVE -consensuado con los sindicatos, no hay que olvidarlo- haya decidido hacer de su capa un sayo y ni corto ni perezoso haya entrado como un puñal en el corazón de Radio 3. Resulta que los santones de la emisora joven de RNE se jubilan. Y no porque ya no sepan hacer la ‘o’ con un canuto, sino simplemente por el imperdonable error (la verdad es que eso no se hace) de haber cumplido 52 años. Una edad, como se sabe, fronteriza con la senectud. Gentes como Jesús Ordovás, Iñaki Peña, Sabas Martín o Carlos Faraco son hoy las muñecas rotas de nuestro tiempo.

No vayan a pensar que el asunto ha merecido el más mínimo interés por parte de los sindicatos que firmaron el acuerdo. En los mítines del Primero de Mayo hubo todo de improperios contra la política informativa de Telemadrid (la verdad que merecidos), pero nadie revindicó el papel de lo público en Radio 3. Imagino que si al PP en el Gobierno se le hubiera ocurrido liquidar lo mejor de la programación de Radio 3 de una tacada, los gritos se hubieran escuchado en Sebastopol.

¿Y saben ustedes quiénes son las emisoras más beneficiadas? ¡Bingo! Han acertado. Las cadenas de Polanco, Lara, Vocento o los obispos, que estos días están más bonitos que un San Luis ante el horizonte que se les avecina. A eso se le llama defender lo público. ¿Se imaginan que Tele 5 prescindiera por voluntad propia de CSI u Hospital Central? ¿O que Antena 3 cediera los derechos de la Liga de Campeones a TVE 1 en aras de igualar la audiencia? Pues exactamente eso es lo que se está haciendo en Radio 3 con el beneplácito de todos. C´est la vie.

Votar esta noticia

Resultado (556 Votos)

enviar a un amigoimprimir

Opiniones de los lectores (41)

Deja tu comentario

41. Daniel Mijares18/12/2007, 19:02 h.

Gracias a "El Confidencial" por abrir este foro de debate en torno a radio 3. Yo también soy o, mejor dicho, era incondicional de Area Reservada, uno de los mejores programas de la radio musical española de los últimos veinticinco años. Ojalá vuelva.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

40. Perezgarcia18/12/2007, 18:34 h.

Estoy muy molesto con la desaparición de Area Reservada. Aunque Radio 3 siga teniendo buenos programas, no se puede suplir un programa que me ha acompañado durante tiempo. Es una pena que la "radio pública" pierda profesionales como Antonio Fernández que hacen de su trabajo una auténtica delicia.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

39. South Man05/12/2007, 10:53 h.

Efetivamente amigo norteño ahora soy libre y hago lo que quiero(tocar en mi banda de blues)pero ni hablo por boca de explotadores ni me han regalado nada(te parecen pocos 35 años de cotisación?)con 50 tacos inmaginate cuando empece a currar.Lo importante como dice Crispi es que en Radio3 los que se queden nos hagan disfrutar de buena musica y no hechar de menos a los que se han marchado.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

38. Crespi31/10/2007, 13:24 h.

Estoy de acuerdo con Northern. Al final de todo esto, lo de menos son las patadas en el culo, si el ERE es maravilloso para los que se van o incluso si se queda algún "kamikaze". Lo verdaderamente importante es si el nivel de R3 es el mismo que tuvo antes de esta medida.A mi como oyente es lo único que me interesa.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

37. Northern31/10/2007, 12:06 h.

Hay gente que habla por boca de "empresario". Algo le darán a cambio. En Radio 3, por lo que yo conozco, solamente de todos los afectados por el ERE se ha quedado uno y porque le han garantizado su futuro, gracias al influjo sindical. La triste realidad es constatar que la programación de R3 ya no es lo que era (Chema Rey, Ordovás, Iñaki Peña, Antonio Fernández, Jorge Muñoz, etc.). Amigo "sureño": viva tu independencia y sigue disfrutando de tu merecido ERE.

  marcar ofensivo Marcar como ofensivo

El equipo de redacción revisará las opiniones para evitar la difusión de comentarios no apropiados o insultos. El horario del foro es de 07:00 a 23:00 h, con horario restringido a los invitados de 10:00 a 19:00 h. Fuera de ese horario no se incluirán opiniones.

Ver más comentarios    Deja tu comentario

Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial

Auditado por Ojd